7 ejercicios para los ojos que tienes que hacer diariamente

Ángela Aragón 29 junio, 2016
Debido al tiempo que pasamos delante de los ordenadores y otros dispositivos electrónicos es muy importante que llevemos a cabo una serie de ejercicios para preservar la salud de nuestros ojos

El ordenador y los dispositivos digitales se han convertido en compañeros irremediables de nuestras vidas. Pasamos más tiempo con ellos que con nuestros amigos y familia.

A pesar de sus innumerables ventajas, presenta algunos inconvenientes, especialmente para tus ojos.

Como sabemos, el uso de los medios audiovisuales es inevitable: son instrumentos de trabajo básicos a los que no podemos renunciar.

Del mismo modo, tampoco podemos resignarnos a que nuestra visión se deteriore sin más. Por eso, te propondremos una serie de ejercicios para los ojos que tendrás que realizar a diario.

¿Por qué las pantallas dañan nuestros ojos?

Evitar el uso de dispositivos electrónicos

Por un lado, tienes que saber que tus ojos están diseñados para ver de lejos.

Por el contrario, enfocar durante mucho tiempo a lo que tienes inmediatamente delante produce astenopia, es decir, fatiga en nuestros ojos.

Por otra parte, el brillo de los monitores se genera por una radiación que provoca calor. Este calor va directamente a los ojos, de forma que tus globos oculares se secan con mayor rapidez.

A esto debemos sumarle que, cuando tienes la vista fija en un punto, tiendes a parpadear menos, por lo que la sequedad se intensifica y provoca dolor o escozor.

Visita este artículo: 8 maneras de proteger los ojos de los daños de los dispositivos electrónicos

Ejercicios para los ojos que tienes que hacer diariamente

1. Parpadea con frecuencia

Incrementa el movimiento de los ojos

Cuando estés con el ordenador o con el móvil, acuérdate de que, siempre que parpadeas, refrescas el globo ocular. Con ello, evitarás heridas y la comezón que tanto te molesta cuando llevas un tiempo trabajando.

Presta especial atención a esto cuando estés con un ordenador de sobremesa o con el smartphone.

Los portátiles son menos dañinos porque lo colocamos una distancia prudencial y el sentido de nuestra mirada va de arriba hacia abajo, lo que quiere decir que la exposición es menor.

2. Abre y cierra los ojos

Cierra los ojos durante 6 segundos y ábrelos. Repítelo entre 7 y 10 ocasiones para relajar la vista. Es un ejercicio para los ojos muy sencillo pero increíblemente eficaz y saludable.

Inmediatamente sentirás un mayor bienestar, sin tener que moverte de tu mesa de trabajo.

3. Haz palming

Se trata de otro ejercicio sencillísimo y que tienes que hacer diariamente. Está dentro de la disciplina del yoga y es muy relajante. Los pasos son muy sencillos:

  • Sube y baja la mirada despacio y fuérzala lo menos posible. Hazlo cinco veces.
  • Pon las palmas de tus manos en la cuenca de los ojos durante 30 segundos y piensa en el negro; imagina que este color se hace cada vez más oscuro.

4. Masajéate las cejas

Cejas

Son ejercicios para los ojos en los que se usan los dedos, especialmente el pulgar y el índice. El pulgar es para presionar ligeramente el entrecejo, aplicando la fuerza de abajo hacia arriba.

Con ello, conseguirás aliviar la tensión de la zona.

5. Cambia la mirada

Se trata de enfocar de forma diferente para descansar. En primer lugar, mira hacia izquierda y derecha unas cinco veces. Posteriormente, haz círculos con los ojos aproximadamente durante 30 segundos.

Cuando practiques esta actividad, no centres tu visión en ningún punto en concreto, ten en cuenta que el objetivo es mirar de lejos sin tener ningún punto de referencia, para contrarrestar el tiempo que pasamos leyendo en dispositivos.

6. Varía el foco para relajarlos progresivamente

Se trata de hacer una transición entre los diferentes puntos de visión. Para ello, tienes que buscar dos centros donde enfocar, uno cerca y otro lejos.

Haz el recorrido desde el punto más cercano hasta el más lejano. Repítelo hasta que te sientas cómodo.

7. Lávate con agua fría

Lavar el rostro con agua tibia es una buena opción

Los beneficios del agua fría son numerosos. En este caso, el agua fría tendrá un doble efecto:

Lee también:11 increíbles beneficios que obtienes al ducharte con agua fría

  • Paliará el calor procedente de las radiaciones de las pantallas.
  • Favorecerá un mejor flujo sanguíneo que desbloqueará esta zona de tu cuerpo.

El efecto resultante suele ser sorprendente porque. además de eliminar las molestias de los ojos, descongestiona y despeja mucho la cabeza. Así, si lo haces justo después de tu jornada laboral, te sentirás renovada y dispuesta para disfrutar del resto del día.

Como ves, estas rutinas son fáciles de llevar a cabo. ¿Te animas a probarlas?

Te puede gustar