7 curiosidades sobre los sueños

Valeria Sabater·
27 Septiembre, 2020
Los olores pueden influir en la calidad de nuestros sueños. Asimismo, en esas épocas en que estamos más inquietos y estresados, las pesadillas serán más recurrentes.

El mundo de los sueños siempre ha suscitado un gran interés, tanto por parte de los científicos como por parte de las personas de a pie. 

Algunos suponen que es un apartado inconsciente en el que el cerebro reorganiza ideas, recuerdos y en el que muestra una gran actividad. Así, los sueños encierran toda una serie de curiosidades que te encantará conocer.

1. ¿Por qué no recordamos todos nuestros sueños?

conciliar-el-sueño

Seguro que muchas veces te levantas por la mañana con la sensación de haber soñado algo agradable o desagradable, pero eres incapaz de recordar con detalle de qué se trataba. Es algo habitual.

Los sueños se suceden uno tras otro sin que el cerebro tenga ocasión de asentar el recuerdo, solo la emoción. De ahí que solo tengamos esa sensación de angustia o de placer.

Sin embargo, es curioso saber que aquellas personas que se despiertan muchas veces durante la noche son las que más recuerdan sus sueños. Así lo explica una investigación publicada en 2014 en la revista Neuropsychopharmacology.

¿Por qué? Muy sencillo: cuando termina un sueño y nos despertamos, el cerebro asienta mejor el recuerdo. Pero si continuamos durmiendo, el recuerdo no se fija.

Ver también: 6 trucos para tener la memoria en forma

2. Las personas reaccionamos en nuestros sueños como si estuviéramos despiertos

sueño

Así es. Por así decirlo es como si nuestra personalidad siguiera siendo la misma con toda su intensidad emocional mientras soñamos.

Es decir, si durante esos sueños te enfadas con alguien, sentirás el enfado con toda su intensidad. Si sientes felicidad al reecontrarte con alguien, esa emoción será sincera. Al igual que el miedo en las pesadillas. Las emociones son reales en un mundo imaginario.

3. Los olores influyen en los sueños

lavanda rutger

Estudios como el llevado a cabo por un equipo de investigadores del Instituto Central de Salud Mental, en Alemania, lo confirman. Al parecer, si estás en una habitación que huele mal, a humedad a basura o a cualquier desagradable origen, nuestro cerebro lo asocia de inmediato a algo desagradable y dejará emerger un sueño igual de incómodo o amenazante.

Por el contrario, si ambientas tu habitación con algo agradable, como un perfume de lavanda o rosas, el sueño será mucho más profundo, plácido y relajante.

4. Las pesadillas siempre tienen un origen

sueños

Soñar que nos persiguen, que caemos, que intentan hacernos daño o que sufrimos un accidente, son resultado  directo de nuestras preocupaciones, de nuestro estrés y ansiedad.

En esas épocas en que estamos más inquietas y padecemos de más estrés, las pesadillas serán más recurrentes. Si sueñas que te encuentras con alguna persona fallecida, es porque, de algún modo, sientes inquietud o preocupación por algo y desearías que esa persona que ya no está contigo, y que añoras, te aconseje.

Cuando tengas una pesadilla, intenta averiguar cuál puede ser el origen.

5. Todos los mamíferos soñamos

gente.con.mascotas.goza.de.mejor.salud.610x250

Perros, gatos, ratones, personas… Todos los mamíferos soñamos. Así es: todos los mamíferos tienen el potencial de experimentar la mentalidad onírica. 

En este sentido, los cetáceos (como los delfines, por ejemplo) son el grupo de mamíferos con menos probabilidades de experimentar una intensa actividad mental debido a la independencia morfofisiológica de sus hemisferios cerebrales.

6. ¿Y si soñamos que fallecemos en uno de nuestros sueños?

Remedios para tratar la ansiedad

Son muchas las personas que piensan que, si llegan a morir en un sueño, es un mal augurio. Y que, sin lugar a dudas, algo malo nos espera en un futuro próximo. Es algo erróneo que carece de fundamento.

Investigadores como Rubin Naiman nos indican que, cuando esto ocurra, pensemos a qué se debe e indagemos en el propio sueño. El cerebro siempre guarda mensajes a través de imágenes oníricas, y la idea de ver nuestra propia muerte puede significar algo determinado.

¿La necesidad de finalizar una etapa? ¿De dar algo por terminado, un trabajo, una relación? Solo nosotros podemos saber a qué se debe.

Quizá te interese: La visión negativa de la muerte

7.  El cerebro actúa por las noches como los intestinos

cerebro2

Una imagen curiosa, sin duda. Como ya sabes los intestinos se encargan de digerir, coger nutrientes y canalizar alimentos. El cerebro, por su parte , hace casi lo mismo por las noches. Digiere experiencias, aprendizajes.

Separa aquello que es importante y elimina aquello que no es significativo. Integra nuestra memoria, reordena, conduce y filtra la información. Algo realmente curioso que debemos tener en cuenta.

Así pues, recuerda, dormir es una necesidad biológica que no debes descuidar. Cuida tus hábitos del sueño mediante sencillas estrategias: cena dos horas antes de ir a dormir, deja el ordenador o tu móvil una hora antes de acostarte ya que actúan como estimulantes.

Toma un baño relajante, y termina el día con una infusión. Dormir es básico para tu salud, al igual que tus sueños.

  • Freud, S. (1979). 4 La interpretación de los sueños. Sigmund Freud Obras Completas. https://doi.org/10.1080/10643389.2011.574115.
  • Tirapu-Ustárroz, J. (2012). Neuropsicología de los sueños. Revista de Neurologia.
  • Schredl, M., & Doll, E. (1998). Emotions in diary dreams. Consciousness and cognition, 7(4), 634-646.
  • Nielsen, T. (2017). The stress acceleration hypothesis of nightmares. Frontiers in Neurology, 8, 201.
  • Manger, P. R., & Siegel, J. M. (2020). Do all mammals dream?. Journal of Comparative Neurology.
  • Tamaki, M., Bang, J. W., Watanabe, T., & Sasaki, Y. (2016). Night watch in one brain hemisphere during sleep associated with the first-night effect in humans. Current biology, 26(9), 1190-1194.
  • Eichenlaub, J. B., Nicolas, A., Daltrozzo, J., Redouté, J., Costes, N., & Ruby, P. (2014). Resting brain activity varies with dream recall frequency between subjects. Neuropsychopharmacology, 39(7), 1594-1602.
  • Schredl, M., Atanasova, D., Hörmann, K., Maurer, J. T., Hummel, T., & Stuck, B. A. (2009). Information processing during sleep: the effect of olfactory stimuli on dream content and dream emotions. Journal of sleep research, 18(3), 285-290.
  • Naiman, R., & Gustafson, C. (2015). Rubin Naiman, PhD: Sleep and the spectrum of consciousness--learning to love sleep and dreams. Advances in mind-body medicine, 29(1), 34.