7 cosas que puedes hacer con el papel aluminio y no sabías

Andrea Caillet Bois·
20 Mayo, 2020
Los usos que le puedes dar al papel aluminio son, a menudo, desconocidos. Puedes aplicarlos a tu vida cotidiana para solucionar varios problemas frecuentes. ¡Descubre algunos de ellos!

El papel aluminio tiene varias funciones en la vida cotidiana. Por ejemplo, puede ayudar a conservar los alimentos y hacer diversas tareas en el hogar, incluso contribuir en el lavado y planchado de la ropa.

A continuación, te hablaremos sobre los posibles usos de este elemento y también sobre las precauciones que hay que tener en cuenta durante su manipulación. ¿Listo para tomar nota?

El papel aluminio y sus diversos usos

Los usos tan variados que le puedes dar a este papel van desde devolverle el filo a unas tijeras gastadas hasta poder usarlo para hacer una torta. ¿Cómo es todo esto posible? En primer lugar, debemos comprender algunas de las propiedades que lo hacen tan versátil:

  • Posee tolerancia térmica, dado que soporta tanto las altas temperaturas como el congelamiento.
  • Es conductor de la electricidad y el calor (la parte mate es la que retiene el calor, mientras que la brillante lo rechaza).
  • Es impermeable: no permite el paso del agua ni la humedad.
  • Es maleable y flexible.
Papel aluminio desenrrollado.

Advertencia sobre la toxicidad del papel aluminio

Un uso tradicional para el papel de aluminio es usarlo para envolver alimentos durante su cocción en el horno. Sin embargo, un estudio de 2016 realizado por investigadores de la Universidad Juan Agustín Maza de Argentina detalla que el aluminio puede ser tóxico.

Concretamente, se explica que puede darse una migración de aluminio hacia el alimento, sobre todo ante la exposición al calor. La acumulación de este elemento puede favorecer la aparición de enfermedades crónicas como la insuficiencia renal, la demencia senil o el alzhéimer.

Esta no es la única fuente que describe tales efectos del papel de aluminio. Un estudio de 2012 publicado en el International Journal of Electrochemical Science respalda esta afirmación, a la vez que señala que la Organización Mundial de la Salud considera ‘inaceptables’ los valores de los resultados.

Te puede interesar: ¿Por qué nunca deberías usar papel de aluminio para cocinar?

Posibles usos para el papel de aluminio

Además de lo comentado previamente con relación a su manipulación durante el contacto con alimentos, también debemos considerar que el papel de aluminio no puede reemplazar el tratamiento médico de los problemas que enumeraremos a continuación. Si tienes algún problema de salud, acude al doctor.

1. Aliviar dolores

Una postura errónea al girar el cuello genera dolor.

Sobre este supuesto uso del papel de aluminio, hay diferentes posturas. En primer lugar, como se mencionó antes, la exposición crónica al aluminio —por ejemplo, al usarlo para cocinar o si el agua potable lo contiene— produce respuestas inflamatorias perjudiciales para el cerebro. Esto es confirmado por un estudio publicado en el Journal of Neuroscience Research.

Sin embargo, hay quienes afirman que cierta utilización del papel aluminio podría ayudar a aliviar diversos dolores. Esto se debería a que el calor que genera el cuerpo quedaría por más tiempo en contacto con la piel, debido a que lo atrapa y lo conduce.

Efectivamente, fuentes médicas como Merck Manuals confirman esta aplicación del calor para tratar la inflamación. No obstante, no se habla del calor corporal, sino de una fuente externa, por lo general específicamente diseñada con fines terapéuticos.

En definitiva, se trata entonces de una técnica extendida popularmente, pero sin evidencia que la respalde. A continuación describimos una supuesta forma de uso, pero cabe destacar que se desaconseja recurrir a este procedimiento sin la aprobación previa del profesional.

  • Cortar el papel aluminio y cubrir la zona dolorida.
  • Encima, colocar una venda.
  • Dejarlo actuar por un tiempo prudencial y retirar.

2. Planchar de manera más rápida

Mujer planchando unos pantalones vaqueros.

Con la finalidad de reducir el tiempo de planchado, hay creencias populares que recomiendan colocar el papel aluminio sobre la tabla de planchar y poner encima la ropa. De esta manera, en teoría, podrás planchar ambos lados de la prenda a la vez, ya que el calor será reflejado.

3. Removedor estático para lavar la ropa

Muchas veces la ropa en la lavadora se ‘pierde’. Esto es debido a la electricidad estática que se genera y hace que las prendas se adhieran durante el secado. Otro de los usos destacados popularmente del papel aluminio dice que haciendo tres bolas de papel aluminio y colocándolas en la lavadora se podría eliminar en gran medida la estática, ya que los papeles absorberían las cargas que se liberan durante el lavado.

4. Reparar una conexión de batería

Puede pasar que los controles remotos no funcionen bien a pesar de tener baterías nuevas. Lo que podría suceder es que los resortes que sostienen las baterías se aflojen y no fijen bien después de un tiempo.

Una solución recomendada popularmente es agregar un poco de papel aluminio entre la batería y el resorte. Al ser un buen conductor de la electricidad, este permitiría su paso, lo que podría ayudar a que el control funcione nuevamente.

Es necesario ser sumamente cuidadosos al manejar estos artefactos, ya que las baterías pueden emanar sustancias tóxicas que pueden provocar grandes daños en la salud, según informa un artículo de MedlinePlus.

5. Afilar tijeras

Depende la frecuencia y cantidad de uso, pero no es ningún secreto que las tijeras van progresivamente cortando peor. Mucho más aún si las utilizas para cortar tela o cabello.

Lo que muchas personas recomiendan hacer, entonces, es lo siguiente: coger papel aluminio, doblarlo en tres capas y cortarlo con las tijeras. A medida que vayas cortando, estas deberían ir recuperando el filo, según estas creencias populares.

Lee también: ¿Has usado alguna vez el papel de aluminio en el pelo?

6. Molde para hacer tortas

Bizcocho con nevazúcar sobre molde con papel aluminio.

Si deseas hacer tortas o bizcochos con diferentes formas, como una estrella, un corazón, una pelota de rugby o cualquier idea que ronde por tu cabeza sin gastar dinero en un molde que luego no volverás a usar, no dudes en fabricarlo con el papel aluminio.

Solo ten el cuidado de hacerlo con doble hoja, para darle un poco más de firmeza. Al ser tan buen conductor del calor, tu torta o bizcocho se hará sin problemas y de la forma que más te guste.

7. Sellar una bolsa

Puede llegar a pasar que necesites sellar una bolsa para guardar alimentos y que solo tengas de las comunes. No te preocupes: con una plancha y papel aluminio, puedes fabricar tu propia bolsa con cierre hermético.

Lo único que debes hacer es colocar el aluminio donde desees sellar y pasar la plancha sobre él. En unos segundos tendrás tu propia bolsa con cierre hecha en casa. ¡Pero recuerda ser muy cuidadoso durante la manipulación de estos elementos!

Haz un uso responsable del papel de aluminio

Para concluir, es apropiado remarcar la necesidad de tomar las precauciones debidas para el uso de este elemento. Desde luego, solo los mayores pueden utilizarlo de las formas antes mencionadas, y no se debe dejar que los niños lo intenten.

Finalmente, ten en cuenta que estos usos pueden ayudarte a salir de un apuro, pero no constituyen la solución definitiva a los problemas mencionados. Sobre todo ante problemas de la salud, lo mejor es recurrir a métodos probados y dejarse guiar por profesionales en el tema.

  • Yesica Yamila Corbalán. 2016. Efecto tóxico del aluminio por migración en diferentes preparaciones alimentarias. Universidad Juan Agustín Maza, Mendoza. http://repositorio.umaza.edu.ar/bitstream/handle/00261/615/CA_Poster_Salud_Corbalan_2016.pdf?sequence=1
  • Loreto Suay Llopis y Ferran Ballester Díez. REVISIÓN DE LOS ESTUDIOS SOBRE EXPOSICIÓN AL ALUMINIO Y ENFERMEDAD DE ALZHEIMER. Escola Valenciana d'Estudis per a la Salut (EVES). Unidad de Epidemiología y Estadística. Consellería de Sanidad. Generalitat Valenciana. https://www.scielosp.org/article/resp/2002.v76n6/645-658/es/#
  • Bassioni, Ghada & Mohammed, Fathia & Al Zubaidi, Isam & Kobrsi, Issam. (2012). Risk Assessment of Using Aluminum Foil in Food Preparation. International journal of electrochemical science.
  • Campbell, A., Becaria, A., Lahiri, D., Sharman, K. and Bondy, S. (2004), Chronic exposure to aluminum in drinking water increases inflammatory parameters selectively in the brain. J. Neurosci. Res., 75: 565-572. doi:10.1002/jnr.10877
  • Alex Moroz. 2017. Treatment of Pain and Inflammation. Merck Manuals. https://www.merckmanuals.com/home/fundamentals/rehabilitation/treatment-of-pain-and-inflammation#v713703
  • Intoxicación con pilas. MedlinePlus. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/002805.htm