7 maneras de hacer tus propias estanterías para libros y revistas

Para hacer tus propias estanterías no tienes que gastar demasiado dinero. De hecho, hay muchos materiales reutilizables que se pueden modificar para sacar adelante este proyecto.

Hay muchas ideas que te pueden servir para hacer tus propias estanterías para libros y revistas. Aunque es más fácil comprar un mueble específico para este fin, optar por hacerlo tú mismo te permite ahorrar dinero mientras pones a prueba tu creatividad.

Estos elementos se han convertido en uno de los mejores complementos para mantener el orden en las habitaciones y oficinas. De hecho, algunos han decidido ponerlos en otros lugares de la casa, ya que optimizan el espacio y añaden un diseño muy interesante.

Lo mejor de todo es que varias opciones se pueden fabricar con materiales reutilizables que muchas veces se acumulan en el hogar. En esta ocasión te queremos compartir 7 interesantes sugerencias para que no dudes en llevarlas a cabo si aún no has ordenado tu biblioteca.

Ideas para hacer tus propias estanterías para libros y revistas

Las estanterías para libros y revistas son un mueble perfecto para decorar los espacios de lectura o la oficina. A pesar de que hay armarios con este mismo fin, estas alternativas son más interesantes porque permiten tener los libros visibles a la mano.

De igual forma, no suponen demasiado gasto, pues solo basta con adquirir algunas herramientas de reciclaje y decoración. A continuación vamos a repasar algunas ideas curiosas que seguro te llamarán la atención.

Ver también: 4 maneras económicas de hacer un estante de cocina

1. Estanterías con escaleras

Estantería hecha con escaleras.

¿Estabas pensando en tirar esa vieja escalera de madera que no utilizas? ¡No lo hagas! Aunque te suene un poco extraño, es el elemento perfecto para hacer tus estanterías para libros y revistas. Debido a su particular diseño, se puede ubicar casi en cualquier esquina.

Además, el material es muy fácil de restaurar y se puede decorar con facilidad con pinturas y otros elementos añadidos. Asimismo, si la escalera es de base, no necesitarás nada más que abrirla en el lugar que deseas.

2. Estanterías con huacales de madera

Los huacales de madera o cajas de fruta son los favoritos de los amantes del reciclaje. Por su forma y tamaño, son idóneos para hacer bonitos estantes para poner libros y otros elementos que parecen no tener orden.

Si deseas que luzcan rústicos los puedes dejar en su forma natural. Si por el contrario, quieres que luzcan uniformes y estéticos, líjales un poco la superficie y decóralos con barniz y pinturas de tus colores favoritos.

3. Estanterías colgantes

Estanterías para libros y revistas colgantes.

La verdad es que solo se necesita mucha creatividad para hacer estanterías para libros y revistas. Por ejemplo, estos estantes colgantes solo requieren unas tablas de madera y cuerda. Tienes la opción de hacerlos de un solo compartimiento o varios.

4. Estanterías con especieros Bekvam

Los especieros Bekvam son curiosos compartimientos de madera que se pueden adherir con facilidad en las paredes. Debido a la popularidad que han ganado, hoy se adquieren con facilidad en tiendas de manualidades.

Sin embargo, si no los consigues, puedes hacer un diseño similar con algunas tablas de madera o cajas viejas. Como siempre, el resultado final correrá por cuenta de la creatividad que le pongas.

5. Estanterías con tubos

Si quieres que tus estanterías para libros y revistas sean distintas y duraderas, puedes optar por hacer esta curiosa idea con tubos. Inclusive, si por tu casa corren algunas tuberías por fuera, puedes aprovecharlas para hacer este tipo de libreros.

La recomendación general es tener una caja de herramientas con tornillos, tuercas y todo lo que pueda ser útil para su elaboración. Además, puedes combinarlo con el uso de tablas de madera para variar su diseño.

6. Estanterías flotantes con un libro viejo

Es cierto que hay libros que no quieres arruinar por ningún motivo. Sin embargo, si cuentas con un libro viejo que ya no utilices, puedes hacer una estantería flotante con un diseño muy original. Tan solo necesitas adherir el libro a un soporte en forma de “L” que después se ubica en la pared.

Lee también: ¿Quieres darle vida a tu hogar? ¡Decora con flores!

7. Estanterías redondas

Estanterías redondas para la habitación.

Para salir de lo tradicional a la hora de elegir una de las estanterías para libros y revistas, se puede optar por un diseño redondo. En este caso vemos que está elaborada con unos círculos de madera. Sin embargo, de modo opcional se pueden utilizar recipientes de plástico sin la base o tubos de gran tamaño.

¿Con qué estantería te quedas? Es momento de ordenar todos esos libros que tienes tirados. Elige la que más te guste y ponla en tu lugar favorito de la casa.