7 cosas que nunca debes tolerar en tu relación de pareja

Carolina Betancourth · 27 junio, 2017
Es fundamental aprender a identificar estas conductas tóxicas desde el principio de la relación y no pasarlas por alto, ya que se pueden convertir en una constante y destruirnos psicológicamente

Existen cosas que nunca debes tolerar en tu relación. Cuando tomamos la decisión de tener una pareja buscamos construir una experiencia llena de emociones y felicidad. La atracción y el cariño que tenemos por esa persona nos impulsan a ser mejores. Así, con el tiempo, nos permite sentir que una parte de nosotros está completa.

No obstante, sabemos que en algún momento tenemos que afrontar situaciones difíciles que, aunque algunas veces fortalecen los lazos, también pueden determinar si en verdad queremos continuar con esta aventura llamada amor. 

Aunque los altibajos son normales, hay que saber identificar algunas conductas que nunca debes tolerar en tu relación de pareja.

Los “depredadores emocionales” están por doquier y, por desgracia, muchas veces caemos en su juego hasta llegar a situaciones lamentables.

Por esta razón, hoy queremos mostrarte 7 cosas que nunca debes tolerar en tu relación si no quieres acabar perjudicado.

¡Descúbrelas!

1. Control

pareja-controladora

Cuando aceptas tener una relación deseas compartir tu vida con esa persona, pero no aceptas que esta se apodere por completo de ti.

  • Si permites que te diga qué hacer o no, cómo vestir o con qué amistades compartir, es probable que, con el tiempo, piense que tiene todo el control sobre tus decisiones.
  • Continuar con este tipo de relación puede destruir tu autoestima y la libertad que tienes para desarrollar tu propia personalidad.

Ver también: La autoestima, clave para nuestra felicidad

2. Agresividad

¡Ojo! Sea hombre o mujer, los comportamientos agresivos, físicos o emocionales, se deben rechazar por completo. No importan las circunstancias en las que se presenten, son cosas que nunca debes tolerar en tu relación.

  • Los ataques verbales, los empujones y, en el peor de los casos, los golpes, son motivos suficientes para decidir que esa persona no debe estar en tu vida.
  • Si alguien ataca tu integridad porque no le agradan algunas cosas de tu vida, o porque cree que así solucionará los problemas, las cosas pueden terminal mal.

Estas parejas son bastante manipuladoras. Dado que conocen tus debilidades, buscarán el modo de convencerte de que continúes a su lado.

3. Falta de confianza

Falta de confianza

Una de las principales virtudes de toda relación de pareja es la confianza. Este ingrediente permite que ambos se sientan seguros de la persona que tienen al lado y, aunque no siempre puedan estar juntos, les hará saber que se tienen el uno al otro.

  • La falta de esta cualidad, ya sea en ambos o solo en uno, conducirá a celos asfixiantes y continuas discusiones.

4. Chantaje emocional

Las personas que tienden a manipular a sus parejas suelen analizar profundamente sus emociones para chantajearlas a través de estas.

Por lo general, buscan construir un concepto de amor tóxico, en el cual todas sus acciones y comportamientos son válidos porque “te ama”.

  • Es muy importante demostrar fortaleza ante sus chantajes, ya que cualquier muestra de debilidad le permitirá sentir controla la situación.

5. Burlas sobre el físico

Burlas sobre el físico

Todos tenemos defectos físicos que, de alguna manera, nos pueden hacer sentir acomplejados e inseguros. Esto sucede tanto en las relaciones de pareja como en el entorno social.

Sin embargo, cuando compartimos nuestra vida con alguien, buscamos que nos ayude a fomentar nuestra autoestima y autoconfianza.

  • Si una pareja se burla de tu cuerpo, te presiona por tu peso o busca destruirte recalcando tus defectos, déjala.
  • No estás en la obligación de cumplir con estereotipos de belleza, mucho menos para complacer a otro.

6. Mentiras

Las mentiras son un fallo importante que nunca debes tolerar en tu relación de pareja. Además de afectar la confianza, pueden volverse una herramienta de manipulación.

Si bien a veces es inofensivo decir una que otra mentirijilla piadosa, convertirlo en una forma de vida puede destruir por completo la relación.

Las mentiras se suelen interpretar como infidelidades y, cuando son recurrentes, son el detonante para darte cuenta de que esa persona no es quien dice ser.

Te recomendamos leer: 8 mentiras que las personas felices se niegan a creer

7. Desprecios

Desprecios

Por triste que parezca, hay quienes dan todo por hacer feliz a su pareja y, a cambio, reciben desprecios.

Si tu pareja no valora tus detalles, busca que te sientas inferior o intenta ridiculizarte ante otras personas, lo mejor es que la dejes lo antes posible.

Dejar que tenga este tipo de comportamientos lo hará sentir superior y con el derecho de atacarte cada vez que lo desee.

¿Identificas alguna de estas conductas en tu pareja? ¡Cuidado! No permitas que la situación te tome ventaja, porque te puedes lamentar.

Tu relación debe ser respetuosa y te debe brindar todos los componentes necesarios para sentirte feliz.

  • Laca Arocena, FA, Mejía Ceballos, JC. DEPENDENCIA EMOCIONAL, CONSCIENCIA DEL PRESENTE Y ESTILOS DE COMUNICACIÓN EN SITUACIONES DE CONFLICTO CON LA PAREJA. Enseñanza e Investigación en Psicología [Internet]. 2017;22(1):66-75. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=29251161006
  • Márquez Otero, X. Ni contigo ni sin ti: la pareja irrompible. Revista Intercontinental de Psicología y Educación [Internet]. 2005;7(2):27-42. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=8027020
  • Pacheco, Belem Medina, García, Claudia Reyes, & Zepeda, Tamara M. Villar. (2009). La confluencia en la relación de pareja como limitante para el crecimiento personal: una visión gestáltica. Revista Mal Estar e Subjetividade9(4), 1103-1119. Recuperado em 01 de dezembro de 2018, de http://pepsic.bvsalud.org/scielo.php?script=sci_arttext&;pid=S1518-61482009000400003&lng=pt&tlng=es.
  • Pazos Gómez, M, Oliva Delgado, A, Hernando Gómez, Á. Violencia en relaciones de pareja de jóvenes y adolescentes. Revista Latinoamericana de Psicología [Internet]. 2014;46(3):148-159. Recuperado de: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=80533065002