7 formas de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural

Daniela Castro · 5 marzo, 2016
Tanto si lo utilizamos de forma externa como si lo consumimos el bicarbonato de sodio es un remedio muy eficaz para aliviar múltiples afecciones. Eso sí, tampoco debemos excedernos en su uso

Hay muchas maneras de utilizar bicarbonato de sodio como remedio natural. Si bien se ha empleado tradicionalmente como agente fermentador de productos horneados, también tiene múltiples aplicaciones medicinales que vale la pena aprovechar.

De hecho, debido a sus componentes y propiedades, se ha destacado desde la antigüedad como aliado para combatir algunas molestias comunes. Además, tiene la capacidad de regular el pH, mejorar la salud de la piel y combatir algunas infecciones.

¿Cuáles son sus usos más interesantes? Sabiendo que muchos tienen este producto en su alacena, hoy queremos compartir varias formas de prepararlo en remedios alternativos. ¡No dejes de probarlos cuando los necesites!

Cómo utilizar bicarbonato de sodio en la preparación de remedios

1. Remedio para la congestión nasal

Remedio para la congestión nasal

Por sus propiedades antiinflamatorias y antibacterianas, se puede utilizar bicarbonato de sodio como aliado para limpiar y desinflamar los conductos nasales en caso de congestión o infecciones. Tan solo es necesario combinarlo con agua.

Ingredientes

  • ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio (1,2 g)
  • 1 cucharada de agua (10 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el agua y utiliza un gotero para aplicar un par de gotas del líquido en cada fosa nasal.
  • Repite su uso dos veces al día.

Visita este artículo: ¿Qué debemos hacer si sufrimos una hemorragia nasal?

2. Remedio para las picaduras de insectos

Al momento de salir a hacer actividades al aire libre es bueno llevar una caja de bicarbonato de sodio por si se sufrimos alguna picadura de insectos. Este es un calmante natural que reduce la irritación y el dolor causados por bichos como las abejas y las hormigas.

Ingredientes

  • 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
  • 4 cucharadas de agua (40 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Mezcla el bicarbonato de sodio con el agua hasta obtener una pasta espesa.
  • A continuación, aplícalo con un suave masaje sobre la zona afectada.
  • Déjalo secar y repite su aplicación si lo consideras necesario.

3. Remedio para aliviar la indigestión

utilizar bicarbonato de sodio para la indigestión

Sus cualidades digestivas son muy conocidas en todo el mundo y continúan siendo aprovechadas para el alivio de los síntomas de la indigestión y las úlceras. Está incluido en el catálogo de productos naturales con propiedades alcalinas y su consumo en pequeñas cantidades es una forma de controlar la acidez.

 Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 vaso de agua (200 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Agrega la cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso de agua y consúmelo de inmediato.
  • Tómalo máximo dos veces al día, ya que en exceso puede ser perjudicial.

4. Remedio para las quemaduras comunes

Utilizar bicarbonato de sodio en caso de quemaduras es beneficioso para proteger la piel y acelerar su recuperación. Gracias a sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias, calma la irritación y crea una barrera protectora contra posibles infecciones.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • ½ vaso de agua fría (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el bicarbonato de sodio en el vaso de agua fría y sumerge un paño suave en el líquido.
  • Frótalo realizando un masaje circular y repite su uso hasta tres veces al día.

5. Remedio para el dolor de garganta

Dolor de garganta

Las propiedades antibacterianas de este producto contribuyen a reducir la presencia de bacterias y virus que causan infecciones en la garganta. Este efecto es aún mayor cuando lo combinamos con el prodigioso vinagre de sidra de manzana.

Ingredientes

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio (5 g)
  • 1 cucharadita de vinagre de manzana (5 ml)
  • ½ vaso de agua tibia (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Diluye el bicarbonato de sodio y el vinagre de manzana en el vaso de agua tibia.
  • Consúmelo máximo dos veces al día.

6. Remedio contra las infecciones urinarias

Las infecciones en el tracto urinario pueden ser una señal de un desequilibrio en el pH natural del cuerpo. Para regularlo y controlar la proliferación de virus y bacterias, se puede utilizar bicarbonato de sodio que cuenta con propiedades alcalinas.

Ingredientes

  • ½ cucharadita de bicarbonato de sodio (2,5 g)
  • ½ vaso de agua (100 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Vierte el bicarbonato de sodio en el medio vaso de agua y consúmelo dos veces al día, durante tres días seguidos.

Lee también: Cómo curar una infección urinaria de manera natural

7. Remedio para neutralizar el mal olor corporal

Remedio para neutralizar el mal olor corporal

Para evitar los efectos negativos de los parabenos y el aluminio contenidos en varios tipos de desodorantes y antitranspirantes, se recomienda utilizar este producto como remedio alternativo. Sus compuestos protegen la piel y neutralizan los olores desagradables. 

Ingredientes

  • 1 cucharada de bicarbonato de sodio (10 g)
  • 2 cucharadas de agua (20 ml)

¿Qué debes hacer?

  • Prepara una pasta espesa con ambos ingredientes y frótala en las axilas y demás áreas del cuerpo donde se produce mal olor.
  • Puedes hacerlo al momento de la ducha para que te sea más fácil aplicarla.

Ahora que sabes cómo utilizar bicarbonato de sodio en remedios caseros, no dejes de tenerlo siempre a la mano. Como lo puedes notar, es un ingrediente muy versátil y económico que sirve en casos de emergencia. Úsalo en porciones moderadas para no tener inconvenientes.