7 cosas que puedes hacer con el papel aluminio y no sabías

Los usos que le puedes dar al papel aluminio son tantos y tan variados que no podrás dejar de sorprenderte y aplicarlos a tu vida cotidiana. Descubre los 7 mejores.

El papel aluminio tiene varias funciones en la cocina. Nos ayuda en la cocción de algunos alimentos y también nos permite que duren más tiempo.

Su uso, por lo tanto, es cada vez mayor. Sus finas hojas hacen que este flexible material pueda ser moldeado y cubra multitud de objetos con mucha facilidad.

Entre las principales funciones que tiene, está la de proporcionar un aumento en la vida de consumo de los alimentos, ya que actúa como una barrera que impide el paso de la luz (que degrada las grasas), los olores, las bacterias y, fundamentalmente, hace que no gane o pierda humedad según se necesite. También se usa para cocinar verduras, pescados e infinidad de alimentos.

El papel aluminio y sus diversos usos

No obstante, presenta otras muchas aplicaciones. Es tanta la cantidad de propiedades que posee que le puedes dar usos tan variados que van desde devolver el filo a unas tijeras gastadas hasta poder usarlo para aliviar dolores articulares.

Las principales propiedades que lo hacen tan versátil son:

  • Tolerancia térmica, dado que soporta tanto las altas temperaturas como el congelamiento.
  • Es conductor de la electricidad y el calor.
  • Higiénico.
  • Impermeable, no permite el paso del agua ni la humedad.
  • No es tóxico.
  • Resiste la corrosión.

Lee también: Ideas creativas con vasos iluminados

1.- Aliviar dolores

Posee un gran poder antiinflamatorio, por lo que ayuda a aliviar numerosos dolores. Esto lo puede hacer ya que el calor que genera el cuerpo queda por más tiempo en contacto con la piel debido a que lo atrapa y lo conduce.

Una postura errónea al girar el cuello genera dolor.

Lo puedes aplicar en cualquier zona del cuerpo y da resultado en múltiples dolencias articulares, musculares e incluso en cicatrices. Para ello deberás:

  • Cortar el papel aluminio y cubrir la zona dolorida.
  • Encima, colocar una venda.
  • Dejar actuar toda la noche.
  • Repetir durante 12 días.

2.- Planchar de manera más rápida

Mujer planchando unos pantalones vaqueros.

Si deseas reducir el tiempo de planchado para emplearlo en otra tarea, lo único que debes hacer es colocar el papel aluminio sobre la tabla de planchar y poner encima la ropa. De esta manera podrás planchar ambos lados de la prenda a la vez, ya que el calor será reflejado.

3.- Removedor estático para lavar la ropa

Muchas veces la ropa en la lavadora se “pierde”. Esto es debido a la electricidad estática que se genera y hace que las prendas se adhieran durante el secado. Aunque no lo creas, haciendo tres bolitas de papel aluminio de 5 cm de diámetro cada una y colocándolas en la lavadora obtendrás dos resultados increíbles:

  • Eliminarás por completo la estática, ya que absorben las cargas que se liberan durante el lavado.
  • La ropa se secará más rápido.
Lavadora en marcha.

4.- Reparar una conexión de batería

Puede pasar que los controles remotos no funcionen bien a pesar de tener baterías nuevas. Lo que sucede es que después de un tiempo los resortes que sostienen las baterías se pueden aflojar y no fijan bien.

La solución es agregar un poquito de papel aluminio entre la batería y el resorte. Al ser un buen conductor de la electricidad permitirá el paso de la misma, lo que hará que el control funcione a la perfección.

5.- Afilar tijeras

Depende la frecuencia y cantidad de uso, pero no es ningún secreto que las tijeras van progresivamente cortando peor. Mucho más aún si las utilizas para cortar tela o cabello. Lo que debes hacer, entonces, es lo siguiente: coger papel aluminio, doblarlo en tres capas y cortarlo con las tijeras. A medida que vayas cortando notarás que irán recuperando el filo.

Ver también: 3 lámparas que puedes hacer con materiales reciclados

6.- Molde para hacer tortas

Si deseas hacer tortas con diferentes formas, como una estrella, un corazón, una pelota de rugby o cualquier idea que ronde por tu cabeza, y no deseas gastar dinero en un molde que luego no volverás a usar, no dudes en fabricarlo con el papel aluminio.

Solo ten el cuidado de hacerlo con doble hoja para darle un poco más de firmeza. Al ser tan buen conductor del calor, tu torta se hará perfecta y de la forma que más te guste.

7.- Sellar una bolsa

Puede llegar a pasar que necesites sellar una bolsa para guardar alimentos y que solo tengas de las comunes. No te preocupes, con una plancha y papel aluminio puedes fabricar tu propia bolsa con cierre hermético.

Lo único que debes hacer es colocar el aluminio donde desees sellar y pasar la plancha sobre él. En unos segundos tendrás tu propia bolsa con cierre hecha en casa.

¿Qué te han parecido estos usos del papel aluminio? ¡El día menos pensado te sacarán de un apuro!