7 cosas buenas que te ocurren cuando consumes alimentos fermentados

Gracias a su aporte de microorganismos saludables los alimentos fermentados nos ayudan a cuidar de nuestra digestión, pero también a mejorar nuestra salud cognitiva e incluso a prevenir el envejecimiento prematuro

El consumo de alimentos fermentados es cada vez más popular en el mundo. Aunque para algunos no son tan agradables, se están convirtiendo en un complemento nutricional muy importante.

Estos se obtienen de una serie de técnicas de preparación y conservación que, además de potenciar su contenido de nutrientes, aumentan la presencia de bacterias saludables para el organismo.

Si bien esto implica un cambio en el sabor, olor y textura del alimento, su contenido de microorganismos buenos hace que sean un gran apoyo de las funciones inmunitarias y digestivas.

Además, dado que disminuyen los efectos negativos de los radicales libres, son una gran opción para reducir el riesgo dedesarrollar enfermedades crónicas y envejecimiento prematuro.

Teniendo en cuenta que muchos aún no saben cuáles son sus beneficios, a continuación queremos revelar esas 7 cosas buenas que te ocurren al añadirlos en la dieta.

¡Descúbrelas!

1. Tu digestión mejora

Mejorar la digestion

Los alimentos fermentados son una gran opción para sobreponer las enzimas digestivas que se van perdiendo como parte del proceso de envejecimiento del organismo.

Estas sustancias ayudan a descomponer los alimentos, por lo que mejoran el proceso de absorción de los nutrientes y separan los residuos que no se necesitan.

A su vez, son un gran apoyo para regular el pH del estómago, y disminuyen el riesgo de problemas inflamatorios, gases y exceso de jugos ácidos.

Lee también: Los 7 peores alimentos para tu digestión

2. La flora de tu intestino se regula

Además de apoyar el proceso de digestión de los alimentos, este tipo de productos es ideal para regular el pH de la flora bacteriana que protege el intestino.

  • Sus cultivos vivos de bacterias saludables aumentan la presencia de microorganismos en el colon. Así, mejoran su respuesta frente a los agentes dañinos que pueden afectar la salud.
  • También actúan como apoyo del sistema inmunitario, ya que contribuyen a aumentar la presencia de anticuerpos.

3. Tus huesos se fortalecen

Fortalece los huesos

Durante el proceso de fermentado que atraviesan estos alimentos se incrementa la cantidad de ácido fólico y vitamina B12, dos nutrientes esenciales para mantener unos huesos fuertes y saludables.

  • Su asimilación en el organismo es fundamental para lograr una correcta absorción del calcio y, a su vez, para la prevención de la pérdida de la densidad ósea y enfermedades como la osteoporosis.

4. Evitas los resfriados

Dado que son una gran ayuda para el sistema inmunitario, los fermentados contribuyen a prevenir problemas comunes como los resfriados y las afecciones respiratorias.

  • Los cultivos vivos que se proliferan en el organismo ayudan a mejorar la absorción de vitaminas y minerales, siendo clave para mantener las defensas fuertes y activas.

5. Proteges tu salud cognitiva

Previene las enfermedades neurodegenerativas

Los folatos que concentran estos alimentos son esenciales para hacer el ADN en el cuerpo, lo cual es determinante para un óptimo desarrollo de las células y el cerebro.

  • Estas sustancias protegen la membrana celular y, de paso, mejora la salud del sistema nervioso.
  • Por otro lado, sus aportes de vitaminas del complejo B disminuyen el riesgo de padecer demencia y pérdida de la memoria.

6. Previenes el envejecimiento prematuro

En muchos lugares del mundo consideran que este tipo de alimentos son un “elixir de la juventud”, dado que disminuyen el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas.

Además, constituyen una de las mejores fuentes de enzimas y nutrientes esenciales.

  • Estas sustancias participan en muchos procesos químicos del cuerpo y son claves para reducir el impacto negativo de los radicales libres sobre las células.
  • Esto quiere decir que, ingeridos de forma regular, previenen el envejecimiento prematuro, tanto a nivel interno como en la piel.

Visita este artículo: Un fármaco que puede curar los daños de la radiación y parar el envejecimiento celular

7. Evitas las infecciones urinarias

incontinencia-urinaria

Si bien el consumo de fermentados no es la única medida para evitar las infecciones urinarias, su ingesta regular podría resultar clave para prevenirlas y tratarlas.

  • Sus cultivos vivos ayudan a reducir el nivel de acidez en el cuerpo y, dado que alteran el ambiente que requieren las bacterias para proliferarse, impiden la infección.
  • Por otro lado, cuentan con un interesante efecto antiinflamatorio que puede ser bastante útil para disminuir el dolor y la sensación de ardor al orinar.

¿Incluyes estos alimentos en tu dieta regular? Si aún no te has dado la oportunidad de probarlos, adquiérelos y empieza a disfrutar todas sus bondades.

Eso sí, verifica que sean orgánicos y libres de añadidos químicos para obtener todos sus beneficios.

De hecho, si te animas, busca las recetas para prepararlos y elabóralos en casa con ingredientes naturales.

¡Te encantarán!

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar