7 increíbles beneficios de las fresas para el cuidado de la piel - Mejor con Salud

7 increíbles beneficios de las fresas para el cuidado de la piel

¿Sabías que, entre sus múltiples propiedades, las fresas pueden ayudarnos a tonificar el rostro y a prevenir la aparición temprana de arrugas? Además, gracias a su textura también son exfoliantes

A la mayoría de nosotras nos preocupa la salud de nuestra piel, especialmente en esas épocas en las que el clima es cálido y tenemos que exponernos frecuentemente al sol. Por suerte, hoy en día hay una gran cantidad de productos para el cuidado de la piel, los cuales nos ofrecen la protección e hidratación necesarias para una piel suave, radiante y hermosa. Aunque en el mercado hay una gran cantidad de tratamientos con este fin, los productos naturales representan una gran alternativa para obtener increíbles resultados sin tener que invertir mucho y sin exponer la piel a las consecuencias de los químicos.

Una de las opciones recomendadas para cuidar y proteger la piel naturalmente son las fresas. Esta deliciosa fruta, que tanto nos gusta en jugos y postres, también es una buena aliada para el cutis gracias a sus propiedades. ¿Conoces los beneficios de las fresas para el cuidado de tu piel?

Atenuar visiblemente las ojeras

Ojeras

Las ojeras e hinchazón alrededor de los ojos pueden ser producto de un mal sueño, retención de líquidos o depresión, entre otros. Este problema en nuestro rostro nos hace lucir como cansados todo el tiempo y afecta notablemente nuestra belleza. La fresa tiene propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a atenuar visiblemente las ojeras y las molestas bolsas alrededor de los ojos. Para ello, solo tienes que colocar rodajas frescas de fresas en las áreas afectadas y dejarlas actuar durante 10 minutos.

Exfoliante con un agradable aroma

Las fresas también tienen propiedades que ayudan a exfoliar la piel y eliminar las células muertas, mientras deja un agradable aroma. Para ello, tritura unas cuantas fresas hasta formar una pasta, que después debes mezclar con una cucharadita de azúcar y una cucharadita de aceite de oliva. Aplícate el exfoliante natural por todo el cuerpo y masajea circularmente para promover la eliminación de células muertas en la piel.  Como resultado, vas a obtener una piel suave, humectada y regenerada.

Piel intensamente natural

Maquillaje piel seca

El jugo de fresa es ideal para una piel saludable, renovada y joven. Es rico en antioxidantes, que trabajan para renovar las células de la piel y proporcionarle un brillo natural único. Para aprovechar sus beneficios, se recomienda consumir jugo de fresas natural y también aplicarse una fresa directamente en la piel, por lo menos, tres veces por semana. Como resultado vas a notar tu piel más suave, renovada y joven.

Blanquear la piel

El ácido salicílico de las fresas es muy bueno para eliminar las células muertas de la piel y estimular el blanqueamiento de esta. Una buena mascarilla de fresas puede ayudar a recuperar el tono natural de la piel y puede ser muy útil en la eliminación de manchas u otras alteraciones. Para ello, hay que preparar una pasta con 3 fresas trituradas, unas cuantas gotas de jugo de lima y una cucharadita de aceite de oliva. Se mezclan bien los ingredientes y posteriormente se aplica en la piel, dejándola actuar entre 15 y 20 minutos. Para obtener buenos resultados es importante aplicarla 2 veces por semana.

Tónico natural

Fresas

Además de aportarle humectación a la piel, las fresas también ayudan a tonificar y prevenir la aparición temprana de arrugas. Para preparar un tónico natural de fresas debes mezclar dos cucharadas de jugo de fresas puro con 50 ml de agua de rosas. Bate bien ambos ingredientes y posteriormente llévalo al refrigerador para que se enfríe bien. Una vez esté frío, te lo puedes aplicar y puedes reservarlo hasta 10 días.

Tratamiento natural contra el acné

Las propiedades de las fresas también podrían ayudar a reducir notablemente los brotes de acné. Para conseguir este beneficio, se debe preparar una mascarilla con 7 fresas trituradas y una cucharada de crema agria. Cuando esté lista la mezcla, se aplica directamente en las zonas afectadas, se deja actuar 10 minutos y se retira con agua templada. Repite el tratamiento dos veces por semana.

Proteger la piel del sol

Diversas investigaciones han determinado que las fresas tienen una acción protectora en la piel ante los rayos UV reduciendo los daños que estos producen en el ADN de nuestras células. Este beneficio podría deberse a las antocianinas, que son los pigmentos responsables de su color rojo característico. De acuerdo con los estudios realizados, el extracto de fresa también podría ayudar a reducir los riesgos de cáncer y otras enfermedades inflamatorias y degenerativas de la piel humana.