7 fuentes de grasas saludables que deberías incorporar en tu dieta

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante el 8 enero, 2019
Carolina Betancourth · 8 enero, 2019
Para conseguir los mayores beneficios de las grasas debemos consumir aquellas fuentes que nos proporcionen antioxidantes y grasas saludables, como los ácidos grasos omega 3.

Para tener un estilo de vida saludable y un peso adecuado muchas personas han decidido disminuir o suprimir  las fuentes de grasa de sus dietas.

Está comprobado que su consumo excesivo provoca trastornos metabólicos entre otras enfermedades que afectan a la calidad de vida.

Sin embargo, las grasas, junto con los hidratos de carbono, son una de las mayores fuentes de energía para el cuerpo. Se requieren para lograr un óptimo funcionamiento de todos los sistemas.

No obstante, se deben elegir las de tipo “saludable”, cuya ingesta moderada protege el organismo ante trastornos peligrosos como el colesterol alto, la hipertensión y otras patologías derivadas del consumo de grasas dañinas.

Aunque como todo son fuentes de calorías, su inclusión en la dieta permite obtener muchos beneficios.Teniendo en cuenta que para algunos siguen siendo desconocidas, a continuación queremos revelar 7 deliciosas fuentes que se pueden consumir de forma habitual.

Fuentes de grasas saludables

1. Pescados grasos

Fuentes grasas saludables

Todas las variedades de pescados grasos son excelentes complementos para la dieta. Contienen proteínas y son una de las mayores fuentes de ácidos grasos omega 3. 

Su consumo regular disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas, controla los procesos de inflamación del organismo y previene el deterioro cognitivo.

Entre los recomendados cabe destacar:

  • Salmón.
  • Caballa.
  • Trucha.
  • Sardinas.
  • Arenque.
  • Mariscos.

Lee también: Trucos para cocinar con menos colesterol

2. Aceite de coco

Si bien un 92% del aceite de coco está compuesto por grasas saturadas, está comprobado que es muy saludable ya que un 65% se corresponde con ácidos grasos de cadena media. Este tipo se metaboliza con facilidad para proporcionarle energía al cuerpo.

Cuenta con una sustancia llamada ácido láurico que le confiere una acción antimicrobiana y antiinflamatoria, idónea para fortalecer el sistema inmunitario. Lo mejor de todo es que su sabor es delicioso y se puede combinar con otros ingredientes en la preparación de las recetas.

3. Aceite de oliva virgen extra

aceite de oliva

Siempre y cuando sea de tipo virgen extra, el aceite de oliva está compuesto por un 71% de grasas monoinsaturadas, 16% de saturadas y 13% de poliinsaturadas.

  • Esto indica que es una de las fuentes de grasas saludables más completas que nos ofrece la naturaleza. Así que puede añadirse sin problema en la dieta.
  • Dado que se obtiene mediante un método de prensado, conserva al máximo sus propiedades y es una gran fuente de antioxidantes.
  • Su inclusión en la dieta está vinculada con la prevención de enfermedades, la pérdida de peso y la salud de la piel.

4. Semillas

Tanto las semillas como los aceites que se obtienen de las mismas son buenas fuentes de grasas saludables naturales sin procesar.

  • Cuentan con ácidos grasos omega 3 y 6, además de fibra soluble y sustancias antioxidantes.

Esto indica que además de evitar el desarrollo de trastornos cardiovasculares, protegen las células ante el daño oxidativo y mejoran la digestión.

Las más destacadas son las de:

  • Girasol.
  • Lino.
  • Chía.
  • Calabaza.
  • Sésamo.

5. Cacao

El cacao

La semilla de cacao es un alimento rico en nutrientes que aporta maravillosas propiedades a la salud cuando se ingiere en cualquiera de sus presentaciones.

  • Por ejemplo, la manteca de cacao contiene un 38% de grasas monoinsaturadas y un 3% de grasas poliinsaturadas. Junto a sus antioxidantes, aportan increíbles beneficios.
  • El chocolate amargo, con un mínimo de 70% de cacao, es uno de los mejores alimentos para disfrutar de este prodigioso ingrediente.

Su ingesta moderada previene las enfermedades cardíacas, el estrés, algunos trastornos degenerativos asociados a la edad así como el daño oxidativo.

6. Aguacate

Los aguacates son un alimento muy versátil que se puede incorporar de múltiples formas dentro de la dieta. Están compuestos por un 60% de grasas monoinsaturadas, un 25% de grasas saturadas y un 15% de poliinsaturadas.

También aporta cantidades significativas de fibra, antioxidantes y otros nutrientes esenciales que activan las funciones vitales del cuerpo.

Visita este artículo: 9 razones para comer aguacate

7. Frutos secos

frutos secos para el cabello

Los frutos secos son de lo mejor para calmar el hambre en los momentos de ansiedad. Contienen ácidos grasos omega 3, fibra, proteínas y otras sustancias beneficiosas para la salud cardiovascular, muscular y articular.

Su consumo moderado está relacionado con la pérdida de peso, la reducción de los problemas inflamatorios y una mejor salud circulatoria.

Como acabas de notar, no todas las grasas son dañinas para la salud ni representan un enemigo para el peso corporal. Procura ingerirlas de forma regular, ya que son necesarias para tu organismo.