7 hábitos para prevenir el cáncer de mama

Para prevenir el cáncer es fundamental llevar una vida saludable. En este artículo te damos algunos consejos que ayudarán a que el riesgo de contraer esta enfermedad sea lo más bajo posible.

El cáncer es una enfermedad que afecta directamente la división celular, provocando que la zona del cuerpo afectada no funcione correctamente. El más común de los tipos de cáncer en las mujeres es el cáncer de mama, por lo que es importante tomar medidas preventivas.

Esta prevención es una tarea diaria con rutinas que puedes incluir sin problema. Algunos de los factores que determinan el desarrollo de esta enfermedad no pueden evitarse, como los hereditarios u hormonales. Otros son completamente controlables a través de un estilo de vida saludable.

¿Cuándo aparece el cáncer de mama?

Adenolipomas en la mama

Este tipo de cáncer aparece cuando las células del seno empiezan a crecer descontroladamente hasta formar un pequeño tumor.

La detección de este tumor la puedes hacer tú misma mediante una exploración manual de seno. Si sientes alguna bolita extraña, deberás acudir con tu médico para que te realice una mastografía.

Es importante que sepas que la presencia de bolitas en el seno no siempre implica cáncer mama. En algunas ocasiones son bolitas de grasa u obstrucciones no dañinas. Sin embargo, debes visitar al médico para determinar el problema real.

Te recomendamos leer: La anatomía de la mama

¿Cuándo debes adoptar los hábitos para prevenir el cáncer de mama?

Debido a que esta enfermedad puede aparecer en cualquier momento de tu vida, debes tomar precauciones cuanto antes. Si nunca te has realizado una exploración, hazla hoy mismo.

En caso de antecedentes de cáncer en tu familia, sea de mama o no, te recomendamos realizarte una revisión médica anual. Recuerda que la genética puede influir en su desarrollo.

Entre los hábitos que evitarán el desarrollo del cáncer de mama están:

1. Mantener un peso saludable

Bajar de peso

El exceso de grasa alrededor de tus senos es sinónimo de aumento de niveles de estrógeno. Claro que unos senos grandes resultan atractivos, pero debes asegurarte de que su tamaño se deba al músculo y no al exceso de peso.

La grasa excesiva desarrolla el ambiente perfecto para las células mamarias alteradas que puedan volverse malignas. Es muy importante controlar todos los aspectos de tu dieta para mantenerte en el peso exacto según tu estatura y morfología.

Además de llevar un régimen alimenticio sano, te recomendamos realizar ejercicios que activen la zona de los senos. Esto ayudará a quemar grasa y aumentar volumen de forma sana.

Visita este artículo: Estrógenos

Categorías: Buenos hábitos Etiquetas:
Te puede gustar