7 hábitos saludables de una persona vegetariana

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gilberto Sánchez el 2 diciembre, 2018
¿Sabías que los vegetarianos estudian las cualidades nutricionales de los alimentos y los clasifican según su tonalidad para obtener las proteínas y vitaminas necesarias en una dieta balanceada?

No cabe duda de que el consumo de vegetales es uno de los mejores hábitos alimenticios porque sus propiedades nutricionales ayudan a disfrutar de una buena salud y a prevenir enfermedades. A pesar de ello, muchas personas tienen dificultades para comerlos con frecuencia y adoptar una alimentación de persona vegetariana, basada en “green food“.

Para que te animes a incorporar más vegetales en tu dieta, te presentamos algunas de las cualidades y hábitos saludables que tienen las personas vegetarianas para basar su alimentación en estos alimentos. Siguiendo estas recomendaciones podrás empezar a adoptar un estilo de alimentación más saludable que te permita mejorar tu calidad de vida.

¿Por qué son buenos los vegetales?

El consumo de vegetales aporta una buena dosis al organismo de potasio, sodio, minerales, grasas (de las “buenas”, es decir, insaturadas), vitaminas, antioxidantes, fibra… la lista es enorme, y sus nutrientes son aún más eficaces al comerlos crudos porque no se pierde ninguno al cocinarlos.

La Asociación Americana de Clínica Oncológica (ASCO) explicaba los efectos que los alimentos, los vegetales en particular, tienen sobre el cáncer:

Es probable que los fitoquímicos de las frutas y verduras actúen en conjunto para reducir el riesgo de cáncer. Algunos ayudan a regular las hormonas, como el estrógeno. Otros enlentecen el crecimiento de las células cancerosas o bloquean la inflamación. Muchos reducen el riesgo del daño provocado por los oxidantes.

Cesta con vegetales - hábitos persona vegetariana

Descubre:  8 alimentos que son más saludables si se comen crudos 

Una persona vegetariana…

Por supuesto, antes de comenzar con la lista queremos dejar claro que estos son unos hábitos muy generales que no se corresponden con los de todas las personas vegetarianas.

Evita seguir recetas

Las personas vegetarianas evitan seguir recetas a la hora de preparar sus comidas ya que, por lo general, van aprendiendo a combinar los ingredientes de modo que su sabor resulte agradable y no sea necesario incorporarles nada más.

Al aprender a preparar por primera vez las verduras con diferentes variedades se puede ahorrar mucho tiempo y dinero en la alimentación. Cebollas salteadas, boniatos asados, pimientos rellenos o verduras hervidas, entre otras, son solo algunas opciones para disfrutar de más vegetales todos los días.

Prueba: ¿Cómo hacer puré de batatas con 3 recetas sanas?

Elige alimentos frescos en lugar de enlatados

Aunque hay algunos vegetales enlatados que parecen ser una buena opción para alimentarse, es mucho mejor ir a la sección de verduras frescas para elegir las que sean de mejor calidad. O incluso mejor, al mercado. Para una buena dieta vegetariana es importante ser consciente de que los alimentos enlatados no tienen las mismas propiedades que un alimento fresco.

Alimentos-frescos

Son amigos de la licuadora

Los vegetales no solo se pueden comer en ensalada, hervidos, salteados o con algún aderezo. Una forma de aprovecharlos es mediante el consumo de batidos, a los que se le puede añadir semillas y frutas para potenciar sus beneficios. Al licuarlos o batidos en lugar de exprimirlos se conserva la matriz y, por tanto, sus propiedades quedan intactas. Un buen batido proporciona sensación de saciedad y ayuda a mantener el organismo libre de toxinas y desechos.

Crean comidas por colores

Las personas vegetarianas estudian las cualidades nutricionales de los alimentos que quieren consumir y los aprenden a clasificar según su color para crear una comida balanceada y deliciosa. Teniendo en cuenta este conocimiento, veganos y vegetarianos saben cuándo su plato de verduras frescas necesita un vegetal púrpura o naranja.

Descubre: Dieta de los colores, descubre todos los beneficios de esta modalidad

Son felices comiendo en un cuenco grande

Un cuenco grande es perfecto para consumir la cantidad suficiente de verduras y agregarle otros nutrientes importantes que se requieren en la dieta.

  • Vitamina
  • Minerales
  • Antioxidantes
  • Proteína
  • Grasas saludables
  • Sabor

Lee también: 5 nutrientes esenciales para mantener un cerebro activo y sano

Entre los alimentos que se pueden tener en cuenta encontramos, entre otros:

  • Quinoa
  • Soja
  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Semillas
  • Frutas
  • Vegetales de hojas verdes
  • Vegetales de colores

Siempre incluyen vegetales verdes

La mayoría de recetas vegetarianas incluyen una o dos hortalizas verdes, independientemente de la preparación. Este tipo de alimento contiene importantes antioxidantes, clorofila, vitaminas, minerales y muchos otros nutrientes esenciales para la salud. Ya se trate de un batido, un sándwich o una guarnición de verduras al vapor, un vegetal verde es la mejor forma de complementarlo.

Vegetales

Están siempre preparados

Mantener la despensa llena, asegurarse de que todos los alimentos estén frescos, planear el menú de la semana y llevar siempre pequeñas porciones de verdura al trabajo son buenos hábitos que ayudan a llevar una dieta rica en vegetales y evitar caer en la tentación de excederse en calorías.

Tener los vegetales en un lugar fresco y visible ayuda a recordar lo importantes son para la dieta y, sobre todo, para estar sano. 

Ten en cuenta

Las claves de alimentación de las personas vegetarianas pueden servir como un apoyo para empezar a incluir más alimentos así en la dieta. Sin embargo, si no quieres llevar una dieta vegetariana puedes complementarla con otros alimentos saludables (frescos, no procesados y lo más naturales posibles) que ayuden a cumplir con el requerimiento nutricional del organismo.

No hace falta que abandones tus porciones de carne, pollo o pescado, ya que estas aportan proteína y grasas magras que también son importantes para la salud. Lo que debes tener en cuenta es que deben ser porciones moderadas y preferiblemente solo 2 o 3 veces por semana.

Adoptando una dieta rica en vegetales sentirás mayor sensación de bienestar tanto físico como emocional. ¡Inténtalo!