7 errores en el diseño de recámaras pequeñas que quitan mucho espacio

Es increíble cómo unos mínimos detalles pueden cambiar radicalmente la funcionalidad de toda una habitación. Te damos algunos consejos para lograrlo

Nadie dijo que las habitaciones pequeñas no tienen nada para ofrecer. En caso de que alguien lo haya manifestado, se equivoca. Solo es cuestión de evitar algunos errores en el diseño de recámaras pequeñas para poder aprovechar su potencial. Profundizaremos sobre algunos de ellos, así sabrás qué no hacer en el futuro.

A decir verdad, el dormitorio es un espacio muy íntimo que raramente frecuentan personas que no sean sus dueños. No obstante, se trata de un espacio muy personal; merece la pena centrarnos en su decoración para que sea un recinto confortable.

Si tienes un dormitorio pequeño, puede que, en tu afán de mejorar su aspecto, cometas ciertos errores en su decoración. ¿Quieres saber cuáles son los más frecuentes? Aquí te lo contamos.

Evita estos errores en el diseño de recámaras pequeñas

Si una recámara es pequeña de por sí, lo último que debes hacer es quitarle aún más espacio cometiendo errores en su planificación. Para eso, ten a mano las siguientes sugerencias acerca de lo que nunca deberías hacer:

1. No contar con estantes

Como las habitaciones pequeñas suelen contar con poco espacio en el suelo, es un deber aprovechar las paredes para ganar lugar. En ese sentido, los estantes y organizadores pueden ser una excelente solución. En ellos podrás colocar libros, adornos y todo eso para lo que hoy no tienes espacio.

Otra buena opción son los áticos. Allí tendrás espacio para las cajas de zapatos o la ropa que ya no uses; es decir, elementos que tenemos en nuestra habitación pero que escasamente usamos.

2. Obviar los espejos

Los espejos tienen la valiosa función de reflejar los rayos de luz. Entonces, multiplican el espacio de una habitación, al menos de manera visual. No temas a elegir entre los modelos más grandes o incluso de colocar varios: verás que acabará siendo una idea muy positiva.

Lee también: Consejos para pintar las paredes de las habitaciones

3. Distribuir mal los muebles

Por supuesto, este es uno de los más comunes errores en el diseño de recámaras pequeñas. Además, puede llegar a ser uno de los más difíciles de solucionar, dado que la solución dependerá mucho de las características del lugar y de las necesidades y preferencias de quienes lo habitan.

No obstante, la primera tarea será escoger entre los muebles que utilizarás más a menudo y descartar aquellos que no te sirvan. También deshazte de los adornos que consideres sobrantes. Si cuentas con la opción de encargar muebles a medida, obvio que será todo mucho más fácil.

Una regla general es la de ubicar los muebles de manera que permitan una circulación adecuada por el lugar. Asimismo, no temas en ponerlos en el centro de la recámara; estos pueden funcionar para delimitar miniespacios dentro de la propia habitación.

4. Obstaculizar el ingreso de luz natural

Un dormitorio pequeño se verá mucho menos espacioso si, además, está mal iluminado. Debes asegurarte de que la luz solar no falte en estos espacios. Para eso, puedes olvidarte de las cortinas o utilizar unas ligeras, ya sea de tela fina o de diseños minimalistas, como las romanas.

5. Tenerle miedo a los colores

La percepción de muchas personas es que los colores llamativos no combinan bien con las habitaciones pequeñas. En realidad, esto es justamente al revés.

Puedes valerte de una combinación de colores vivos para resaltar el ambiente; llamará más la atención y lucirá mucho mejor. Los expertos en diseño recomiendan usar, como máximo, tres colores; preferiblemente, del mismo tono.

Ver también: 9 cosas que debes evitar en tu habitación

6. Alfombra demasiado pequeña

Esta es otra idea que puede sonar contradictoria, pero de hecho ubicar una alfombra grande en el centro de la habitación le sentará muy bien. Mejor aún si encima colocas una mesa ratona y un buen sofá.

¿Te parece demasiado para un lugar reducido? ¡No es así! Uno de los más grandes errores en el diseño de recámaras pequeñas tiene que ver con no saber encontrar los elementos justos para su interior.

Una alfombra de tamaño considerable, junto con sus complementos, centrará la atención de la recámara en un punto determinado de ella. Por lo tanto, la percepción ya no será la de un lugar chico en el que no entra nada; al contrario, estos muebles grandes te ayudarán para marcar mejor los espacios en él.

Es necesario saber cómo decorar el dormitorio para invitados.

7. Ubicar la cama en lugares incorrectos

La función principal de la recámara es el descanso. Por lo tanto, su elemento central ha de ser la cama; lo primero que debes hacer es encontrar el lugar adecuado para ella.

Evalúa todo lo que se te ocurra: iluminación, ventilación, temperatura, posibilidad de colocar alfombras y mesitas de noche; todo influirá. Según el Feng Shui, la cama debe situarse en diagonal opuesta a la puerta; también debe tener espaldar amplio y, finalmente, no puede haber una ventana detrás de ella.

Los errores en el diseño de una recámara pequeña que aquí comentamos pueden ser muy nocivos para tu espacio de descanso. Evita caer en ellos para disponer de un lugar más íntimo, reconfortante y agradable para ti.