7 interesantes cosas que hace tu cuerpo cuando estás profundamente dormido

Katherine Flórez·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas al
27 Diciembre, 2018
Lograr un periodo de sueño profundo y reparador es una cuestión de salud. Cuando el descanso se acorta o se ve interrumpido, se pueden presentar problemas. ¿Qué pasa cuando estás profundamente dormido?

Una de las principales necesidades que tiene el cuerpo es dormir entre 7 y 8 horas diarias, ya que, durante las horas en las que estás profundamente dormido, el organismo se repara y renueva sus energías para asumir una nueva jornada con la mejor disposición física y mental.

Lo que muy pocos saben es que, justo en este periodo, se realizan algunas acciones interesantes que influyen en la calidad de vida y en la salud en general. A continuación, te hablamos un poco más sobre todo lo que puede ocurrir cuando logras conciliar un sueño profundo. ¡Te sorprenderás!

1. Se incrementa el movimiento de los ojos

Se estima que, durante el ciclo de sueño, el cuerpo atraviesa por cinco etapas, siendo la última la más profunda de todas. Esta se conoce como la fase REM (rapid eye movement, o movimiento rápido de los ojos) y se caracteriza por el movimiento continuo de los ojos y la aparición de los sueños.

Según una publicación de WebMD, esta fase se logra alcanzar más o menos unos 90 minutos después de dormir y representa un 20 % del sueño total. Además, sugiere que el movimiento de los ojos se debe a que el cerebro está más activo.

Se incrementa el movimiento de los ojos
Una de las cosas curiosas que ocurren al estar profundamente dormido es lo que se conoce como movimiento rápido de los ojos.

Ver también: ¿Cuáles son las fases del sueño?

2. Se produce la hormona de crecimiento

Una de las razones por las que dormir bien es tan importante es porque, justo en ese momento, el organismo genera un proceso en el que se segrega la hormona de crecimiento.

Según una publicación de la Clínica Mayo, la hormona del crecimiento es la encargada de estimular el crecimiento en bebés y niños y, además, mantiene saludables los tejidos y órganos a lo largo de la vida.

3. Los riñones tienen más capacidad

Durante la jornada activa, los riñones trabajan para filtrar las toxinas presentes en la sangre y producir orina. Sin embargo, cuando se está profundamente dormido, ese trabajo se hace más lento y hay una menor producción de orina en comparación con el día.

Esto explica por qué casi nunca es necesario levantarse a orinar durante la noche y al día siguiente esta tiende a ser más oscura. Según un estudio publicado en Nature Communications, realizado en animales, una proteína llamada connexin43 sería la encargada de contribuir a que los riñones también tengan un reloj circadiano que controla su capacidad, la cual es menor en el día.

4. Rechinan los dientes

Este raro síntoma, que en términos profesionales se conoce como bruxismo, puede ser producto del estrés o de la mala alineación de los dientes. Esto hace que, en ocasiones, la persona sienta dolor en la mandíbula y aparezcan complicaciones dentales.

Aunque no hay estudios concluyentes al respecto, se cree que el bruxismo se desarrolla con más frecuencia en la noche porque cuando se está profundamente dormido se pierde la conciencia de detener este reflejo involuntario del cuerpo.

Cuando estás profundamente dormido te rechinan los dientes
¿Te has despertado con dolor o sensibilidad dental? Quizá padeces bruxismo y rechinas los dientes cuando estás profundamente dormido.

5. Movimientos bruscos

Este reflejo es muy común en todos los seres humanos y se produce al llegar a la fase más profunda del sueño. En este momento se experimenta un salto repentino o una fuerte sacudida y, aunque en ocasiones resulta muy molesto, es algo que ocurre de forma habitual y no debe ser motivo de preocupación.

De acuerdo con un estudio de Journal of Neurosciences in Rural Practice, existen varias teorías al respecto de estos movimientos involuntarios pero ninguna es concluyente. Ahora bien, una de ellas sugiere que son una respuesta de defensa del cerebro, ya que este vincula la relajación total del cuerpo como una caída y hace que los músculos se contraigan.

6. El cerebro desecha lo que no necesita

El cerebro acumula durante al día una cantidad de toxinas que, posteriormente, desecha en la noche al cumplir un proceso de limpieza. En dicho proceso, mitiga la fatiga mental y renueva la energía para una nueva jornada.

Una publicación de MEDTube Science, sugiere que algunas investigaciones han encontrado un vínculo entre el sueño profundo y la eliminación de toxinas del cerebro mediante un canal llamado sistema glinfático, que funciona como una vía de eliminación de residuos.

Te recomendamos leer: 6 formas de mantener sano tu sistema nervioso

7. Parálisis del sueño

Este estado se produce en la fase más profunda del sueño y se caracteriza por una molesta sensación de inmovilidad corporal. Esto puede resultar aterrador ya que, a menudo, viene acompañado de pesadillas en las que la persona es incapaz de tener algún tipo de reacción para escapar.

Según una publicación de National Health Service, aunque no existe información concluyente sobre las causas específicas de este fenómeno, se sugiere que podría vincularse a:

  • Insomnio.
  • Patrones de sueño interrumpidos.
  • Narcolepsia (dormirse repentinamente).
  • Estrés postraumático.
  • Ansiedad general.
  • Ataques de pánico.
  • Antecedentes familiares de parálisis del sueño.
Parálisis del sueño
La parálisis del sueño es un fenómeno que se presenta, muchas veces, en forma de pesadillas.

Dormir bien es sinónimo de buena salud

Dormir bien, sumado a una rutina regular de actividad física y una alimentación balanceada, es una de las mejores formas de mantener un estilo de vida saludable.

Además, se cree que una buena calidad del sueño mejora la concentración, la creatividad, el estado físico y los síntomas asociados con el estrés y la ansiedad.

Es importante recordar que, si los problemas para conciliar el sueño son constantes o algunos de los estados mencionados anteriormente resultan muy molestos y repetitivos, lo mejor es consultar al médico.

  • Clínica Mayo. Bruxismo (rechinamiento de los dientes). (2018). mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/bruxism/symptoms-causes/syc-20356095
  • F. Roballo. Parálisis del sueño: desenmascarando el fantasma, exploración holística y psicológica. (2016). sifp.psico.edu.uy/sites/default/files/Trabajos%20finales/%20Archivos/tfg_francisco_roballo.pdf
  • Clínica Mayo. La hormona del crecimiento humana: ¿Hace más lento el envejecimiento?. (2020). Recuperado el 20 de marzo de 2020.
  • Negoro, H., Kanematsu, A., Doi, M., Suadicani, S. O., Matsuo, M., Imamura, M., Okinami, T., Nishikawa, N., Oura, T., Matsui, S., Seo, K., Tainaka, M., Urabe, S., Kiyokage, E., Todo, T., Okamura, H., Tabata, Y., & Ogawa, O. (2012). Involvement of urinary bladder Connexin43 and the circadian clock in coordination of diurnal micturition rhythm. Nature Communications. https://doi.org/10.1038/ncomms1812
  • Sathe, H., Karia, S., Desousa, A., & Shah, N. (2015). Hypnic jerks possibly induced by escitalopram. In Journal of Neurosciences in Rural Practice. https://doi.org/10.4103/0976-3147.158797
  • Eugene, A. R., & Masiak, J. (2015). The Neuroprotective Aspects of Sleep. MEDtube Science.