7 ideas para reducir el uso de plástico en el hogar

Con pequeños cambios en nuestro día a día podemos conseguir no solo cuidar el planeta, sino también nuestra salud y la de los que nos rodean

El plástico está considerado como una de las mayores amenazas para el medio ambiente, no solo porque tarda muchos años en descomponerse, sino porque cada vez lo producen en mayores cantidades.

Pese a que sus impactos negativos se han probado a través de cientos de pruebas científicas, sigue siendo uno de los artículos más fabricado en todo el mundo, utilizado por muchas compañías y en la vida cotidiana de la mayor parte de la población mundial.

Y es que sus daños no solo están afectando el medio ambiente y las especies animales que allí habitan; hace poco se determinó que algunas sustancias utilizadas en su fabricación podrían estar asociadas a muchas de las enfermedades que aquejan a los humanos.

Por todo esto y porque es necesario reducir la contaminación que genera, se siguen promoviendo algunas alternativas sostenibles que permiten reducir su uso en el hogar para contribuir al cambio.

Hoy nosotros hemos traído 7 interesantes propuestas que puedes considerar a partir de ahora para que hagas parte de la solución.

1. Evita comprar agua en botella

Evita comprar agua en botella

En algún momento de la historia fue tendencia el portar una botella de agua de determinada marca para dejar ver que se llevaba un estilo de vida saludable.

Aunque, por supuesto, tomar agua es uno de los mejores hábitos que se pueden tener, ahora la moda y el consejo es usar un termo reutilizable que se pueda lavar y rellenar cuantas veces se desee.

Esta alternativa no solo es más ecológica, sino que invita a ahorrar el dinero que antes se invertía por unos cuantos mililitros de agua comercial.

En este punto es importante mencionar que las botellas de plástico solo se pueden rellenar 2 veces, ya que después sus químicos comienzan a descomponerse y podrían generar efectos negativos en la salud.

Te recomendamos leer: 5 razones por las que no deberías volver a tomar agua embotellada nunca más

2. Utiliza vasos de vidrio

En la mayoría de restaurantes y en muchos hogares prefieren usar vasos desechables de plástico o cartón por considerar que son más prácticos al no tener que lavarlos.

Sin embargo, por obvias razones esta es una elección poco amigable con el ambiente y puede llegar a ser antihigiénica.

Si aún no los has remplazado por vasos de vidrio reutilizables es momento de empezar a considerarlo.

3. Usa bolsas de tela

Usa bolsas de tela

Esta es una de las formas más saludables y efectivas de disminuir el uso de plástico. El portar una o varias bolsas de tela al supermercado y a las tiendas disminuye el uso de las elaboradas con plástico que suelen tener solo una utilidad.

Muchos establecimientos ya las están utilizando y han creado campañas para que sus clientes las reutilicen decenas de veces.

4. Haz un composta casera

Uno de los hábitos comunes en las casas es usar bolsas plásticas para almacenar la basura durante la semana.

Lo cierto es que en este sentido hay mucho por hacer, ya que el simple hecho de separar las basuras supone un cambio significativo.

Lo que se conoce como “basura orgánica” puede ser utilizada para la preparación de una composta casera que de seguro le dará muchos beneficios al jardín.

Además, esto facilita la labor de los recicladores que día a día tienen que trabajar para extraer los residuos que pueden ser reutilizados.

5. Reutiliza los frascos de cristal

Reutiliza los frascos de cristal

Muchos de los productos que se consiguen en el mercado vienen envasados en frascos de cristales que pueden ser utilizados muchas veces.

En lugar de arrojarlos a la basura, busca ideas para decorarlos y conviértelos en recipientes para almacenar otras cosas.

6. Utiliza cubiertos de metal

Es muy común que en los restaurantes de comida rápida y en pequeños puestos en la calle den cubiertos de plástico para ingerir los alimentos.

En un principio esto parece insignificante y más higiénico, pero lo cierto es que es una terrible forma de incrementar la contaminación.

Una idea para no utilizarlos en portar siempre en el bolso una cuchara o cubiertos personales de metal que puedan ser lavados una y otra vez.

Ver también: Cómo proteger la piel de la contaminación

7. Opta por los productos de higiene femenina reutilizables

Opta por los productos de higiene femenina reutilizables

Las compresas y los tampones no son la única opción que tienen las mujeres para estar limpias y protegidas durante su periodo menstrual.

Opciones como las almohadillas de tela y la copa menstrual están representando una alternativa sostenible y más saludable en términos generales.

Aunque para lograr un cambio significativo se requieran de más esfuerzos colectivos, el simple hecho de aplicar estos consejos contribuye a generar un impacto positivo. ¿Crees que puedes empezar a aplicarlos?

Te puede gustar