7 formas de aumentar tu actividad física diaria sin notarlo

Algo tan sencillo como caminar mientras hablas por teléfono o intercambias mensajes de texto con tus amigos puede ayudarte a aumentar tu actividad física sin darte cuenta

Sabemos que al día necesitamos, al menos, 30 minutos de actividad física diaria para estar en óptimas condiciones. No obstante, para muchos, la idea de incluirla como parte de nuestro día a día resulta complicado o tedioso. ¿Te pasa así?

Por suerte, puedes hacer pequeños cambios para cumplir con el objetivo. ¿No nos crees? Sigue leyendo que te daremos algunos trucos para aumentar tu actividad física sin notarlo.

1. Bájate algunas paradas antes

Bájate algunas paradas antes

¿Todos los días pasas varios minutos en el transporte público de camino al trabajo? En caso de que tu medio de transporte sea el autobús y te toque salir en hora punta, no es raro que pases varios minutos esperando a que tu transporte avance entre semáforo y semáforo.

Aprovecha esto para aumentar tu actividad física y evitar el aburrimiento. Lo único que necesitas es bajarte un par de paradas antes de lo previsto y caminar hasta tu destino. De esta forma incluso podrías ahorrar tiempo si el tráfico es demasiado.

  • Para inspirarte un poco, puedes acompañar este pequeño paseo con un poco de música agradable.

Lee también: ¿Cuánto necesitas caminar a diario para bajar de peso?

2. Elige las escaleras

¿Te has dado cuenta de que la mayoría de los edificios que visitas tienen más de un piso? ¿Eres de los que opta por usar el elevador? De ser así, opta por aumentar tu actividad física subiendo las escaleras aunque sea un piso.

Al inicio puede costarte un poco porque este es un ejercicio bastante intenso. Lo bueno es que hacerlo de manera constante tonifica tus piernas y mejora tus respiración.

  • Es recomendable que al inicio lo hagas despacio y sin exigirte demasiado. Conforme te adaptes a las escaleras, puedes acelerar la velocidad.

3. Usa la bicicleta

Ir al trabajo en bicicleta reduce el estrés laboral

¿Hace cuanto no te subes a la bicicleta? Si lo tuyo no es caminar porque sientes que simplemente no avanzas tanto, prueba a cambiar el auto por la bicicleta para aumentar tu actividad física.

Si piensas que se trata de un medio de transporte peligroso, recuerda que usando casco, coderas y rodilleras reduces los riesgos. Además, la mayoría de las ciudades modernas están dándole prioridad a la educación vial para mejorar la seguridad de los ciclistas.

  • Si aún no te convences, debes saber que la bicicleta mejora tu capacidad motriz y reduce el estrés y el colesterol.

4. Ayuda en la limpieza de la casa

La mayoría de nosotros detestamos hacer los quehaceres de la casa, pero resulta ser una buena fuente de actividad física. En caso de que lo tuyo no sea caminar ni la bicicleta, procura trapear, barrer, podar el jardín o colocar la despensa.

Dependiendo del tipo de actividad que elijas hacer, obtendrás uno u otro beneficio:

  • Por ejemplo, si optas por aumentar tu actividad física podando el jardín obtendrás vitamina D si lo haces durante el día.
  • En caso de que prefieras acomodar la alacena y los estantes, mejorarás la salud de las articulaciones al mover cajas.

5. Juega con los niños

Juega con los niños

Si tienes hijos, hermanitos o primitos sabrás que siempre están llenos de energía y que pocas veces paran. Por ello, no es raro que en alguna ocasión se caigan o se hagan un rasguño.

Jugar con ellos te permitirá mantenerlos vigilados, te relajará y crearás relaciones sólidas con ellos. Pero ojo, por jugar con ellos no nos referimos a videojuegos o a ver películas.

  • De preferencia, trata de elegir actividades que impliquen movimiento y desgaste de energía.
  • Las mejores opciones son jugar con la pelota o al fútbol, nadar, correr por el jardín, etc.
  • Dependiendo de la edad que tengan tendrás que pensar en actividades que les atraigan.

6. Camina mientras hablas

¿Eres de las personas que todo el tiempo está pegada a la pantalla del celular? ¿Crees que no es posible intercambiar mensajes con tus amigos y aumentar tu actividad física al mismo tiempo?

Pues resulta que sí es posible. Recibir una llamada de teléfono o pasar horas chateando con tus amigos es una oportunidad perfecta para hacer un poco de actividad física.

  • En lugar de quedarte sentado en el sofá, camina alrededor de la habitación en la que te encuentras. Tan solo necesitas cuidar que no haya objetos que te hagan resbalar y caer.
  • Podrías sorprenderte al descubrir que has caminado más de treinta minutos sin darte ni cuenta.

Te recomendamos leer: ¿Es mejor correr o caminar?

7. Ejercítate mientras ves televisión

Ejercítate mientras ves televisión

¿Te gusta hacer maratones con tus series favoritas? ¿Eres incapaz de perderte un capítulo de la serie de moda? Tomando en cuenta que cada capítulo dura alrededor de una hora, tienes la oportunidad perfecta para aumentar tu actividad física.

Elige la opción que prefieras:

  • Hacer una sesión de estiramientos.
  • Usar la bicicleta bicicleta fija.
  • Trotar de manera fija o hacer pequeños saltos.
  • Hacer una serie de abdominales durante la publicidad.
  • En caso de que veas la televisión con otra persona, puedes crear retos para hacerlo más entretenido.

Como puedes ver, aumentar tu actividad física puede resultar divertido y sencillo si realmente le pones un poco de empeño.

Incluye estas actividades y quizás descubras que al final del día haces mucho más que 30 minutos de ejercicio.