7 errores comunes al hacer dieta para bajar de peso

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Fabián Ávila el 17 enero, 2019
En la búsqueda de una dieta para bajar de peso se pueden cometer errores que impiden alcanzar buenos resultados. Conoce algunos de esos errores y procura evitarlos.

Sabemos que una alimentación balanceada y la práctica regular de ejercicio físico son las claves para bajar de peso y mantenerlo estable.

No obstante, en la búsqueda por conseguir resultados rápidos, algunas personas caen en errores que, finalmente, se convierten en un obstáculo para alcanzar el objetivo. Por ejemplo, tomar “atajos” para bajar de peso rápidamente que pueden afectar la salud.

También lee Los riesgos de realizar una dieta que no es acorde a tu cuerpo

Errores comunes al querer bajar de peso rápidamente

Entender que una figura delgada y esbelta no se consigue de la noche a la mañana es determinante para tomar  las decisiones correctas. Por esto, compartimos aquí 7 errores que deberías evitar cuando deseas perder kilos mediante hábitos alimenticios saludables.

1. Elegir dietas hipocalóricas estrictas

Dietas restrictivas

Las dietas hipocalóricas o “milagro” suelen dar resultados evidentes en pocos días. Sin embargo, es fundamental advertir que suelen tener un déficit de nutrientes que puede afectar la salud. 

Como consecuencia se pueden originar trastornos metabólicos que, en definitiva, conducirán a recuperar fácilmente el peso perdido. Además, dado que carecen de nutrientes esenciales, la masa muscular puede verse comprometida, al igual que el sistema óseo.

También lee 7 tips para mejorar la asimilación del calcio y evitar su deficiencia

2. Suprimir una comida principal

Saltarse una de las comidas principales es un error que muchos cometen con la idea de ahorrar calorías para bajar de peso. Lo cierto es que este hábito puede afectar el metabolismo y, a largo plazo, puede influir en el aumento de peso.

Los nutricionistas y expertos en el tema recomiendan tener, como mínimo, 3 comidas principales, moderando las porciones y balanceando los alimentos.

3. Confiar demasiado en los envases light

Basar la dieta en alimentos light e integrales

La industria alimentaria sabe que los paquetes verdes o con etiquetas “light” son muy atractivos para los consumidores que intentan perder peso.

Si bien muchos de los alimentos “light” contienen menos calorías que sus presentaciones normales, el hecho de tener este tipo de rótulo no significa que sean más saludables. Es importante entender que también aportan calorías y, además, contienen aditivos alimentarios que pueden ser perjudiciales para el organismo.

Lo más preocupante es que algunos tienden a consumirlas en exceso porque creen que al ser “light” no aportan calorías ni productos que puedan ser perjudiciales. Es importante leer las etiquetas de los alimentos, aún cuando sean publicitados como “más saludables”. 

También lee ¿En qué consiste el etiquetado nutricional?

4. Suprimir las fuentes de grasa

Los alimentos ricos en grasa son los principales responsables del sobrepeso, la obesidad y otros trastornos metabólicos que afectan la salud. Sin embargo, el cuerpo necesita cierta cantidad de estas sustancias para funcionar.

Por lo tanto, debes aprender a diferenciar las grasas buenas de la malas. Por ejemplo, es preferible comer ácidos grasos insaturados que se encuentran, entre otros, en los siguientes alimentos:

  • Aceite de oliva
  • Semillas de lino
  • Aguacate
  • Pescado azul
  • Semillas de girasol

5. Consumir demasiada sal

La sal

La sal misma no engorda ni suma calorías a la dieta, pero puede producir un aumento del peso corporal que obedece a una retención de líquidos.  A su vez, la retención de líquidos sobreexige a órganos como el corazón y riñones ocasionando problemas de salud. Por eso, moderar la ingesta de sal forma parte de los consejos para lograr una dieta saludable.

En consecuencia, aunque el sodio de la sal es necesario en el cuerpo, lo recomendable es moderar la ingesta de sal para cuidar el normal funcionamiento del organismo.

6. No ingerir suficiente agua

El agua es un componente fundamental del cuerpo y del metabolismo. Las reacciones metabólicas en el cuerpo, usan y liberan agua. Por lo tanto, la hidratación es esencial para mantener un correcto ritmo del metabolismo. Además, potencian los procesos encargados de desintoxicar el cuerpo.

Lee también 7 maneras de tomar más agua

7. Incluir pocas verduras

Verduras

Los vegetales frescos y crudos suelen ser los mejores aliados de todos los planes de alimentación para bajar de peso. Están llenos de antioxidantes, vitaminas y minerales que benefician el metabolismo y la pérdida de grasa.

Su alta calidad nutricional y bajo valor calórico los convierte en un complemento imprescindible para cualquier dieta.

Entonces, ahora que has identificado algunos errores en la dieta, procura evitarlos para no fracasar en tu plan para alcanzar tu peso ideal.