7 hábitos para las familias saludables

Tan importante es realizar ejercicio a diario o seguir una dieta equilibrada como mantener una buena comunicación entre los miembros de la familia. Se debe fomentar el diálogo y la cooperación

Una de las consultas más recurrentes entre los matrimonios con hijos pequeños o adolescentes es cómo lograr que todos lleven hábitos más sanos y que la “sintonia” sea la misma sin importar la edad. No dudes en echar un vistazo a estos 10 hábitos para las familias saludables.

No pasar hambre

A diferencia de lo que se cree, cada día se debe comer lo adecuado según las actividades físicas y el gasto calórico de cada persona. Esto sirve para mantener un peso saludable. “Morirse de hambre” es un error muy común entre los que hacen dieta. Los expertos dicen que si no se incorporan los nutrientes necesarios en las comidas diarias, siempre tendremos hambre. Es que las hormonas que participan el proceso de “saciarnos” y de enviar ese mensaje al cerebro no están satisfechas.

Si ingerimos alimentos que nos aportan calorías pero no vitaminas o minerales, entonces, a la media hora tendremos hambre nuevamente. Recuerda entonces consumir verduras, frutas y cereales.

familia4

Desayuno y almuerzo, los infaltables

Mucho se dice de lo importante que es el desayuno, pero no todos lo cumplen. Algo similar ocurre con el almuerzo. Estas dos son las comidas más importantes del día de una persona. Por la mañana, muchos no quieren comer nada porque piensan que les sentará pesado o que no pueden ingerir grandes cantidades de alimento. Esto es un error, porque está comprobado que lo que comemos a primera hora del día es lo que nos aporta todas las energías que precisamos para encarar la jornada. Entonces, para el desayuno se puede optar por café, té o leche, tostadas con mermelada, zumo de frutas y cereales. En cuánto al almuerzo, una sopa de vegetales, un saándwich de atún o pavo con pan integral y de postre una fruta.

Hacer ejercicio 20 minutos al día

Piensa en cuánto puedes hacer por tu cuerpo en tan sólo 20 minutos. Lo mismo que te llevaría preparar una cena rápida o bañar a los niños. Por ejemplo, en lugar de subir por el ascensor, utiliza las escaleras, aprovecha para barrer y trapear todos los pisos o de jugar con tus niños en el jardín. También puedes utilizar los videos que circulan por Internet para hacer ejercicio en la sala de tu casa.

familia3

Decidir sobre la comida familiar

En la actualidad, los padres cometen muchos errores en relación a lo que le dan de alimento a sus niños. El estilo “fast food” es, claramente, el que más prefieren los pequeños, pero esto se debe a que los adultos se lo ofrecen desde que comienzan a comer sólido. Una vez cada tanto ir a un local de comidas rápidas no está mal, el problema radica cuando esto se vuelve una rutina y comen hamburguesas, patatas fritas y refrescos todos los días. Lo mismo ocurre con los dulces, las pizzas o los fritos que se preparan en casa. El exceso de hidratos de carbonos y grasas no son buenas para nadie, porque causan enfermedades tales como colesterol, obesidad e hipertensión.

Cenar en familia cada noche

Con una condición: sin encender el televisor y dejando lejos los móviles. Durante la cena familiar se debe hablar sobre el día de cada integrante, saber cómo se sienten, cómo les ha ido en la escuela o en el trabajo, que todos puedan contar algo que deseen, planificar el fin de semana, las vacaciones o las fiestas. Lamentablemente eso se está perdiendo porque los aparatos tecnológicos se vuelven los principales protagonistas.

Cuando las familias se reúnen para comer, el clima y la armonía reina en el hogar, esto provoca una buena salud física, mental y sentimental. También se puede repetir lo mismo en el desayuno.

Jugar juntos a diario

Es cierto que las obligaciones de cada día a veces no nos permiten disfrutar de nuestros hijos y eso es un problema que a veces nos damos cuenta demasiado tarde. Todos queremos trabajar mucho que no les falte nada. ¿pero no les estará faltando lo esencial, que es el contacto con sus padres? Esto no quiere decir dejar el empleo, sino que cada día, al menos unos minutos sean de juegos y distracción familiar. Puedes también leerles un cuento antes de que se duerman, el único momento en que están más tranquilos.

familia2

Crear una rutina y respetarla

Según se ha comprobado, un buena noche de sueño te mantendrá joven y enérgico. La mitad de los adultos han perdido su capacidad de dormir y no lo hacen por más de 6 horas cada día. Este puede ser uno de los factores que generan estrés. Recuerda siempre irte a dormir y levantarte a la misma hora, lo mismo que para comer o hacer ejercicio.

Imágenes cortesía de Liz West, Peter & Joyce Grace, Kamal Zharif Kamaludin, Tetra Pak y stewartde