7 cosas que debes saber sobre las copas menstruales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Bernardo Peña el 26 noviembre, 2018
Higiénicas, cómodas y económicas a largo plazo. Las copas menstruales se han convertido en la solución perfecta para muchas mujeres durante la menstruación.

Las copas menstruales fueron inventadas en los últimos años del siglo XIX y han tenido grandes cambios. Se les ha fabricado con toda clase de materiales buscando la máxima comodidad de quienes las usan.

En los últimos años, las copas menstruales se han vuelto amigas inseparables de quienes buscan ayudar al medio ambiente y ahorrar dinero. ¿Quieres saber más? Sigue leyendo.

El período menstrual es uno de los acompañantes más seguros que tendrás si eres mujer. Desde que llega la adolescencia hasta tu menopausia, vivirás con él cada mes. Esto puede significar un gasto excesivo en toallas o tampones, por lo que hoy te queremos hablar de las copas menstruales.

1. ¿Qué es una copa menstrual?

Copas menstruales

La copa menstrual es un elemento que se puede usar en lugar de los tampones o las toallas sanitarias habituales. Son pequeños recipientes que acumulan el fluido menstrual y pueden permanecer dentro de tu cuerpo un máximo de 12 horas.

Las copas menstruales más modernas se fabrican con silicona en grado médico o látex. Las mujeres que tienen alergia al látex deben optar por las fabricadas con silicona para evitar problemas médicos.

Te recomendamos leer: La copa menstrual, alternativa a los tampones

2. ¿Cómo se usan las copas menstruales?

Para introducirlas es importante que tomes tu tiempo e identifiques cuál es el método que mejor funciona para ti. Te llevará un par de intentos antes de descubrir tu técnica para que quede bien adaptada a tu cuerpo. Esto es muy normal y no debes preocuparte ya que la práctica hará el proceso más fácil.

Pasos a seguir

  • A diferencia de los tampones o las toallas sanitarias que absorben el flujo menstrual, las copas menstruales lo recogen y evitan que salga de tu cuerpo.
  • Para esto, solo necesitas insertar la copa en la vagina y dejarla ahí entre 8 y 12 horas, dependiendo de su capacidad.
  • Pasando este tiempo basta con sacar y vaciar la copa. Para mantener la higiene es recomendable lavarla con agua limpia antes de introducirla nuevamente.
  • En caso de que no puedas hacer este paso, no hay mayor problema. Tan solo recuerda lavarla la siguiente vez.

3. Razones para elegir a las copas menstruales

Copas menstruales

  • Las puedes usar hasta 10 años. Mientras que las toallas sanitarias y los tampones te obligan a comprar nuevos productos cada mes, las copas menstruales son reutilizables durante 10 años. Esto significa que ahorrarás mucho dinero en productos de higiene femenina, ayudarás al medio ambiente y estarás muy cómoda.
  • Tienen una gran capacidad. ¿Te preocupan los accidentes? ¿Sueles tener flujo abundante? En ese caso debes saber que las copas menstruales tienen mayor capacidad que un tampón o toalla femenina. Un tampón absorbe unos 5 ml y una toalla sanitaria 10 ml, mientras que la copa tiene una capacidad de 30 ml.

Riesgos muy bajos

  • Los accidentes son muy improbables. Debido a que las copas menstruales se fabrican con silicona o látex tienen la capacidad de adaptarse al cuerpo de forma muy suave. Por ello, podrás realizar cualquier actividad física o deportiva sin problema alguno.
  • La probabilidad de presentar alguna reacción adversa es mínima. Un temor muy común al usar toallas o tampones son las infecciones, algo que no pasa con las copas menstruales.
  • De lo único que debes asegurarte es de no usar materiales a los que seas alérgica. Un pequeño porcentaje de mujeres son alérgicas al látex, si es tu caso procura usar una copa menstrual de silicona.

4. Las copas menstruales son económicas

Puedes adquirir una copa menstrual por un precio que puede oscilar entre 20 y 60 euros, dependiendo del lugar. Suelen venir acompañadas de una bolsa de tela en la cual deberás guardarla cuando no la uses.

Si tomas en cuenta que las copas de calidad media pueden durar hasta 5 años y las de buena calidad hasta 10 años, este precio es muy económico. Vale mucho la pena.

5. Es fácil el mantenimiento de las copas menstruales

Copas menstruales

Los materiales con los que se fabrican las copas menstruales son de fácil lavado y mantenimiento:

  • Al inicio del período menstrual. Cuando vas a usar la copa menstrual y es nueva o va a empezar tu período menstrual, debes sacarla de la bolsa y dejarla en agua hirviendo de 3 a 5 minutos. Este procedimiento eliminará cualquier residuo o elemento contaminante. Luego ya podrás usarla sin problemas.
  • Durante tu período es importante que enjuagues tu copa menstrual cada vez que la vacíes. Puedes usar solo agua del grifo.
  • Cuando termine tu período lava de nuevo la copa menstrual. Si lo deseas puedes usar jabón neutro y agua corriente. Debes asegurarte de que queda bien limpia. Luego la guardas en la bolsa de tela que venía en el paquete y la dejas en un lugar ventilado, fresco y seco.

Ver también: Recomendaciones para cuidar la zona íntima en verano

6. Hay copas menstruales de varios tamaños

Cada mujer es distinta, y cuando se trata de higiene femenina debes elegir el producto adecuado. En el caso de las copas menstruales encontrarás que hay varios tamaños. Las más pequeñas son apropiadas para mujeres que no han tenido hijos mientras que las de tamaño grande son para mujeres con hijos.

Esto se debe a que, después de un parto, la vagina cambia un poco de tamaño. Antes de comprar tu copa menstrual investiga los distintos tamaños y características de cada una.

7. Algunas copas menstruales te permiten tener sexo sin problemas

Algunas copas menstruales te permiten tener sexo sin problemas

Debido a que las copas menstruales van dentro de la vagina, algunas mujeres sienten temor de tener relaciones sexuales. El primer pensamiento puede ser que la copa se meterá y no podrás sacarla, pero debes saber que no es así.

Están fabricadas para estar en una determinada zona del cuerpo y no van más allá. Simplemente su tamaño no lo permite.

Si lo que te preocupa es que tu pareja sienta incomodidad al momento de estar juntos, debes saber que algunas copas menstruales están diseñadas para no ser notadas en ese momento. Además, los materiales con que se fabrican son muy suaves y flexibles por lo que tu pareja ni siquiera la notará.

Como puedes ver, las copas menstruales son una opción que te da grandes ventajas en comparación con otros productos. ¡Pruébalas!

  • Stewart, K., Powell, M., & Greer, R. (2009). An alternative to conventional sanitary protection: Would women use a menstrual cup? Journal of Obstetrics and Gynaecology. https://doi.org/10.1080/01443610802628841
  • Juma, J., Nyothach, E., Laserson, K. F., Oduor, C., Arita, L., Ouma, C., … Phillips-Howard, P. A. (2017). Examining the safety of menstrual cups among rural primary school girls in western Kenya: Observational studies nested in a randomised controlled feasibility study. BMJ Open. https://doi.org/10.1136/bmjopen-2016-015429
  • North, B. B., & Oldham, M. J. (2011). Preclinical, Clinical, and Over-the-Counter Postmarketing Experience with a New Vaginal Cup: Menstrual Collection. Journal of Women’s Health. https://doi.org/10.1089/jwh.2009.1929