7 cuidados básicos para la higiene de los ojos

Los hábitos de higiene de los ojos son medidas sencillas que se pueden incorporar en la rutina como preventivo del estrés visual y algunas enfermedades

La exposición continua a los dispositivos electrónicos, las toxinas y muchas otras partículas ambientales inciden de forma negativa en la salud visual. Aunque hay otros factores relacionados, una mala higiene de los ojos puede ser el motivo por el cual se desarrollan enfermedades.

Dado que los síntomas de estos problemas no se manifiestan de manera contundente en sus etapas iniciales, es difícil obtener un diagnóstico oportuno. De hecho, la mayor parte de las veces se detectan cuando están en un nivel avanzado o irreversible. ¿Cuáles son las medidas para evitar el deterioro visual?

A pesar de que algunas personas lo pasan por alto, son muchos los cuidados que se pueden incorporar en la rutina para proteger los ojos. Lo más importante es empezar a aplicarlos de manera recurrente, inclusive cuando se cree que no hay factores de riesgo. ¡Descúbrelos!

Cuidados para la higiene de los ojos que todos deben aplicar

La salud visual se puede ver afectada por el proceso de envejecimiento, infecciones, lesiones o problemas médicos como la diabetes. Asimismo, puede desarrollar ciertas anormalidades por alteraciones genéticas o deficiencias nutricionales. ¿Cómo protegerla contra estos factores?

Si bien hay patologías cuyas causas no se pueden controlar, es bueno conocer esos hábitos de higiene de los ojos que minimizan los riesgos. A continuación repasamos en detalle los más importantes para que no dudes en ponerlos en práctica de ahora en adelante.

1. Hacer un examen visual completo

Un test de ojos podría detectar el Parkinson

Una de las principales medidas para proteger la salud de los ojos es solicitar un examen visual completo con dilatación de las pupilas. A veces las personas están seguras de tener una buena salud visual, ignorando pequeños síntomas que alertan las etapas iniciales de una enfermedad.

La única manera de lograr el diagnóstico oportuno de alguna anormalidad es con este tipo de pruebas. Por lo tanto, aunque pareciese que todo está en buen estado, lo ideal es solicitar chequeos regulares, como mínimo, una vez al año.

2. Lavar las manos constantemente

Algo tan sencillo y básico como lavar las manos varias veces al día puede ayudar a proteger los ojos contra muchas enfermedades.

Cabe señalar que las manos están en contacto con muchas superficies llenas de bacterias; por ende, pueden ser la vía para infecciones y molestias visuales.

3. Seguir una dieta saludable

 

La nutrición y la higiene de los ojos van de la mano. Una alimentación balanceada que contenga vitamina A y antioxidantes puede minimizar el deterioro de las membranas. De hecho, además de estas sustancias, se recomienda que contenga ácidos grasos omega 3, vitamina E y minerales.

La adecuada asimilación de todos estos nutrientes reduce el riesgo de cataratas, degeneración macular y afecciones de la edad. Además, ayuda a paliar los síntomas del estrés visual y crea una barrera contra el impacto de los rayos solares.

4. Mantener un peso sano

¿Qué tiene que ver el peso corporal con la salud visual? ¡Mucho! Aunque a simple vista parece que no se relacionan, los problemas de sobrepeso y obesidad aumentan el riesgo de deterioro ocular.

Ambas condiciones pueden causar diabetes, pérdida de la visión o glaucoma.

5. Evitar el cigarrillo

 

Las toxinas que contiene el cigarrillo no solo dañan la salud pulmonar. De hecho, a mediano y largo plazo son las responsables del daño al nervio óptico, aparición de cataratas y degeneración macular.

Es primordial abandonar el hábito de fumar y evitar a toda costa su humo.

6. Utilizar gafas solares

Lucir gafas solares no es una simple moda, es una necesidad.

El uso constante de este accesorio es una buena medida de higiene de los ojos. Este se encarga de brindar una barrera protectora contra el impacto que producen los rayos ultravioletas y las toxinas ambientales.

7. Dejar que los ojos descansen

Ejercicios para la salud de tus ojos.

Las personas que pasan demasiado tiempo en frente de la computadora o cualquier dispositivo deben adoptar algunas medidas de descanso. Fijar la vista por mucho tiempo hacia un mismo punto desencadena resequedad y estrés visual.

  • Lo mejor es tratar de hacer algún ejercicio de relajación cada 20 minutos. Esto implica descansar un par de minutos de las pantallas y parpadear en distintas direcciones para relajar la visión.
  • Asimismo, se deben regular las luces de las pantallas y la iluminación general del sitio de trabajo.

¿Aún no le prestas atención a la salud de tus ojos? Como puedes notar, es muy importante seguir algunos cuidados. Aunque no todos tienen sensibilidades o problemas que indiquen un deterioro de la vista, es fundamental seguir estas recomendaciones para no tener complicaciones futuras.

Te puede gustar