7 hábitos que te ayudan a prevenir la osteoporosis

Carolina Betancourth 20 septiembre, 2017
Además de ser perjudiciales para nuestra salud general, tanto el tabaco como el alcohol afectan negativamente a los huesos y pueden favorecer el desarrollo de osteoporosis, por lo que es fundamental evitarlos

La osteoporosis es una enfermedad crónica del sistema óseo que incrementa el riesgo de fracturas, dolores severos y otros síntomas que reducen la calidad de vida.

Su principal causa es la deficiencia de calcio y vitamina D, aunque también está relacionada con cambios hormonales, traumatismos y factores genéticos.

Esta se genera cuando las piezas óseas sufren desintegración de su microarquitectura interna, lo cual reduce su densidad, capacidad de soporte y fuerza.

A menudo afecta los huesos de la cadera, la columna vertebral y las manos, pero puede originarse en cualquier otra zona de la estructura ósea.

Si bien es más común durante la tercera edad, muchos lo desarrollan de forma prematura debido a la práctica de malos hábitos y la exposición a las toxinas.

Lo más preocupante es que no se manifiesta de forma contundente en sus etapas iniciales y, debido a esto, un gran número de casos se detectan cuando ya ha generado complicaciones.

Por esta razón es fundamental llevar un estilo de vida saludable y, en lo posible, adoptar prácticas que ayuden a disminuir el riesgo.

¡Descúbrelas!

1. Incrementa el consumo de calcio

Alimentos ricos en calcio

El calcio es uno de los minerales esenciales que ayudan a mantener la densidad de las piezas óseas, evitando su debilitamiento y fractura.

Su correcta absorción fortalece todo el sistema óseo y evita el desarrollo de trastornos asociados a los desequilibrios inflamatorios.

Si bien puede tomarse en suplementos, lo mejor es obtenerlo de fuentes naturales como:

  • Leche y productos lácteos
  • Vegetales crucíferos
  • Soja
  • Frutos secos
  • Cebolla
  • Pescado azul y mariscos
  • Cítricos
  • Frambuesas

¿Quieres conocer más? Lee: 8 alimentos ricos en calcio

2. Asegura tu absorción de vitamina D

La correcta absorción de vitamina D es un factor clave para la prevención de la descalcificación de los huesos y las fracturas.

Este nutriente ayuda a fijar el calcio en los huesos, favorece la absorción del mineral en el intestino y, adicional a esto, impide que se excrete en grandes cantidades a través de la orina.

Suele absorberse con baños de sol, de 15 o 20 minutos, aunque también se puede conseguir a través del consumo de algunos alimentos saludables.

Entre las fuentes significativas cabe destacar:

  • Huevos
  • Salmón
  • Hígado
  • Cereales enriquecidos
  • Setas
  • Lácteos

3. Evita el consumo de tabaco

No-fumar

Tanto los fumadores activos como los pasivos tienen altas probabilidades de sufrir osteoporosis al llegar a su edad adulta.

El tabaco está fabricado con sustancias químicas tóxicas que, además de reducir la densidad ósea, afectan los procesos de absorción de calcio en el intestino.

  • Así las cosas, para evitar esta enfermedad crónica es fundamental evitar el tabaquismo por todos los medios.

4. Realiza ejercicio regular

La práctica regular de ejercicio físico desde edades jóvenes es uno de los factores claves para evitar patologías como la osteoporosis al llegar a la edad adulta.

Este hábito vence los efectos negativos del sedentarismo, previene la obesidad y ayuda a mantener las piezas óseas fuertes para evitar lesiones y fracturas.

  • Basta con dedicarle 30 minutos, mínimo 3 veces a la semana, para disfrutar sus beneficios.

Visita este artículo: Fortalece tus hombros con estos 6 ejercicios

5. Cuida tu postura corporal

Adoptar una postura adecuada

Miles de personas ignoran cuán importante es la postura corporal para prevenir el desarrollo de osteoporosis y afecciones inflamatorias.

Si bien al principio no genera efectos significativos, una mala postura puede provocar lesiones y debilitamiento en los huesos.

  • Vigila la forma en que caminas, cómo te sientas y qué posición adopta tu cuerpo al acostarte.

6. Evita el consumo de bebidas alcohólicas

Las toxinas que contienen las bebidas alcohólicas incrementan el deterioro de los huesos y, por consiguiente, son un factor de riesgo para la osteoporosis.

Hay estudios que confirman que ingerir estas bebidas, en conjunto con otros malos hábitos de vida, puede tener un fuerte impacto en la salud ósea.

7. Mantén un peso saludable

Persona pesándose en una báscula

El exceso de peso corporal es un factor de riesgo de osteoporosis y enfermedades óseas inflamatorias como la osteoartritis.

Tanto la obesidad como el sobrepeso implican un mayor desgaste de los huesos, lo que eleva las probabilidades de sufrir estas afecciones.

  • Es primordial vigilar el peso corporal y adoptar todo tipo de medidas para mantenerlo en niveles sanos y estables.

Además de los consejos mencionados, recuerda que debes evitar exponerte a caídas o sobresfuerzos que puedan causarle daños a las piezas óseas.

Hazte chequeos médicos regulares, sobre todo si tienes antecedentes familiares de esta enfermedad.

 

Te puede gustar