7 deliciosos alimentos para cuidar tu corazón

Katherine Flórez·
30 Julio, 2020
Gracias a su alto contenido de flavonoides el chocolate negro podría luchar contra los radicales libres que influyen en la oxidación del LDL. Para que sea efectivo debe tener, al menos, un 60% de cacao.

Existen varios alimentos para cuidar tu corazón que puedes aprovechar más a menudo. La clave está en conocerlos y saber incorporarlos a la dieta, de una forma balanceada. Hay que recordar que una buena alimentación puede ayudar a reducir el riesgo de padecer tanto molestias como enfermedades varias.

En este sentido, durante años se ha advertido de que una mala alimentación puede conducir a niveles de colesterol elevados y, por ende, al desarrollo de diferentes patologías cardiovasculares. Hoy en día se asocia el bajo consumo de antioxidantes y grasas saludables con la oxidación del colesterol LDL, lo cual puede ser perjudicial para la salud, según un artículo publicado en la revista “Current Medicinal Chemistry”.

Por ello, entes como la Asociación Americana del Corazón y la Organización Mundial de la Salud continúan promoviendo la adopción de planes alimenticios mejor elaborados, con el fin de prevenir este tipo de enfermedades.

Sabiendo que las afecciones del corazón son una de las principales causas de muertes en todo el mundo, hoy vamos a compartir aquellos alimentos que se deben incluir en la dieta para ayudar a cuidar de la salud cardiovascular. ¿Los conoces?

Alimentos para cuidar el corazón

1. Aguacate

Aguacate

El aguacate es, por excelencia, uno de los alimentos para cuidar el corazón. Se trata de un fruto de carne verde que se puede incluir de múltiples formas en la dieta.

Sus principales beneficios para el corazón son atribuidos a su alto contenido de ácidos grasos esenciales como el omega 3 y su aporte de fibra, que ayuda a disminuir el colesterol malo.

Para que tengas una idea, unos 30 gramos de aguacate contienen cerca de 20 vitaminas, minerales y fitonutrientes que te ayudan a mejorar la salud, en muchos aspectos.

Pese a que su contenido de calorías es elevado, su consumo moderado puede ser un gran apoyo para mantener el peso equilibrado y saludable.

Descubre: 4 formas de incluir más aguacate en la dieta para mejorar tu salud

2. Frutos secos

Dentro de los alimentos para ayudar a cuidar el corazón se encuentran los frutos secos. Estos constituyen otra de las fuentes naturales de ácidos grasos omega 3, un nutriente que  contribuye a regular el colesterol y a reducir el riesgo de padecer enfermedades del corazón, según la revista “Expert Review of Clinical Pharmacology”.

Una investigación realizada en Cohorte (Países Bajos) demostró que el consumo de 10 gramos diarios de frutos secos puede disminuir el riesgo de muerte prematura por problemas del sistema cardiovascular.

3. Vegetales de hojas verdes

Durante años, los vegetales de hojas verdes han sido los protagonistas de los planes alimenticios saludables, ya que son fuente de vitaminas, minerales y cientos de compuestos antioxidantes que ayudan a mejorar la salud, en líneas generales.

Una de las razones por las que este tipo de vegetales son buenos para un corazón sano y fuerte es por su contenido en nitrato dietético, un compuesto que, según un estudio publicado en The Journal of Physiology, podría mejorar de forma significativa la salud cardíaca.

El nitrato dietético podría contribuir a mejorar el flujo sanguíneo, lo que su vez, incrementa la capacidad del corazón para bombear la sangre con eficacia.

4. Chocolate negro

Chocolate-negro

El chocolate negro, con un mínimo de 60% de cacao, es una fuente rica en antioxidantes de alta calidad, los cuales mejoran la salud del corazón y del sistema circulatorio.

Su elevado aporte de flavonoides podría mantener o restaurar la producción de óxido nítrico vascular y también combate la acción de los radicales libres, moléculas que influyen en el daño cardíaco y en la oxidación del colesterol LDL.

5. Pescado azul

Una de las mayores fuentes de ácidos grasos omega 3 son los pescados azules. Este alimento, que se ha hecho tan popular en la dieta mediterránea, ha demostrado ser efectivo en la modulación del colesterol y de los triglicéridos.

Además, su consumo regular (2 porciones por semana) podría disminuir el riesgo de diferentes enfermedades cardíacas como los ataques al corazón, las arritmias y anginas de pecho. Entre los pescados azules más beneficiosos se destacan:

  • El atún.
  • La caballa.
  • El salmón.
  • La sardina.
  • El bacalao.
  • Los boquerones.

6. Tomates

Tomates

Una investigación reveló que la combinación de nutrientes del tomate puede tener un efecto positivo sobre el sistema cardiovascular, razón por la cual están considerados como un componente valioso de la dieta cardioprotectora.

Entre sus principales nutrientes destacan el licopeno, el beta-caroteno, el ácido fólico, el potasio, la vitamina C, flavonoides y la vitamina E. Dichos componentes ayudan a proteger las lipoproteínas y las células vasculares de la oxidación, además de ayudara regular los niveles de colesterol malo y la presión arterial.

Te interesa saber: 5 razones para comer más tomates

7. Bayas

Son deliciosas y lo mejor es que su alto contenido de compuestos antioxidantes puede promover la salud cardíaca, de distintas maneras.

Estas frutas en todas sus variedades son fuente de polifenoles, especialmente las antocianinas, micronutrientes y fibra, compuestos que disminuyen el estrés oxidativo e inhiben los genes inflamatorios, aspectos que, de no mantenerse bajo control, pueden conducir al desarrollo de diferentes problemas cardíacos y otras enfermedades crónicas.

Entre las bayas aconsejadas se incluyen: los arándanos, las fresas, las cerezas, las frambuesas, las uvas y las grosellas.

¡Protege tu salud cardiovascular!

Además de los alimentos mencionados, existen otras opciones que puedes tener en cuenta a la hora de variar tu dieta o bien, enriquecerla. Recuerda consultar con tu médico acerca de cuáles pueden ser las mejores opciones para ti y, en función de ello, busca diversas recetas que te apetezcan.

Además no olvides que la práctica de ejercicio regular es otra de las vías existentes para mejorar la salud en general y el funcionamiento del sistema cardiovascular en particular.

  • Gardiner, P. M., Nelson, L., Shellhaas, C. S., Dunlop, A. L., Long, R., Andrist, S., & Jack, B. W. (2008). The clinical content of preconception care: nutrition and dietary supplements. American Journal of Obstetrics and Gynecology. https://doi.org/10.1016/j.ajog.2008.10.049
  • Dreher, M. L., & Davenport, A. J. (2013). Hass Avocado Composition and Potential Health Effects. Critical Reviews in Food Science and Nutrition. https://doi.org/10.1080/10408398.2011.556759
  • Bhowmik, D., Kumar, K. P. S., Paswan, S., & Srivastava, S. (2012). Tomato-A Natural Medicine and Its Health Benefits. Phytojournal.
  • Nile, S. H., & Park, S. W. (2014). Edible berries: Bioactive components and their effect on human health. Nutrition. https://doi.org/10.1016/j.nut.2013.04.007
  • Kattoor AJ., Kanuri SH., Mehta JL., Role of ox LDL and lox -1 in atherogenesis. Curr Med Chem, 2019. 26 (9): 1693-1700.
  • Watanabe Y., Tatsuno I., Omega 3 polyunsaturated fatty acids for cardiovascular diseases: present, past and future. Expert Rev Clin Pharmacol, 2017. 10 (8): 865-873.