7 juguetes hechos con material reciclado para niños

Al emplear material reciclado para elaborar juguetes no solo ahorramos dinero, sino que les estamos dando a nuestros hijos una lección para que aprendan a cuidar el planeta.

¿A quién no le ha pasado? Después de dedicar tiempo y dinero para conseguir el regalo de navidad o de cumpleaños que creíamos perfecto para un niño, este termina más feliz jugando con juguetes hechos con material reciclado, como la caja donde venía el regalo.

Cuando esto ocurre, se demuestra algo muy importante: los niños de entre 2 y 5 años no necesitan costosos juguetes para divertirse o descubrir el mundo que los rodea.

Por lo tanto, no hace falta tener grandes habilidades: con un poco de imaginación y material reciclado podemos conseguir el juguete que haga feliz a nuestro niño.

No obstante, es evidente que el juguete que sirve para niños pequeños puede no ser tan atractivo para aquellos mayores de 6 años.

Los intereses y habilidades de los niños van cambiando a medida que crecen y van evolucionando, tanto en aspectos motrices como psicológicos, emocionales y sociales.

Elementos para construir juguetes hechos con material reciclado

juguetes hechos con material reciclado

Para elaborar nosotros mismos los juguetes hechos con material reciclado lo primero que tenemos que hacer es recopilarlos.

La búsqueda del material reciclado es una tarea que involucra a todos: familiares, amigos o vecinos.

También puede ser una actividad que se vincule con la escuela o el preescolar al que asiste el niño.

Entre los materiales que se pueden acumular para la elaboración de juguetes hechos con material reciclado se encuentran:

  • Revistas, para recortar papeles de colores.
  • Recortes de telas o ropa usada.
  • Rollos y cajas de cartón de distintos tamaños.
  • Botellas de plástico, de todo tipo (gaseosas, detergente) con sus tapas.
  • Envases de cartón de leche o jugos.
  • Cartones de huevos.

Para unir todo esto y darle forma, seguramente necesitarás:

  • Pegamento (cola blanca) o cinta plástica.
  • Hilos, estambre o cordones.
  • Pinturas (témpera o pintura al frío en diferentes colores) o colorantes alimentarios.
  • Cartulinas o papel de distintos colores.
  • Pistola de pegamento térmico o silicón líquido.

Ver también: 9 manualidades fáciles para hacer con los niños

Juguetes para niños entre 2 y 3 años

1. Títeres con medias

Títeres con medias

  • Las medias (que con frecuencia se suelen quedar sin pareja) pueden convertirse en un simpático títere.
  • Con botones, recortes de tela y estambres se pueden recrear distintos personajes que den vida a nuestras canciones o cuentos.
  • Con las medias pequeñas juegan los niños, mientras que con las medias grandes juegan los padres.

2. ¡Jugando a ordenar!

  • Con cajas de distintos tamaños se crea un tren. Cada vagón puede ser utilizado guardar un tipo de juguete.
  • Decora cada vagón con recortes de papel de colores o figuras que identificarán el contenido de cada vagón.
  • Une los vagones con una tira de tela o cordones, y una vez que se termine el juego, haz la invitación: ¡vamos a guardar!

3. Pinturas ecológicas

Pinturas ecológicas

  • En primer lugar, mezcla una taza de harina o fécula de maíz con una taza de agua.
  • Seguidamente, hierve dos tazas de agua y junta con la mezcla anterior. Se revuelve hasta que tome mayor consistencia.
  • Finalmente, pinta con colorantes alimentarios de distintos colores. Podemos utilizarla sobre papel, cartones o sobre el propio cuerpo, pues no es tóxica.

Te recomendamos leer: 6 trucos de moda para una buena decoración de interiores

4. Palas excavadoras

  • Con las botellas de detergente se pueden realizar palas para escarbar en parques de arena.
  • El mango de la botella será el mango de la pala y el cuerpo se recorta de la botella.
  • Asimismo, es importante lavar bien la botella para que no tenga rastros de detergentes y limar los bordes antes de entregarlo al niño.

Juguetes para niños de 4 a 5 años

5. Títeres con pinzas

Títeres con pinzas

  • Con las pinzas de ropa se pueden hacer animales que abren sus enormes bocas y cuentan historias.
  • Con piezas de papel y pegamento se pueden crear distintos personajes.
  • Darle movimiento a las pinzas implica desarrollar destrezas a nivel motriz y a nivel intelectual mientras creas las historias.

6. Fortalezas, cohetes o cocinas

  • Con cajas grandes de electrodomésticos se pueden crear desde fortalezas, barcos piratas o cohetes, hasta la casa, la cocina o el castillo para la princesa de la casa.
  • Igualmente, la idea de estas piezas grandes es que los niños puedan entrar y salir.
  • Con pinturas y papeles de colores se puede crear el escenario ideal para que fluya la imaginación de los más pequeños.

7. Dominó gigante

Dominó Gigante INP-DG02

  • Hacer este juego es todo un reto. Primero hay que reunir 28 cajas de cereales, de similar tamaño, para hacer el clásico dominó.
  • Luego se puede forrar con los tradicionales colores blanco y negro, o crear nuevos diseños.
  • En vez de los puntos, se pueden colocar los números para que el niño aprenda a identificarlos mientras juega.

Consideraciones finales sobre los juguetes hechos con material reciclado

Con el juego estimulas los sentidos de tu hijo y desarrollas sus habilidades físicas y mentales. Aprovecha la oportunidad que el juego brinda para desarrollar el potencial de tu hijo y fortalecer la unión.

Además, recopilar el material reciclado es una experiencia educativa para toda la familia, ya que motiva el sentido de responsabilidad que se debe tener con el planeta.

También significa que jugar sirve para desarrollar el lenguaje: emplea nuevas palabras y establece reglas claras que pueda entender y seguir.

Por lo tanto, participar en la elaboración de estos juguetes estimula la creatividad del niño y del adulto. A su vez, les brinda la posibilidad de compartir tiempo en familia.