7 ideas para tratar la pañalitis

La pañalitis es un tipo de dermatitis que suele causar mucho malestar a los bebés. Mantenerlos lo más limpios y secos posible es una de las medidas para evitarla. Conoce más acerca de cómo prevenirla.

Tarde o temprano, un día cualquiera, a toda madre le toca tratar la pañalitis que sufra su bebé a causa de los pañales desechables. Si bien la invención de los pañales desechables ahorró horas de trabajo en el hogar, trajo esta indeseable consecuencia para el bebé: una dermatitis que causa mucho malestar.

Aunque las grandes compañías fabricantes de pañales desechables mantienen oculta la composición química de sus productos, se sabe que algunos componentes utilizados para absorber la humedad pueden originar este tipo de dermatitis y otras alergias en algunos bebés. Estos componentes son ácido acrílico, celulosa y cloro.

¿Qué causa la pañalitis?

El principal causante de la pañalitis es la humedad. Por muy absorbente que sea un pañal desechable, siempre queda algo de humedad. Cuando la orina se mezcla con las bacterias de las deposiciones se genera amoníaco, lo cual irrita la delicada piel del bebé.

Las diarreas también son muy irritantes, sobre todo si se producen por alguna de las siguientes situaciones:

  • Cambio en la alimentación del bebé. Se introduce una nueva fórmula láctea o comienza la ingesta de sólidos.
  • El bebé tiene que tomar antibióticos o la madre es quien los toma y pasan al bebé a través de la leche materna.
  • Se inicia la dentición.

El roce y las alergias a los componentes del pañal desechable, las reacciones a los detergentes con los que se lavan los pañales de tela y los productos infantiles como talcos y cremas también desencadenan este tipo de dermatitis.

Te recomendamos leer: Crema facial casera para pieles con dermatitis

¿Cómo prevenir la pañalitis?

Retira las cintas para cambiar el pañal

La mejor medida para tratar la pañalitis es la prevención. Mantener al bebé lo más limpio y seco posible es fundamental. Puedes revisarlo cada dos horas para ver cómo se encuentra. Igualmente, si llora, revísalo, ya que puede que esté mojado o algo más.

Una vez que retires el pañal, es importante que laves y seques bien los genitales y las nalgas del bebé. Presta especial atención a que no quede humedad entre los pliegues de la piel.

Evita apretar el pañal en exceso para que circule un poco de aire. También, es buena opción utilizar una talla más grande a la que necesita el bebé para que la piel no roce con la superficie del pañal desechable. Aplica una crema protectora que cree una capa impermeable entre la piel del bebé y el pañal.

Para evitar la irritación, igualmente, suspende el uso de las toallas húmedas. Sin duda, son muy prácticas para cuando se está fuera de casa, pero déjalas solo para esos momentos.

Al usar este tipo de toallas, recuerda secar la piel del bebé antes de ponerle un nuevo pañal. De esta manera, la humedad de los químicos que contienen no se quedará atrapada entre su piel y el pañal.

¿Cómo tratar la pañalitis?

Si al quitarle el pañal a tu bebé, te encuentras con la zona enrojecida, inflamada, con pequeños granos y hasta un poco caliente: tiene dermatitis. La irritación puede abarcar solo los genitales y el ano o extenderse hasta el vientre, las nalgas y los muslos. Las medidas básicas para tratar la pañalitis son:

  • Tratar la zona con mucho cuidado. Al lavar y secar la piel irritada, evita frotarla con fuerza.
  • Evitar aplicar talcos o cremas humectantes para niños o adultos.
  • Procurar que el bebé pase el mayor tiempo posible sin usar el pañal.
  • Cambiar de marca de pañal desechable o probar con los pañales ecológicos.
  • En el caso de los pañales de tela, evitar cubrirlos con prendas plásticas pues favorecen la concentración de humedad.
  • Colocar un protector impermeable entre el colchón y la sábana, ya que el bebé puede dormir sin pañal.
  • Después de limpiar el área, aplicar leche materna y dejarla secar al aire libre. La leche materna tiene anticuerpos que pueden sanar esta irritación.

¿Cuándo acudir al médico?

bebe-colicos

Con cuidado y dedicación cualquier pañalitis debería ceder sin acudir al pediatra. No obstante, tienes que avisar a tu médico si se presentan alguno de los siguientes síntomas:

  • Ampollas.
  • Granos de pus.
  • Secreciones amarillentas.
  • Heridas abiertas.

De aparecer estos síntomas, la dermatitis se puede haber complicado con una infección por hongos. En cuyo caso, el médico debería recetar un antibiótico por vía oral para el bebé.

Cuidados extras

Si tu bebé tiene diarrea por las razones que mencionamos anteriormente, debes evitar que su alimentación acidifique más la deposición. En este sentido, evita que consuma lácteos y azúcar; opciones como el yogurt y las fórmulas lácteas tienen ambos componentes. Quizás debas suspenderlos por unos días.

Esta medida también aplica para la madre que está amamantando a un bebé con diarrea. El azúcar y las proteínas de los productos lácteos que consuma pasarán a su bebé a través del pecho. Esto no incluye a la leche materna, pues su composición está adaptada a la anatomía del bebé y más bien lo ayudará a estabilizarse.

Y muy importante: no te culpabilices. Es normal que a los niños les dé pañalitis, sobre todo cuándo usan pañales desechables. Con tus cuidados oportunos superará pronto esta dolencia.

Ver también: ¿Qué hacer si tu bebé tiene rozaduras en la zona del pañal?

Reflexión final

crema-pañal-bebe

Los pañales desechables son altamente contaminantes. Aunque no está muy claro cuánto tiempo tardan en degradarse, se estima que pueden demorar entre 100 y 300 años. El proceso para blanquear la celulosa con la que se fabrica un pañal desechable también descarga componentes tóxicos al ambiente.

A ello se suma que no se conoce en su totalidad los componentes químicos que se utilizan en la fabricación de los pañales desechables, por lo que no se ha estudiado bien las repercusiones que pueden tener estos químicos en la salud futura del bebé.

Aunque usar pañales ecológicos suma trabajo al cuidado del bebé, es perentorio considerarlos. Nuestros bebés no deberían cargar con una deuda ambiental que no les pertenece. Pensarlo vale la pena.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar