7 maneras eficientes de destapar tu nariz rápidamente

Lorena González · 7 agosto, 2017
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la médico Maricela Jiménez López el 10 diciembre, 2018
El vapor es una de las soluciones más eficaces a la hora de descongestionar la nariz. Puedes utilizar un humidificador de ambiente, hacerte vahos y aprovechar los vapores de la ducha.

Para destapar tu nariz es necesario que apliques varias técnicas a la vez que sigues el tratamiento que te paute el médico. Dentro de las técnicas se puede destacar el consumo de agua: que ayudará a fluidificar el moco, hidratar tu cuerpo y regular tu temperatura corporal.

Si se te suele taponar la nariz con frecuencia seguro que ya sabes lo molesta que puede llegar a ser esa sensación. Sientes que no consigues inspirar suficiente aire, te cansas y, por si fuera poco, terminas jadeando cada dos por tres.

Toma nota de los trucos que pueden ayudarte a sentir alivio en poco tiempo. 

1. Hazte un masaje entre las cejas

En el punto que hay entre ceja y ceja te puedes hacer un masaje suave que te ayudará a destapar tu nariz. Únicamente tienes que pasarte los dedos, realizando movimientos suaves y circulares, en esta zona durante un minuto.

  • Con este sencillo masaje lograrás prevenir la sequedad de las fosas nasales y la inflamación.
  • Además, todo ello tiene un efecto profiláctico y es capaz de reducir la presión en la zona frontal.

2. Masajéate las aletas de la nariz

Una vez realizado el masaje anterior, puedes proceder a realizarte un masaje en las aletas de la nariz para obtener mayor alivio.

  • Para ello solo tendrás que ejercer una ligera presión con tu dedo índice sobre la fosa en sí.
  • Así, tendrás que realizar movimientos circulares en las alas de la nariz durante 1 o 2 minutos.
  • Este procedimiento te ayudará a abrir los canales nasales y será más fácil sonarte la nariz.
  • Recuerda combinar este truco con los otros que vamos a comentarte para obtener mejores resultados.

3. Masajéate el punto entre el labio y la nariz

Hazte un masaje entre el punto que hay ubicado entre el labio y la nariz.

  • Para ello ayúdate con los dedos índice y medio y haz una ligera presión.
  • No te olvides de realizar movimientos circulares en las alas de la nariz durante 1 o 2 minutos. Este procedimiento te ayudará a abrir las fosas nasales y será más fácil sonarte.

4. Humificador de ambiente

Un humidificador en el ambiente puede contribuir con el alivio.

Mientras más seco esté el ambiente, más problemas de congestión nasal tendrás. Por ello, considera colocar un humidificador de ambiente, que es un aparato fácil de utilizar y que puede ubicarse en cualquier rincón donde te encuentres. El vapor ayudará a mantener las mucosas húmedas y así, facilitar su expulsión. 

Si la humedad que hay en aire es menor al 40 %, la mucosa de la nariz se resecará más, lo cual puede promover la irritación de las vías respiratorias, la piel seca, el picor y enrojecimiento de los ojos, entre otras molestias.

Te puede interesar: Consejos rápidos para humidificar el hogar en invierno

5. Compresa caliente

Otro truco casero para brindar alivio consiste en tomar una servilleta de tela, humedecerla ligeramente con agua y calentarla en el microondas para luego utilizarla a modo de compresa.

Tú mismo puedes sumergir la servilleta en agua caliente, exprimirla con cuidado y colocártela en la nariz durante unos segundos. Una vez retires la compresa, puedes hacerte un lavado nasal con una solución salina para terminar de limpiar la nariz.

Descubre: 3 maneras de hacer un lavado nasal

6. Bebe agua

Beber agua en abundancia a lo largo del día te ayudará a mantenerte bien hidratado y a fluidificar el moco, lo cual ayudará a expulsarlo fácilmente y a aliviar la congestión nasal.

Busca la mejor forma de beber agua: toma un vaso entre comidas o bien prepárate una infusión a media mañana y a media tarde.

Mujer tomando agua

7. Aprovecha el vapor de la ducha

El vapor de la ducha también puede ser un buen aliado para destapar tu nariz. Una vez más, la humedad te ayudará a humidificar las vías respiratorias y a fluidificar el moco, facilitando así su expulsión.

Puedes tomar una ducha larga para aprovechar sus vapores, o bien puedes hacerte tus propios vahos con una olla.

6. Toma un poco de miel

Según la sabiduría popular, la miel podría contribuir con el alivio en caso de congestión nasal. Por ello, hay quienes recomiendan tomar una cucharada de miel (sola o con limón) por las mañanas.

También se podría disolver en un vaso de agua tibia (250 ml) y beber la mezcla antes de ir a dormir para lograr mejores resultados. Los expertos en salud aclaran que el alivio realmente lo brinda el consumo de agua (que no solo hidrata el organismo sino que también ayuda a humidificar las vías aéreas).

Descubre: ¿Es el propóleo un antibiótico natural?

7. Colócate cerca un plato de cebolla picada

Un remedio casero para destapar tu nariz viene a ser la forma más sencilla del humidificador: el plato de cebolla fresca recién cortada colocado junto a la cama (o el lugar donde más tiempo permanezcas). El alimento recién picado ayudará a mantener la humedad del ambiente, contribuyendo así con tu alivio.

También hay quienes recomiendan consumir zumo de cebolla o jarabes de miel con este ingrediente para obtener mejores resultados. Sin embargo, lo más importante es que pongas en práctica todas estas medidas y sigas siempre las instrucciones de tu médico. 

  • Kaliner, M. A. (2017). Allergic rhinitis. In Neuropeptides in Respiratory Medicine. https://doi.org/10.1201/9780203745915
  • Young, T., Finn, L., Kim, H., Palta, M., Dempsey, J., Skatrud, J., … Evans, L. (1997). Nasal obstruction as a risk factor for sleep-disordered breathing. Journal of Allergy and Clinical Immunology. https://doi.org/10.1016/S0091-6749(97)70124-6
  • Deckx, L., De Sutter, A. I. M., Guo, L., Mir, N. A., & van Driel, M. L. (2016). Nasal decongestants in monotherapy for the common cold. Cochrane Database of Systematic Reviews. https://doi.org/10.1002/14651858.CD009612.pub2