7 ejercicios que podrían ayudarte a alargar el cuerpo

Todo tipo de estiramientos son una buena práctica para conseguir que nuestro cuerpo gane flexibilidad. A su vez, puede ayudarnos también a ganar algunos centímetros

Para muchas personas la estatura es un elemento fundamental de su figura y, aunque se sabe que esta depende en gran parte de factores genéticos, hay quienes intentan ganar unos centímetros más mediante la práctica de ejercicios.

Los nutrientes y la actividad física son dos factores determinantes para el crecimiento del cuerpo en las primeras etapas de vida; sin embargo, al llegar a edad más avanzadas, también es posible crecer un poco más con algunos movimientos que fortalecen los músculos y los huesos.

Teniendo en cuenta que muchos están buscando alargar un poco más su cuerpo, a continuación queremos compartir esos 7 ejercicios que pueden ayudar a conseguirlo siempre y cuando se realicen de forma regular. ¿Te interesan?

1. Nadar

Nadar

Esta actividad física no solo es buena para relajar los músculos y estilizar la figura sino que, además, implica el estiramiento de muchos músculos del cuerpo.

Su práctica regular es una forma interesante de ganar unos centímetros de estatura mientras se tonifican brazos, abdomen y piernas.

No obstante, para lograr el principal objetivo, se deben realizar por lo menos 2 horas diarias de entrenamiento, con pautas de descanso de 15 minutos.

No olvides leer: 10 beneficios de nadar para la salud

2. Colgarse a una barra

Este ejercicio consiste en dejar que el cuerpo cuelgue de una barra resistente, mientras los músculos, los huesos, tendones y articulaciones logran extenderse al máximo.

Para potenciar los efectos de este tipo de estiramiento, es conveniente levantar las piernas y ponerlas en paralelo al techo.

Puede funcionar haciendo varias repeticiones al día, sin forzar demasiado el cuerpo, porque puede dislocar alguna de sus extremidades.

3. Tocarse los dedos de los pies

Tocarse los dedos de los pies

Este es quizá uno de los ejercicios de estiramiento más clásicos en las clases de gimnasia y rutinas de entrenamiento.

Consiste básicamente en doblar la espalda hacia adelante y estirar los brazos hasta tocar las puntas de los dedos de los pies, sin flexionar las rodillas.

Si resulta que ya no consigues hacer tan fácil este movimiento, empieza a recuperar la flexibilidad haciéndolo hasta donde te sientas capaz.

Mantén la posición unos segundos y repite varias veces al día este movimiento para que funcione con el objetivo que deseas.

4. La cobra

Se trata de un estiramiento típico de las clases de yoga, en el cual se alarga la espina dorsal y otras partes del cuerpo.

Cuanto más se practique de la manera adecuada, más se abrirá tu espalda y mayor alargamiento del cuerpo habrá.

Consiste en tumbarse con el cuerpo y la cara hacia abajo y las palmas debajo de los hombros. A continuación  se arquea la espalda y se levanta el mentón hasta formar un ángulo.

5. Levantamiento de pelvis

Levantamiento de pelvis

Este movimiento es bastante común en las rutinas de ejercicio regular, ya que es una buena manera de trabajar partes del cuerpo como las piernas, los glúteos y el abdomen.

También ejercita la espina dorsal y la parte baja de las caderas, por lo que está considerado como uno de los más eficaces para ganar centímetros.

Se realiza acostada boca arriba, con las piernas flexionadas y las palmas de las manos a los lados del cuerpo. Entonces, elevamos la pelvis tanto como podamos y mantenemos la posición de 20 a 30 segundos.

¿Quieres conocer más? Lee: Los 5 mejores ejercicios para aumentar y reafirmar los glúteos

6. Jugar baloncesto

Este deporte es divertido, exige concentración mental y buen rendimiento físico para poder hacerlo de forma adecuada.

Su práctica se aconseja desde edades muy tempranas, ya que por los movimientos que implica, favorece el estiramiento de los huesos y permite tener una estatura más alta.

7. Flexibilidad isquiotibiales y abductores

Flexibilidad isquiotibiales y abductores

Este movimiento parece un poco más complejo que los anteriores, pero lo cierto es que es muy fácil de practicar y es una gran forma de lograr un buen estiramiento.

Se empieza sentado en el suelo, con una pierna flexionada hacia atrás y la otra estirada hacia adelante. Luego, se tumba el pecho hacia la pierna estirada, como si se quisiera tocar la rodilla con este.

Los brazos se alargan, pasando por el tobillo de la pierna estirada y, luego, se sube de nuevo el torso con un suave movimiento. Hacer 3 series de 5 repeticiones cada una.

Con la práctica diaria o mínimo tres veces a la semana de todos estos movimientos no solo estarás alargando unos centímetros tu cuerpo, sino que, además, fortalecerás los músculos y tonificarás esas áreas que hacen parte de tu atractivo físico. ¡Anímate!

Te puede gustar