7 errores que sueles cometer al hacer dieta para bajar de peso

La clave para bajar de peso de forma saludable y no recuperar esos kilos reside en aprender a comer bien. Recuerda reducir el consumo de sal y beber suficiente agua

Está comprobado que una alimentación balanceada y la práctica continua de ejercicio físico son las claves principales para mantener un peso adecuado y estable.

No obstante, en la búsqueda por conseguir resultados rápidos, algunas personas caen en ciertos errores que, al final, terminan convirtiéndose en un obstáculo para alcanzar el objetivo.

Por ejemplo, en lo que tiene que ver con la dieta, hay muchas ideas equivocadas que no solo impiden adelgazar lo necesario sino que, con el tiempo, pueden llegar a afectar la salud.

Entender que una figura delgada y esbelta no se consigue de la noche a la mañana es determinante para tomar las mejores decisiones en lo que al peso se refiere.

Por esta razón hoy queremos compartir esos 7 errores que se deben evitar cuando se desean perder kilos a través de los hábitos alimenticios.

1. Elegir dietas hipocalóricas estrictas

Cuáles son las señales de bulimia y anorexia

Las dietas hipocalóricas o “milagro” suelen dar resultados evidentes en cuestión de días y, por tal razón, muchos las ven bastante tentadoras.

Aunque no se puede negar que la mayoría permite perder varios kilos en tiempo récord, es primordial advertir de que suelen tener un déficit de nutrientes que puede afectar la salud.

Como consecuencia se pueden originar trastornos metabólicos que, con los días, conducirán a recuperar fácilmente esa grasa perdida.

Además, dado que carecen de nutrientes esenciales, la masa muscular puede verse comprometida, al igual que el sistema óseo.

No olvides leer: Cómo prevenir problemas óseos

2. Suprimir una comida principal

Saltarse una de las comidas principales es un error que muchos cometen con la idea de ahorrar calorías para bajar de peso.

Lo cierto es que este hábito puede afectar las funciones del metabolismo y, de hecho, a largo plazo puede influir en el aumento de peso.

Los nutricionistas y expertos en el tema recomiendan tener, como mínimo, 3 comidas principales, moderando las porciones y balanceando los alimentos.

3. Confiar demasiado en los envases light

Basar la dieta en alimentos light e integrales

La industria alimentaria sabe que los paquetes verdes o con etiquetas “light” son muy atractivos para los consumidores que están tratando de perder peso.

Si bien muchos de los alimentos contienen menos calorías que sus presentaciones normales, el hecho de tener este tipo de marcas no quiere decir que sean muy saludables.

Es importante entender que también representan una fuente de carbohidratos y calorías y, además, algunas sustancias añadidas que no son buenas para el organismo.

Lo más preocupante es que algunos tienden a consumirlas en exceso porque se crean la falsa idea que no les hará daño.

¡Cuidado!

4. Suprimir las fuentes de grasa

Los alimentos ricos en grasa son los principales responsables del sobrepeso, la obesidad y otros trastornos metabólicos que afectan la salud.

Sin embargo, en cierta medida, el cuerpo requiere este tipo de sustancias para funcionar en perfectas condiciones.

La cosa es que se debe aprender a diferenciar las grasas buenas para la salud, ya que no todas las fuentes son malas.

La clave es preferir los ácidos grasos insaturados que se encuentran, por ejemplo, en:

  • El aceite de oliva
  • Las semillas de lino
  • El aguacate
  • El pescado azul
  • Las semillas de girasol

5. Consumir demasiada sal

La sal

El consumo excesivo de sal está relacionado con trastornos como la retención de líquidos, la inflamación y la hipertensión arterial.

A pesar de las advertencias que se han hecho durante muchos años, está comprobado que la mayoría de las personas aún no logran regular su ingesta.

Y, aunque parece no tener relación con el aumento de peso, todo indica que su consumo tiene mucho que ver con las dificultades para reducir los kilos.

6. No ingerir suficiente agua

La hidratación diaria es esencial para mantener un correcto ritmo del metabolismo y, a su vez, potenciar los procesos encargados de desintoxicar el cuerpo.

El consumo de dos litros de agua u otro líquido saludable y bajo en calorías permite prolongar la sensación de saciedad, mejorar los procesos digestivos y aumentar los efectos positivos de los alimentos ingeridos.

Por otra parte, es vital para mejorar la circulación sanguínea y el funcionamiento del sistema nervioso y cognitivo.

¿Quieres conocer más? Lee: 5 batidos para desintoxicar el hígado

7. Incluir pocas verduras

Verduras

Los vegetales frescos y crudos suelen ser los mejores aliados de todos los planes de alimentación para bajar de peso.

Estos están llenos de antioxidantes, vitaminas y minerales que benefician de forma directa el metabolismo y la pérdida de grasa.

Su alta calidad nutricional y bajo valor calórico los convierte en un complemento imprescindible para cualquier dieta.

¿Lista para corregir estos errores? Ahora que los has identificado procura evitarlos para no fracasar en tu plan para alcanzar tu peso ideal.

 

 

 

Categorías: Perder peso Etiquetas:
Te puede gustar