7 cosas que nadie te dice de tu período menstrual

Nuestro período menstrual es algo natural, por lo que tampoco debemos magnificarlo. Aprender a convivir con él puede facilitarnos mucho las cosas a la hora de organizar “esos días”

Si bien muchas mujeres se disgustan cuando su período menstrual arruina sus planes, puede ser una preocupación cuando no da señales de su llegada a tiempo.

Como seguramente ya sabrás, el período menstrual varía de acuerdo a cada persona.

Por supuesto, la experiencia varía según cada quien. Para unas mujeres puede ser difícil el proceso de cargar con esta tortuosa bendición.

Sin duda, hay mucho que hablar sobre el tema, pero existen unas cuantas cosas de las que nadie te hablará sobre tu período menstrual y es mejor que las conozcas.

1. Puede ser tu mejor amigo

mujer-necesitando

Cuando tu período menstrual se ausenta puede ser una muy mala señal. Algunos de las posibilidades son:

  • Aquella noche en la que te pasaste de copas y a la mañana siguiente despertaste en el apartamento de un chico y no recuerdas si usaste o no protección.
  • Si descubriste que tu pareja estaba teniendo una aventura con otra chica durante el último año al mismo tiempo que te das cuenta de que tienes unas semanas de retraso.

En este tipo de situaciones, básicamente, que tu período menstrual marche como los engranajes de un reloj puede ser lo mejor del universo.

Nuestra recomendación es que siempre tengas tus precauciones al tener relaciones sexuales. No obstante, sabemos que en alguna ocasión puede surgir algún imprevisto.

Lee también: 7 cosas que debes evitar hacer durante tu periodo menstrual

2. También puede ser tu peor enemigo

Cuando comienzas a hablar con tu pareja sobre tener hijos, que te llegue tu período menstrual puede ser, por mucho, lo peor del mundo en su momento.

Todo esto debido a que te deja un mensaje muy claro y desilusionador: “no estás embarazada.

Ahora no te quedará otra que esperar 28 largos días más con la esperanza de no volver a ver tu período desde el siguiente mes hasta por un buen largo tiempo.

3. Casi siempre vendrá en el peor momento posible

Boda

Cuando estás preparándote para la fiesta de pijamas por el cumpleaños de tu mejor amiga, cuando sales de vacaciones y estás por viajar con tus compañeros de clase o cuando estás por ponerte el vestido blanco para caminar hacia el altar y dar el gran salto hacia el “sí”.

Tu amiga la menstruación puede hacer que reconsideres confirmar tu asistencia, pero ella definitivamente asistirá a tu evento especial aunque tú no le hayas pasado carta de invitación.

La realidad es que tu período no tiene por qué afectar todos estos planes.

A menos que te enfrentes a problemas médicos que ocasionen períodos muy severos o dolorosos, la mayoría de las veces no representa ningún problema.

4. Llegará el momento en el que tendrás la necesidad de pedir prestado un “innombrable”

Este es un momento en la vida de toda chica que llega tarde o temprano, cuando llega la menstruación y se ve atrapada con los pantalones en los tobillos.

A cualquiera le puede pasar: imagina que cambias de bolso, olvidaste comprar tus toallitas favoritas cuando estabas en la tienda, o incluso, prestaste la última a una amiga en apuros.

A tu período menstrual no le va a importar y llegará de todos modos. Es aquí cuando vas a tener que ir en una misión de reconocimiento para lograr tu “objetivo”.

5. Te ayudará a vincularte con otras mujeres

mujeres-caminando

Bien sea compartiendo los detalles de aquella vez que tu período menstrual te causó problemas durante alguna clase, o ahogando tus penas menstruales con una buena bebida y pizza mientras veis vuestra serie de televisión favorita.

También cuando nos toca secar las lágrimas de la amiga que está tratando de tener un bebé, la menstruación tiene muchas formas de unir a las mujeres.

Los períodos menstruales son un vínculo que solo las mujeres compartimos y entendemos. Y, para bien o para mal, la menstruación te da una base para reír y, de vez en cuando, llorar juntas.

6. No es nada parecido a lo que los comerciales te sugieren

Tenemos serias dudas con respecto a que la mayoría de las mujeres estén saltando en un trampolín, escalando una montaña, bailando alrededor de una fogata con pantaloncillos blancos. Y mucho menos cuando el período menstrual llega.

Sin embargo, tampoco se trata de que te quedes postrada en una cama tan quieta como una momia cuando llega tu período.

Aunque se ha avanzado mucho desde que en la época los antiguos romanos cuando las mujeres utilizaban tampones de lana, aún existe la posibilidad de tener fugas en momentos inoportunos.

Los accidentes con el hilo de tu tampón que cuelga entre tus piernas cuando llevas un bikini también te puede hacer pasar una gran vergüenza.

Visita este artículo: Un grupo de artistas devuelven la feminidad a estas mujeres

7. Llegará el último día de tu período menstrual

menopausia

Esto es probablemente lo más importante que debes recordar sobre tu período menstrual: un día va a desaparecer, sin avisar y para siempre.

Quizás ahora que te ves acurrucada en la cama con una cobija térmica, con una caja de pastillas para los cólicos menstruales y una caja de bombones, esto te parece una noticia realmente increíble.

Sin embargo, no es tan buena noticia cuando estás rondando los 40 y tantos y comienzas a sentir que se van acercando los sofocos, el bajo apetito sexual y otros de los síntomas del gran catálogo que viene junto con la menopausia.  

Categorías: Curiosidades Etiquetas:
Te puede gustar