7 cosas que los chicos odian en la cama

17 mayo, 2018
Existe el pensamiento generalizado entre las mujeres de que a los hombres el sexo siempre le viene bien, pero hay cosas que los chicos odian en la cama y a la cuales hay que prestarles atención para no aburrirlos

Que el sexo masculino se entrega con mayor facilidad a los placeres del sexo es un hecho en el que todas estamos de acuerdo. A menudo, nos encontramos conversando con amigas de que ellos son, en gran medida, más pasionales que afectuosos. Pero, no todo da igual para que realmente disfruten del encuentro y hay cosas que los chicos odian en la cama.

Ciertas conductas que suele tener su compañera con relación al acto sexual, verdaderamente les molesta. Tal vez, no siempre lo expresen para evitar caer en discusiones de pareja, aunque su predisposición se ve modificada.

Las posibles consecuencias son que lo hagan sin ganas o que comiencen a pensar en otras alternativas para cumplir sus fantasías.

7 cosas que los chicos odian en la cama

1. La pasividad

Se trata de las mujeres que se limitan a estar quietas para que ellos hagan todo el trabajo sin participar de manera activa en el juego de roles. Cada vez que van a la cama, ellas esperan y se dedican a recibir las caricias, los besos y lo que el caballero decida. Una actitud de frialdad que termina con el deseo de cualquiera.

Hay que tener presente que el sexo es un punto de encuentro donde la pareja se une para ser feliz y conectar emocionalmente. Si ellos quisieran una muñeca, se la comprarían y se evitarían la decepción.

2. Siempre con la luz apagada

Los chicos odian en la cama que sus mujeres no se dejen ver y se limiten al sexo solo con luz apagada o, en su defecto, cubiertas. Los estímulos visuales son fundamentales para la mejor excitación masculina. Pero por culpa de la inseguridad, hay mujeres que suelen ocultar esos momentos que ellos tanto anhelan y terminan por ser aburridos.

Si han llegado juntos hasta allí es porque lo desean y se gustan tal como son. La vergüenza, por ciertas imperfecciones del cuerpo o las expresiones faciales durante el placer, no deben ser una barrera.

Los chicos odian en la cama la luz apagada.

3. Falta de propuestas

Que las chicas jamás tomen la iniciativa o los sorprendan con alguna propuesta indecente, también los irrita. Sienten que ellas no tienen un verdadero interés o atracción sexual por su hombre. Resulta agotador ser los que siempre están buscando el momento para intimar.

Si no desean que el sexo se vaya perdiendo con el tiempo, hay que tener otra participación también en las previas. Buscarlo, seducirlo y provocar situaciones nuevas es la mejor idea para mantener una relación viva.

4. Hablar sobre los problemas cotidianos

Las conversaciones o, mejor dicho, los monólogos sobre las cosas que hay que reparar en el hogar o el comportamiento de los niños, baja la libido de inmediato. Están allí tratando de relajarse para compartir un rato placentero y los problemas deben quedar detrás de la puerta.

Para conversar hay otros ambientes más propicios en los que, incluso, habrá más posibilidad de llegar a las soluciones. Hacerlo durante un coito solamente traerá mayores complicaciones y desinterés.

Conoce: ¿Por qué es importante de estar relajada en el sexo?

5. Hacer comparaciones con los ex

Si hacer una comparación con una relación pasada cualquier día es tedioso, durante el sexo es un acto fatal. Todas las personas se ven afectadas en su autoestima o en la confianza hacia su pareja cuando es comparada. Cada ser humano es único y si algo no les gusta, o consideran podría mejorar, hay que plantearlo sin poner como ejemplo al ex.

La necesidad de hablar durante un encuentro íntimo suele hacerse imperiosa, piensen las palabras adecuadas para esa ocasión. La temática debe ir en concordancia con las acciones para no destruir el clímax.

6. Ocultar información

Los chicos odian en la cama tener que adivinar los gustos de su amante y no recibir ninguna señal al respecto. Hablar abiertamente sobre sus fantasías sexuales ayuda a los muchachos a ir por el camino correcto. Generalmente, se sienten más atraídos por mujeres que sueñan con nuevas experiencias y aman ser ellos quienes se las cumplan.

Si no tienen esos datos es imposible que logren un encuentro en el que ambos salgan felices. Es posible que aparezcan, más adelante, los reproches o las quejas que claramente son infundadas.

Pareja aburrida.

7. Negación a otras posturas

La rutina intenta invadir diversos ámbitos en las parejas y está en los integrantes no darle lugar. Sin embargo, algunas mujeres no logran escapar de ciertos tabúes y se niegan rotundamente a experimentar con su hombre. Algunas no admiten el sexo oral entre ellos por considerarlo asqueroso o inmoral. Otras al sexo anal, y así se pueden enumerar cientos de posiciones reprimidas.

Te puede gustar