7 frases que pueden herir a tu pareja

27 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
Es importante saber elegir las palabras a la hora de manifestar desacuerdo en una discusión, ya que hay frases que pueden herir a tu pareja.

Las palabras ejercen una gran influencia sobre las personas, tanto cuando son emisoras como cuando son receptoras. Y así como pueden inspirar, pueden lastimar mucho (sobre todo cuando vienen de una persona cercana, como puede ser la pareja).

Es normal que una pareja presente altibajos y que surjan discusiones acerca de distintos temas. En estos casos, lo más importante es aprender a mostrar el desacuerdo, sin herir al otro. Recuerda que así como te gusta recibir amor y respeto, debes procurar dar lo mismo.

Cuando alguien está enojado no suele pensar mucho lo que dice y, sin proponérselo, puede elegir mal las palabras y lastimar a su pareja. Por ello, es importante prestar atención a la elección de palabras a la hora de mostrar desacuerdo en una discusión. 

frases que pueden herir

Decir lo que crees que sientes en ese momento puede ocasionar problemas graves y el verdadero No es lo mismo decir «estoy en desacuerdo con lo que dices» que «estoy en desacuerdo contigo». En la primera, se puntualiza el desacuerdo con el discurso, mientras que en el segundo caso, se señala directamente a la persona, haciendo el comentario demasiado personal.

¿Cuáles son las frases que pueden herir?

Probablemente ya las hayas mencionado, pero hay unas expresiones que debes evitar a toda costa en tu relación. Fíjate en estas frases que pueden herir y que tal vez no pensabas que podían arruinar tu vínculo al lesionar emocionalmente a tu pareja.

  1. «Lo siento, pero…». Pedir disculpas diciendo ‘pero’ no ayuda a crear confianza, credibilidad ni intimidad.
  2. «¿Ah, sí? pero si tú…». Darle la vuelta a las cosas en contra de tu pareja puede terminar con una conversación. Esto se percibe como una amenaza para la conexión que han formado.
  3. «Tú siempre…». Esta frase abre la puerta para una discusión infinita y hará que tu pareja se sienta atacada.
  4. «Eres igual que…». Señalar las similitudes entre tu pareja y alguien que ella no quisiera ser es una forma peligrosa de criticar.
  5. “No sé por qué estoy contigo”. Si eres tan valiente para expresar eso, deberías serlo para irte de una vez.
  6. Gritar groserías.
  7. “Mi ex jamás hubiera hecho esto”. Exigirle a tu actual pareja lo mismo de tu anterior relación es una actitud inmadura que puede tener graves consecuencias.

Lee este artículo: 7 formas de mejorar la comunicación en pareja

Las microagresiones

frases que pueden herir - ponerse a la altura

Las microagresiones son el maltrato psicológico que llamamos encubierto, ya que deviene de pequeños y circunstanciales ataques verbales por parte de los cónyuges. Se van dando en la vida cotidiana y se van haciendo costumbre, a tal punto de que comienzan a formar parte de la rutina en detrimento de la autoestima.

Son maltratos que no dejan huellas físicas, no se ven y quizás, si nos sentimos mal, solamente lo comentamos con las personas de nuestro entorno. No lo sabemos hasta que nuestra relación alcanza un desgaste tal que ya no tiene vuelta atrás.

Por ejemplo, algunas frases que pueden herir incluyen sarcasmos como “no pasa un solo día sin que me regales una torpeza nueva” y “déjame a mí hacer eso, tú eres un desastre», que son altamente dañinos. Más aun si añades la frase de remate: “te lo digo con cariño”.

Estas y muchas otras similares son circunstancias que se suceden a diario y se confunden con querencia, pero van siempre minando y generando un cansancio en la persona afectada. La van golpeando poco a poco.

Descubre: Cómo superar las barreras de comunicación

¿Cómo actuar?

Discutir tiene su arte y no es sinónimo de pelear. La manera de hablarse, precisamente, influirá mucho en la magnitud del conflicto.

Algunos de los valores que deben permanecer en nuestro lenguaje para evitar las situaciones incómodas son: la empatía, el respeto, la humildad y la generosidad.

Estas frases pueden encaminar la discusión en una buena dirección:

  • “Tienes razón en esto que dices”. Esta frase es una oportunidad de llegar a un punto medio con la pareja.
  • “Me siento (así) cuando dices eso”. Iniciar con esta oración brinda una apertura para confesar sentimientos y estrechar lazos de confianza. Además, es una puerta para que tu pareja también exprese cómo se siente.
  • “Lo siento si te ha molestado. Cuéntame exactamente qué sientes y así puedo comprenderte mejor…”. Olvídate de asumir o adivinar cuáles son los sentimientos o emociones de tu pareja. Permite que la conversación tenga espacios para la comprensión.
  • “¿Por qué no intentamos apoyarnos mutuamente?”. El acercamiento honesto invita a la unión de ambas partes para transformar o culminar una discusión de manera positiva. Los gestos y tonos de voz suaves, el contacto físico y las miradas ayudan en este tipo de reconciliación.

Los malentendidos siempre formarán parte de una relación interpersonal y de pareja en particular. Para llevarlas por buen camino es necesario aplicar un concepto exitoso para todos los aspectos de la vida: la comunicación y, por supuesto, evitar frases que puedan herir.