7 malos hábitos para adelgazar

Daniela Echeverri Castro·
14 Febrero, 2020
Cuando sientas ansiedad por comer y sea entre horas, puedes saciarla con una pieza de fruta o con agua.
 

Adelgazar es un reto que implica muchos hábitos, mucha disciplina y fuerza de voluntad. Si bien una dieta balanceada y algunos alimentos favorecen la pérdida de peso, es muy importante tener en cuenta otros aspectos que influyen mucho en este proceso y que complementan la dieta para dar los resultados esperados.

Si eres de las que se la pasa todo el tiempo en el gimnasio y mantienes una dieta saludable pero no logras obtener el peso que deseas, seguramente estás cometiendo algún error en tu proceso por perder peso y por esta razón tu balanza no te dice lo que tanto deseas obtener. A continuación te presentamos los 7 peores hábitos que puedes tener mientras estás adelgazando; si identificas alguno de ellos es posible que allí es donde estés fallando y más te vale empezar a corregirlo.

Poca agua

El agua juega un papel muy importante en nuestro organismo ya que además de mantenernos hidratados, favorece algunas funciones como la regulación del metabolismo así como en la pérdida de peso junto con una dieta hipocalórica, según la investigación realizada al respecto. Cuando no incluimos una buena cantidad de agua en la dieta, el cuerpo será menos eficiente en la quema de calorías y no favorecerá la eliminación de grasa para perder peso. Lo recomendado es incluir en la dieta al menos 2 litros de agua al día.

El-agua-en-ayunas

 

No desayunar

Está bien que muchas dietas recomiendan consumir ciertos alimentos en ayunas para activar el metabolismo y favorecer el proceso de adelgazamiento. Sin embargo hay quienes cometen el error de saltarse el desayuno solo por el hecho de haber consumido otro tipo de alimento previo con el fin de adelgazar.Es muy importante consumir el desayuno ya que esta comida favorece el metabolismo, da energías y te ayuda a empezar el día de la mejor manera.

Reducir el número de comidas

Cuando se reduce el número de comidas al día se comete un grave error a la hora de adelgazar. Hacer sólo dos o tres comidas al día estrictamente no hará que perdamos más peso. Cuántas comidas al día hacer dependerá de cada persona en concreto. Obviamente la alimentación debe ser saludable, evitando azúcares, exceso de sal y alimentos ricos en grasas malas.

Limitarse con los ejercicios

ejercicio

Estás más que claro que para obtener buenos resultados a la hora de perder peso es muy importante combinar la dieta con una buena rutina de ejercicios que favorezcan el funcionamiento del metabolismo y la eliminación de desechos. Hay quienes por más ejercicio que hacen no logran adelgazar o lo hacen de manera inadecuada. El error está en limitarse con los ejercicios y hacer solo aeróbicos, como por ejemplo correr, caminar, hacer bicicleta, entre otros. Para obtener resultados es importante combinar ejercicios aeróbicos con ejercicios de musculación.

 

Comer rápido

Cuando no te tomas el tiempo necesario para masticar bien los alimentos, vas a sentir menos sensación de saciedad y como consecuencia vas a querer comer más y más. Este mal hábito evita que tu organismo pueda digerir bien la comida y como consecuencia podría ser más difícil adelgazar. Así mismo es poco recomendado comer frente al televisor, usando cualquier dispositivo tecnológico, teniendo una mala postura o cualquier tipo de distracción.

No descansar bien

Dormir

Aquellas personas que no logran descansar bien tienden a sufrir problemas de salud. En concreto, la falta de sueño se ha visto asociada a la obesidad, según explica la revista Science Daily.

Estrés

Las situaciones estresantes pueden ser grandes enemigas en el proceso de querer bajar de peso. Este tipo de situaciones suelen generar ansiedad y como consecuencia vas a querer comer más de lo normal y te será casi imposible llevar una dieta saludable. Los profesionales de la salud han revelado que los niveles altos de estrés incrementan la producción de cortisol, lo que hace que el cuerpo tenga más apetito.

Tanto es así que un estudio publicado en 2015 demostró que nuestros cuerpos metabolizan más lento durante el estrés. Aunque este estrés puede ser inevitable, una buena idea podría ser tratar de manejar el estrés con la ayuda de un profesional.

 

 

En cualquier caso, son muchos los procesos que intervienen en la pérdida de peso. Es por eso que recomendamos

  • Bacon, L., & Aphramor, L. (2013). Weight science: Evaluating the evidence for a paradigm shift. In Clinical Nutrition: The Interface Between Metabolism, Diet, and Disease. https://doi.org/10.1201/b16308
  • de Vos, P., Hanck, C., Neisingh, M., Prak, D., Groen, H., & Faas, M. M. (2015). Weight gain in freshman college students and perceived health. Preventive Medicine Reports. https://doi.org/10.1016/j.pmedr.2015.03.008
  • Kuzbicka, K., & Rachon, D. (2013). Bad eating habits as the main cause of obesity among children. Pediatr Endocrinol Diabetes Metab.