7 cosas que debes esperar en tu primera mamografía

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gerardo Paganeli el 14 diciembre, 2018
La edad a la que nos sometamos a nuestra primera mamografía rondará los 40 años, aunque dependerá también de nuestros antecedentes familiares y de nuestro historial médico previo.

Si tienes entre 35 y 40 años, estás por experimentar tu primera mamografía. Entendemos que puedas sentirte nerviosa o ansiosa al no saber qué esperar de este examen. Sin embargo, es primordial no posponerlo ni evitarlo.

Pues, el cáncer de seno es el segundo tipo de cáncer más frecuente en el mundo y el más común entre las mujeres. Sin embargo, si es diagnosticado precozmente, existen muchas probabilidades de cura.

En este sentido, las principales formas de detección son mamografías anuales y exámenes clínicos hechos con un especialista.

Cabe destacar que, las mamografías no se recomiendan a mujeres menores de 45 años. Esto se debe a que su densidad del tejido mamario hace más difícil la interpretación de los resultados. En consecuencia, también dificulta la detección de problemas.

Además, la incidencia de cáncer de seno en esta etapa es mucho menor.

Si estás próxima a tener tu primera mamografía o simplemente quieres informarte al respecto, toma nota de estos consejos.

1. Sentirás una compresión incómoda

Primera mamografía

Para obtener mamografías de alta calidad y exponer lo menos posible al paciente a la radiación, durante el examen de mamas es necesaria una ligera compresión de los senos.

En algunas mujeres esto puede ocasionar dolor y en otras solo una ligera molestia.

Este síntoma no implica nada negativo por sí mismo. Es muy común esta variación de sensaciones, porque cada mujer tiene un umbral de dolor muy individual.

Si sientes dolor, solo recuerda que es por unos minutos y luego habrá pasado.

Quizás te puede interesar: tratamientos que se emplean para combatir los quistes en los senos

2. Evita programar tu primera mamografía días antes de tu menstruación

Preferiblemente, la mamografía debe realizarse durante la segunda y tercera semana del ciclo menstrual. En este período hay menor densidad de tejido glandular de las mamas, lo que ayuda a que el examen sea más detallado y con menos incomodidades.

Además de eso, en el período de la menstruación o en las semanas próximas, los senos suelen estar más sensibles debido a las alteraciones hormonales. Esto puede aumentar la incomodidad y provocar dolor durante el examen.

3. Avisa si tienes implantes de silicona

Si tienes implantes de senos debes notificarlo antes de tu primera mamografía

Las prótesis de silicona pueden interferir en la visualización de las mamas en la radiografía. Por eso es de extrema importancia comunicar al técnico que hará el examen que tienes implantes.

El especialista deberá ajustar las dosis de radiación, de forma que se visualicen mejor las glándulas de los pechos. También te encontrarás con que la posición será un poco diferente, según el tamaño de los implantes.

4. Viste dos piezas de ropa separadas

Normalmente debes quitarte toda la parte superior de la vestimenta y usar una bata desechable que te proveerá el radiólogo para proceder a tu primera mamografía.

Entonces, es mejor evitar piezas únicas, como vestidos o ropas difíciles de retirar.

Lo ideal sería que usaras una camisa abotonada el día del examen, pues es fácil retirarla y colocarla de nuevo. Piensa que el llevar ropa extra o difícil de quitar puede hacer que también pierdas tiempo.

Así, si vas corta de tiempo, viste algo práctico.

5. Evitar algunos cosméticos en las axilas

La paciente no debe pasar ningún tipo de producto en las mamas ni en las axilas en el día del examen.

Podrían producir imágenes en el resultado que confundirían a tu médico. Esto podría influir en que te dé un diagnóstico equivocado.

En este sentido, debemos prestar especial atención con aquellos productos que dejan residuos, como cremas, desodorantes y talcos.

Para evitar cualquier duda, puedes preguntar a tu médico si tu desodorante habitual causa algún problema.

Si vas a realizar tu mamografía por la tarde y no deseas pasar el día sin desodorante, puedes pasar al baño antes del examen y lavar tus axilas. Al terminar vuelve a aplicar desodorante y ya estarás lista.

6. Colócate de forma cómoda

Para tu primera mamografía debes colocarte de forma cómoda en la máquina

En el momento del examen permite que el radiólogo te coloque en la posición correcta y avísale en caso de que te encuentres incómoda.

El posicionamiento de las mamas en el aparato es importantísimo para que toda la glándula sea examinada. Para que esto ocurra de forma correcta, es necesario que la paciente se sienta relajada.

Los especialistas señalan que cualquier cambio de posición durante el examen puede perjudicar el resultado. Por eso debes conversar con el técnico y procurar juntos la mejor posición para tu primera mamografía.

Deberás comunicarle cualquier limitación que puedas tener, como rigidez muscular o dificultades para levantar los brazos, entre otros.

Si de cualquier forma adoptar la posición indicada fuera imposible, que sucede en raros casos, se pueden buscar otros métodos de hacer el examen, como el ultrasonido.

7. Solo el especialista puede explicar los resultados

 Solo el especialista puede explicar los resultados de tu primera mamografía, así que no te apresures a sacar conclusiones anticipadas

Es fundamental que sepas que el radiólogo es el profesional que te va a realizar el examen, pero él no está capacitado para interpretar los resultados.

El radiólogo te puede describir los principales factores hallados en la mamografía utilizando términos específicos para cada tipo de lesión.

Sin embargo, solo tu médico especialista te puede explicar de manera más detallada los resultados. Es importante que no te asustes con cualquier término raro que veas ni que te preocupes de más.

Dale tiempo a tu médico de ver los resultados y explicarte la situación real.

Te recomendamos leer: 4 autoexámenes que podrían salvarte la vida

8. Mantén la tranquilidad durante tu primera mamografía

En tu primera mamografía te puedes sentir ansiosa, nerviosa o confundida. Sin embargo, si quieres tener una óptima calidad de vida, es una realidad de la que no podrás escapar.

Es fundamental prepararte en cualquier momento dentro de los 40 años de edad o antes si tienes algunos factores de riesgo.

Entonces, analiza las cosas que debes esperar en este examen, deja las preocupaciones atrás y discute con tu médico el mejor momento para realizar este procedimiento.

  • CDC, Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades. ¿Qué es una mamografía?. Última modificación de la página el 11/09/2018.
cdc.gov/spanish/cancer/breast/basic_info/mammograms.htm
  • Clínica Internacional. Consejos para la realización de una mamografía. (2016).

clinicainternacional.com.pe/blog/consejos-realizacion-mamografia/

  • Breastcarcer.org. Técnica de la mamografía y tipos de mamografía. Última modificación 17/09/2012.
breastcancer.org/es/sintomas/analisis/tipos/mamografias/tipos