7 hábitos para tener confianza en ti mismo

Tener nuestro marco de referencia interno nos permitirá tener más confianza, ya que no necesitaremos la aprobación de los demás en todo momento. La conformidad con nuestras acciones debe venir de nosotros mismos

La desconfianza en uno mismo es uno de las cosas más comunes que se puede presentar en los adolescentes. No obstante, todos estamos a merced de pasar por un episodio que nos genere desconfianza, sin importar nuestra edad.

Si no la tratamos a tiempo, se puede convertir en una enfermedad muy grave, al punto de que podamos caer en una depresión moderada o una depresión severa o grave. En este artículo te vamos a facilitar 7 hábitos para tener confianza en ti mismo.

7 hábitos para tener confianza en ti mismo

1. Elige bien tus amigos y aléjate de la gente tóxica

amigos.

Cuando elegimos buenos amigos, creamos relaciones sanas y vínculos estables, que nos ayudan a sentirnos bien con nosotros mismos. De hecho, un buen amigo puede sacar lo mejor de nosotros.

Un amigo puede reafirmar nuestra estima propia y resaltar aspectos positivos de nuestra personalidad que ni siquiera nosotros mismos sabíamos que tenemos. Por ello, debemos buscar amigos de verdad, que confíen en nosotros y nosotros en ellos.

No deberías estar cerca de personas que solo te menosprecian, que siempre tienen algo pesimista o negativo que decirte. Y, si no puedes censurar su compañía, censura sus palabras para que no te afecten.

Ver también: Aumenta la confianza en ti mismo con estos trucos

2. Realiza ejercicios regularmente

Cuidar de la salud física realizando ejercicios ayuda a que el cuerpo libere sustancias químicas y le da energía al organismo. Si lo realizas con frecuencia vas a mejorar tu apariencia física, lo que de seguro va a aumentar mucho tu confianza.

Dormir bien es otro factor clave, ya que durante la noche el cuerpo recupera energías. De no hacerlo de seguro vas a estar de mal humor, con malestar en el cuerpo y muy cansado, lo que le va a quitar energías a tu cuerpo.

3. No digas que sí cuando quieras decir que no

Debes aprender a reclamar tus derechos de manera asertiva. Es decir, sin ser agresivo, pero sin rayar en la pasividad. Para lograrlo, se debe comenzar por las cosas pequeñas.

Puedes decirle a alguien: “ese comentario no me parece apropiado, me hace sentir mal”. He allí el secreto. Hablar de “cómo me siento” en vez de juzgar una situación por como es.

Si nos acostumbramos a decir las cosas como las sentimos cuando las sentimos nos irá mejor en el desarrollo de nuestra propia estima. Además, practicaremos el arte de ser francos pero respetuosos.

4. Busca tu pasión en la vida

confianza en ti mismo

Si te sientes menos, o has sido menospreciado toda tu vida, hallar tu pasión te ayudará a ganar o recuperar la confianza en ti mismo. Cuando has hallado es actividad, deporte, afición o trabajo, tu vida se enriquece.

Sientes la satisfacción de hacer algo tremendamente bien y eso te hace sentir más confiado. Incluso, el que otros observen tu desempeño puede hacer que valoren tu talento y te lo hagan saber.

Ahora bien, ahí viene el quinto punto.

Te recomendamos leer: No todo el que siembra confianza cosecha respeto

5. Tu marco de referencia debe ser interno, no externo

Cuando das demasiada importancia a las opiniones de los demás, vas a estar siempre descontento. ¿por qué? Porque es imposible complacer a todo el mundo. Además, es muy triste tener que vivir para complacer a otros.

El esquema de aprobación sobre lo que tú eres debe provenir de ti mismo, de tus valores, de lo que consideras bueno y malo, no de lo que otros opinen de ti.

Así que ya sabes, tu punto de referencia debe venir de adentro.

6. Aprende del fracaso y sigue adelante

Miedo al fracaso.

No te quedes varado en los fracasos. Nadie es perfecto. Así que, si te has equivocado, aprende la lección y sigue adelante con tu vida.

Esto no significa que debas vivir como si nadie importa, o como si los errores no dolieran, pero si te paralizas en ellos o te enfrascas, errores del pasado pueden venir a minar tu confianza.

Y así llegamos al punto número seis.

7. Celebra tus triunfos y regodéate positivamente en ellos

Recuerda tus buenos momentos, celébralos. Sigue el principio de “lo que se celebra se repite”. Piensa en lo que has hecho bien y así podrás desechar muchos complejos.

Te sorprenderá saber que muchas personas tímidas tienen una versión distorsionada de sí mismas y suelen minimizar sus logros y éxitos. Así que alégrate y celebra lo bueno.

Estos 7 hábitos para tener confianza en ti mismo son de eficacia probada. Intenta ponerlos en práctica, puede ser de uno en uno. No te desanimes, recuerda que todo lleva su tiempo.

No te apresures, ni quieras realizar los cambios de un día para otro, debes ir venciéndolos poco a poco. Ponte la meta de vencer todos y cada uno de los obstáculos que se te presente.

Hazlo a diario hasta que se conviertan en un hábito.

Te puede gustar