7 formas de aliviar el dolor por juanetes

Aunque una vez aparecen es difícil eliminarlos, sí podemos aliviar el dolor y las molestias causadas por los juanetes con remedios naturales.

Los juanetes son una deformidad en el dedo gordo del pie que, aparte de ser muy dolorosa, no está bien vista estéticamente. Su nombre científico es hallux valgus y se trata de una formación excesiva de hueso en el dedo con una bolsa de líquido en la base.

Se ha descubierto que la causa de la aparición de juanetes es, en mayor porcentaje, producto de herencia genética. Pero cuidado, lo que se hereda no es la deformidad exactamente, sino la forma de caminar.

Si tienes juanetes, puedes intentar aliviar el dolor con alguno de los siguientes remedios.

7 remedios caseros para aliviar el dolor por juanetes

Aunque es posible aliviar el dolor por juanetes, no podrás eliminar el juanete por completo.

1. Dieta adecuada

Consumir alimentos antinflamatorios puede ayudarte a calmar el dolor por juanetes.

  • Aceitunas
  • Jengibre
  • Arándanos
  • Ajo
  • Fresas
  • Cebollas

No es necesario comerlos todos a la vez, pero sí puedes procurar incluirlos en una alimentación equilibrada.

¿Quieres conocer más? Lee: Los mejores alimentos antiinflamatorios

2. Manzanillamanzanilla para bajar el azúcar

Si eres un amante de las infusiones debes saber que la de manzanilla es perfecta para desinflamar los juanetes.

Tan solo necesitas preparar una taza de infusión de manzanilla y tomarla antes de dormir.

Si has pasado todo el día de pie o no toleras el dolor, este remedio te permitirá conciliar un mejor sueño.

3. Aspirina

Ten en cuenta que la aspirina es un medicamento que puede causar reacciones alérgicas en las pieles muy sensibles

Si no tienes problemas cutáneos, tritura 3 comprimidos, mézclalos con una cucharada de aceite de oliva tibio y masajea los juanetes.

4. Ejercicio localizado

Para aliviar el dolor por juanetes  puede ser de gran ayuda realizar ejercicios en los dedos de los pies hacia abajo y arriba de la siguiente forma:

  • Siéntate y, con las manos, lleva de atrás a adelante los dedos durante unos 5 minutos.
  • Luego, rueda con los pies una pelota durante 10 minutos.

5. Baño de pies con sal de higuera

Puedes comprar sal de higuera, o sulfato de magnesio, en farmacias especializadas o tiendas naturistas.

  • Disuelve una o dos cucharadas de esta sal en agua caliente o tibia, y sumerge los pies a diario durante al menos 20 minutos para reducir el dolor por juanetes.
  • Es probable que en pocos días sientas tus pies mucho más livianos.
  • Después podrás espaciar más el baño de pies, aunque te recomendamos hacerlo de forma regular.

6. Aceites esencialesaceites esenciales

Debido al roce con los zapatos, también pueden aparecer callos que resultan dolorosos y molestos.

  • Para evitar su endurecimiento puedes frotarlos con aceites para calmar la dureza y el enrojecimiento.
  • Las mejores opciones suelen ser los de coco, manzanilla, lavanda y oliva.

7. Cúrcuma

Cúrcuma para aliviar el dolor por juanetes

Las propiedades de la cúrcuma pueden ayudar a aliviar el dolor por juanetes y a desinflamarlos.

Puedes tomarla en infusión o aplicarla de forma tópica sobre los juanetes.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de cúrcuma en polvo (5 g)
  • 1 cucharadita de aceite de los que mencionamos antes (5 g)

Procedimiento

  • Combina los dos ingredientes y aplica la mezcla dándote un masaje.
  • Para terminar, retírala con una toalla o con agua tibia.

¿Cómo evitar los juanetes?

pies-mojados

Si sospechas que puedes tener un juanete, trata de llevar calzado más suelto y que no te oprima el pie. Consulta con un especialista, el podólogo, cómo tratalo de la mejor forma.

Para más ayuda, sigue estos consejos para prevenir los juanetes:

  • Elige calzado cómodo. Procura usar calzado cuadrado adecuado a tus pies.
  • Visita a un ortopedista. Te indicará el tipo de zapatos que debes usar para disminuir el dolor por juanetes y retrasar su desarrollo.
  • Usa artículos ortopédicos, como almohadillas de silicona y otros materiales suaves, plantillas especiales, férulas, y correctores diurnos o nocturnos.
  • Aplica compresas heladas y calientes. Alternar frío-calor en los juanetes suele ayudar a mejorar la circulación.

Visita este artículo: 7 alimentos que puedes consumir para mejorar tu circulación.

Recuerda que lo importante es la prevención. Si alguien de tu familia tiene juanetes, es posible que tú también los tengas.

Lo ideal es observar cualquier tipo de anomalías en esa zona de los pies como entumecimiento, enrojecimiento y dolores, y acudir a revisiones con el podólogo.