7 estrategias para comer sano sin que te cueste mucho dinero

Carolina Betancourth 16 septiembre, 2017
Además de ahorrar, al cosechar nuestras propias frutas, verduras o especias nos aseguramos de no comer productos contaminados con químicos que pueden llegar a ser perjudiciales para nuestra salud

Mantener un plan de alimentación saludable puede parecer costoso e inalcanzable para muchas personas.

Los alimentos orgánicos suelen tener precios altos en comparación con los productos procesados y, debido a esto, muchos desisten de la idea de mejorar su dieta.

Además, cuando no hay tiempo suficiente para cocinar, los envasados y precocinados representan una opción rápida de alimentación que, aunque carece de nutrientes, controla la sensación de hambre.

El problema es que este tipo de comidas pueden afectar la salud con el paso del tiempo y, por su aporte de calorías, terminan siendo el desencadenante del exceso de peso.

Lo cierto es que comer bien no siempre significa gastar demasiado y, de hecho, hay algunas estrategias que permiten adoptarlo sin que implique resentir el bolsillo.

En el siguiente espacio queremos compartir en detalle las 7 mejores para que empieces a incorporarlas en tu vida y mejores tu lista de compra la próxima vez que vayas al mercado.

¡Toma nota!

1. Planifica las comidas semanales

Planifica tu menú con anticipación

El hábito de planificar las comidas semanales es mucho más beneficioso de lo que muchos se alcanzan a imaginar.

Aunque parece un poco complicado, es una excelente forma de asegurar un menú saludable, bajo en calorías y con ingredientes económicos.

Ventajas

  • En internet se pueden encontrar recetas para todos los días y lo mejor es que muchas se adaptan al bolsillo.
  • Esto permite adquirir solo los ingredientes que se requieren para los platos, sin tener que gastar de más en productos innecesarios.
  • Los alimentos estarán más frescos y, cuando sea hora de prepararlos, no gastarás tanto tiempo.

¿Quieres conocer más? Lee: ¿Cuántas calorías se deben consumir diariamente?

2. Compra en los mercados locales

Estamos tan acostumbrados a comprar productos industriales en los supermercados que nos hemos olvidado de los pequeños productores.

Los mercados locales ofrecen decenas de productos orgánicos a un precio justo y accesible para todos.

Ventajas

  • Estos mercados distribuyen productos directamente del campo, es decir, sin atravesar procesos de industrialización.
  • No están cubiertos con plásticos ni envases, lo que resulta amigable con el medio ambiente.
  • Están libres de pesticidas y añadidos químicos, por lo que son más saludables.
  • Podrás elegir los que más te gusten y, de paso, accederás a increíbles ofertas.

3. Compra productos de temporada y congela

alimentos en el congelador

Si bien lo más aconsejable es consumir los alimentos frescos, para comer sano también se pueden aprovechar los productos de temporada.

Estos suelen encontrarse en grandes cantidades por precios que realmente están a nuestro alcance.

Ventajas

  • Los podrás congelar para no tener que comprar en varias semanas.
  • Ahorrarás dinero si los compras en más cantidad.
  • Puedes aprovecharlos para hacer múltiples recetas sanas.

4. Compara precios

Comparar los precios es una tarea sencilla que permite encontrar productos sanos a precios accesibles.

Aunque hay marcas que tienen precios muy altos, existen otras que, sin ser de mala calidad, tienen costos inferiores.

Compara y anímate a probarlos.

Ventajas:

  • Accederás a productos bajos en calorías u orgánicos, por un precio menor.
  • Encontrarás marcas que, aunque no son tan conocidas, tienen una buena calidad.

Visita este artículo: 8 sencillas formas de quemar 100 calorías en pocos minutos

5. Compra en pequeñas cantidades

mujer comprando verduras

Uno de los principales errores de los consumidores es adquirir alimentos que no se van a consumir antes de su fecha de caducidad.

Esto no solo implica gastar más de lo habitual, sino que, tristemente, contribuye al desperdicio mundial de comida.

Por esta razón, para comer sano, lo mejor es moderar las cantidades que se adquieren en las compras.

Ventajas

  • Ahorrarás dinero y mantendrás productos frescos en tu despensa.
  • No desperdiciarás la comida.

6. Incrementa el consumo de agua

Ingerir agua todos los días es uno de los complementos principales de todo plan de alimentación saludable.

Este líquido vital es libre de calorías, prolonga la sensación de saciedad y participa en el buen funcionamiento de todos los sistemas principales del cuerpo.

Ventajas

  • Es la bebida más económica que podemos encontrar.
  • La podemos ingerir durante toda la jornada, disminuyendo la ansiedad por la comida.
  • Ayuda a desintoxicar la sangre, lo cual es clave para mantener un buen funcionamiento metabólico.
  • Mantiene el organismo hidratado.

7. Cultiva tus propios alimentos

Ideas-para-cultivar-tomates-en-nuestra-casa

Hay muchas variedades de frutas y vegetales que se pueden cultivar en el jardín o macetas de interior.

Si tienes un poco más de tiempo y quieres ahorrar, puedes animarte a crear tu propio huerto.

Ventajas

  • Dejarás de pagar por hierbas y especias frescas.
  • Tendrás, en algunas temporadas, tus propios frutos y vegetales frescos.

¿Estás lista para poner en práctica estas recomendaciones? Ten en cuenta que, aunque muchos productos sanos son caros, comer saludable es una cuestión de decisión.

Sigue las estrategias mencionadas y comprueba que puedes mantener una buena dieta sin gastar tanto como lo pensabas.

Te puede gustar