7 malos hábitos que pueden afectar a la salud del tiroides

Carolina Betancourth · 16 enero, 2019
Las disfunción del tiroides se da por múltiples causas. En ocasiones puede producirse por malos hábitos como el tabaquismo. Descubre en este artículo algunos más.

La tiroides es una glándula bilobulada que se encuentra en la parte frontal del cuello, encima de la clavícula.Es un órgano endocrino cuya función principal es segregar hormonas. Así regula muchas de las actividades vitales del organismo.

Destacamos que es determinante para las funciones metabólicas. También participa en el estado de ánimo, el ritmo cardíaco y la temperatura corporal.

Debido a esto, su mal funcionamiento trae consigo una serie de consecuencias para la salud. Si no se controla influye significativamente en la calidad de vida.

Por esta razón es importante conocer qué hábitos la pueden afectar y, por supuesto, tomar medidas preventivas antes de que se genere un problema grave. A continuación queremos compartir los 7 más comunes para que procures evitarlos al máximo.

7 malos hábitos que afectan al tiroides

1. Tabaquismo

El consumo de tabaco puede deteriorar el tiroides.

El consumo excesivo de cigarrillos incrementa las probabilidades de enfermedades tiroideas. Las toxinas  que liberan afectan a la salud de la glándula.

Si bien sus principales consecuencias se dan en el sistema respiratorio, no es inusual que los fumadores representen una gran parte de los pacientes con afecciones de la tiroides.

Esto se debe a que el tabaco disminuye los niveles de la hormona estimulante de la tiroides (TSH). Esta hormona interviene en el metabolismo, la salud ocular y cardiovascular.

¿Quieres conocer más? Lee: 9 remedios herbales contra problemas respiratorios

2. Sedentarismo

El sedentarismo influye en el desarrollo de varios trastornos que afectan a la salud física y emocional. Entre ellos se encuentra el daño a la glándula tiroides.

La inactividad aumenta la tendencia a acumular grasa. Esto puede desembocar en sobrepeso, obesidad y diversos problemas metabólicos como la diabetes. Entre estos últimos también está el hipotiroidismo causado por la disminución de la segregación de hormonas tiroideas.

El hipotiroidismo repercute en varios ámbitos. Dificulta la quema de grasas, aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardíacas, alopecia, fatiga…

3. Mal manejo del estrés

El estrés puede alterar todo nuestro organismo, incluido el tiroides.

No saber cómo controlar el estrés que se presenta en la vida cotidiana puede ser un factor desencadenante del mal funcionamiento de la tiroides.

El sistema endocrino es sensible a este estado emocional. Cuando se da de forma intensa, impacta en los niveles de las hormonas tiroideas. Como consecuencia, se producen desequilibrios hormonales que afectan a la salud de otros sistemas del cuerpo.

4. Dieta baja en yodo

Los bajos niveles de yodo en general y sobre todo en la alimentación son una causa común de problemas tiroideos. Entre ellos el más común es el hipotiroidismo.

El organismo necesita esta sustancia para la producción de hormonas tiroideas. Por lo tanto, es necesario ingerir las cantidades adecuadas. Te mostramos algunos alimentos ricos en yodo:

  • Sal marina.
  • Vegetales marinos.
  • Arándanos.
  • Yogur natural.
  • Frijoles.
  • Patatas.
  • Guisantes.
  • Piña.
  • Chocolate.

5. Bebidas alcohólicas

El alcohol puede favorecer el deterioro de la glándula tiroides.

Los efectos perjudiciales del consumo excesivo de bebidas alcohólicas no son un tema nuevo. Entre estos, cabe mencionar que la tiroides es uno de los órganos más afectados.

El hígado es el más afectado por ser el encargado de filtrar y metabolizar estas bebidas. Sin embargo sus toxinas viajan a través del torrente sanguíneo y alteran la producción de hormonas, entre otros procesos.

Su ingesta puede influir en las dificultades para perder peso corporal. Si el exceso continúa participa en el desarrollo de los principales problemas metabólicos.

6. Consumo de gluten

Los pacientes con enfermedad celiaca o intolerancia al gluten pueden tener afectada su salud tiroidea debido a los efectos de las proteínas del mismo en el organismo.

Dado que el sistema inmunitario ataca a los tejidos sanos al detectar esta sustancia en el cuerpo, puede causar diversos problemas, siendo los más frecuentes en el intestino, pero también aparecen en el tiroides.

Es importante descartar la intolerancia al gluten si no se encuentra otra explicación a la patología del tiroides. Para ello siempre debemos acudir al médico y nunca iniciar una dieta restrictiva, pues puede no ser la solución y perjudicarnos

Visita este artículo: 5 signos que indican que debes eliminar el gluten de tu dieta

7. Ingesta excesiva de soja

El exceso de soja puede ser perjudicial para el tiroides.

No podemos negar que la soja es un alimento con múltiples propiedades nutricionales que muchas veces benefician a nuestra salud.

No obstante, su consumo no debe ser excesivo. En altas cantidades puede inhibir la absorción de la hormona tiroidea. De hecho, quienes ya tienen un diagnóstico de enfermedad tiroidea deben limitar o eliminar por completo este alimento y todos sus derivados.

Conclusión

¿Identificas estos malos hábitos? Si es así, procura evitarlos al máximo como medida preventiva para proteger tu tiroides. Aunque no tengas problemas con él siempre es mejor prevenir los problemas.

Ante cualquier duda no dudes en consultar a un profesional médico, ya que hay muchas causas que pueden alterar el funcionamiento de esta glándula.

Gilbert, J. (2017). Hypothyroidism. Medicine (United Kingdom). https://doi.org/10.1016/j.mpmed.2017.05.009

Wiersinga, W. M. (2013). Smoking and thyroid. Clinical Endocrinology. https://doi.org/10.1111/cen.12222

Balhara, Y. S., & Deb, K. (2013). Impact of alcohol use on thyroid function. Indian Journal of Endocrinology and Metabolism. https://doi.org/10.4103/2230-8210.113724