7 maneras de tomar más agua

11 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva
En ocasiones nos olvidamos de beber agua aunque sabemos que es un hábito que beneficia nuestra salud. Por eso, hoy te proponemos algunas estrategias para incrementar su consumo. ¡Tenlas en cuenta!

En los últimos años nos han recomendado tomar más agua, ya que es un hábito que aporta mucho a la salud. Si bien muchos lo pasamos por alto, este líquido vital interviene en todas las funciones de los sistemas principales del cuerpo. Además, también nos da energía.

Con frecuencia, nos recomiendan consumir entre 6 y 8 vasos de agua al día. Sin embargo, como lo señala la Clínica Mayo en una de sus publicaciones, esta cantidad puede variar en función de las necesidades de cada individuo. Así, una persona puede requerir más o menos de esa cantidad según su estado de salud, edad, peso y hábitos de vida.

El gran inconveniente es que muchos se olvidan de consumir agua y no llegan ni a la mitad de esas cantidad aconsejada. Por eso, es importante tomar consciencia y adoptar algunas estrategias sencillas para tomar más agua a lo largo del día.

¿Por qué es importante beber agua a diario?

Un estudio publicado en la revista médica Nutrition Reviews señala que el agua es uno de los nutrientes esenciales cuya ausencia resultará letal en pocos días. En general, hay evidencias que demuestran el papel que desempeña en la salud y las distintas funciones del organismo.

Partiendo de esto, y según los datos de esta investigación, beber agua es importante porque:

  • Protege los tejidos sensibles.
  • Estimula las funciones renales.
  • Contribuye con la salud cognitiva.
  • Ayuda a mantener un peso saludable.
  • Apoya las funciones gastrointestinales.
  • Es necesaria para la buena salud de la piel.
  • Apoya la salud del sistema cardiovascular.
  • Participa en la termorregulación del organismo.
  • Contribuye con la lubricación de las articulaciones.
  • Contribuye con el mantenimiento de buen nivel de energía y rendimiento físico y mental.
  • Favorece la expulsión de los desechos a través de la orina, la transpiración y las heces.
Chica bebiendo agua de una botella.

¿Cómo tomar más agua? Algunos consejos

Las funciones del agua en el organismo van más allá de ayudar a la hidratación. Es importante que aseguremos su adecuado consumo diario para mantenerlos vitales y saludables. ¿Cómo puedes tomar más agua? Aplica las siguientes estrategias.

1. Beber agua con limón o hierbas

Si a la hora de beber lo que nos limita es que el agua sea “insípida” podemos darle un toque de sabor con unas gotas de zumo de limón o algunas especias y hierbas. Estos ingredientes, además de ser sanos, son fáciles de conseguir  y ayudan a hacer el hábito de beber agua a diario.

  • Perejil.
  • Canela.
  • Jengibre.
  • Hierbabuena.

Descubre: 3 bebidas frutales para hidratarse

2. Tomar agua con miel

La miel también es un alimento ideal para “mejorar” el sabor del agua. Además, tiene interesantes propiedades para la salud.

Según un estudio publicado en Pharmacognosy Research, los ingredientes de la miel ejercen efectos antioxidantes, antimicrobianos, antiinflamatorios y antiproliferativos. Por eso, se considera un agente terapéutico natural.

3. Beber dos vasos de agua con cada comida

Se dice que si bebemos un vaso antes y otro después del desayuno, la comida y la cena, solo nos quedarán dos o tres vasos por beber para completar nuestras necesidades diarias. Además, nos ayudará a sentirnos llenos y a mantener bajo control el peso.

Beber agua durante la comida no malo. El agua no diluye los jugos gástricos. Se trata de un mito, ya que, beber –con moderación y de forma pausada– en las comidas facilita la asimilación de nutrientes.

4. Comprar una buena botella para el agua

Botella de agua de La mente es maravillosa.

Otro de los consejos para tomar más agua es menos evidente, pero igualmente efectivo. Se trata de hacernos con una botella ligera, reutilizable y con un buen sistema de cierre, para que la podamos llevar siempre con nosotros.

5. Aprovechar las visitas al baño

Podemos utilizar el cuerpo como señal de que es el momento de tomar otro vaso de agua. Por ejemplo, inmediatamente después de ir al baño, sería bueno que bebiéramos un vaso de agua. Antes de empezar a cocinar podemos beber un vaso de agua. De esta forma, alejaremos la tentación de picotear.

Leer también: 5 curiosos beneficios que no conocías de beber agua

6. Poner recordatorios y beber un vaso de agua

Adoptar el hábito de tomar un vaso de agua cada vez que pasemos de una actividad a otra, como antes de salir de casa, al empezar a trabajar, en la pausa, al regresar, etc., es muy beneficioso.

Para que nos sea más fácil, podemos utilizar el truco del post-it. Para ello, podemos dibujar ocho casillas en un papelito a la vista y marcar una cruz cada vez que bebamos un vaso. Esto mismo lo podemos hacer también en una pizarra acrílica para no gastar tanto papel a diario.

Anotar post-it.

7. Diluir los zumos

El último de los consejos sobre cómo tomar más agua tiene que ver con la elaboración de zumos. Los zumos contienen demasiado azúcar como para tomar vasos enteros.

Por tanto, diluirlos en una cantidad equivalente o mayor de agua. También podemos pelar naranjas, limas y limones, cortarlos en cubitos y congelarlos. Luego podemos colocarlos en vasos de agua, como si fueran hielos.

De esta manera, nos refrescarán, darán sabor al agua y nos ayudarán a consumir más frutas, además del agua que contienen.

Beber agua maximiza el bienestar

Mantener un consumo adecuado de agua a diario nos ayudará a maximizar nuestro bienestar así como gozar de buena salud. Por ello, es buena idea aplicar todos los consejos anteriores.

Si tenemos dificultades para consumir las cantidades diarias de agua que nos recomiendan los médicos, lo mejor será elaborar una estrategia que nos permita solventar esto y que nos resulte fácil de mantener en el tiempo.

  • Popkin BM, D'Anci KE, Rosenberg IH. Water, hydration, and health. Nutr Rev. 2010;68(8):439–458. doi:10.1111/j.1753-4887.2010.00304.x
  • Gil, M. I., Tomas-Barberan, F. A., Hess-Pierce, B., Holcroft, D. M., & Kader, A. A. (2000). Antioxidant activity of pomegranate juice and its relationship with phenolic composition and processing. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf000404a
  • Samarghandian, S., Farkhondeh, T., & Samini, F. (2017, April 1). Honey and health: A review of recent clinical research. Pharmacognosy Research. Medknow Publications. https://doi.org/10.4103/0974-8490.204647
  • Davy, B. M., Dennis, E. A., Dengo, A. L., Wilson, K. L., & Davy, K. P. (2008). Water Consumption Reduces Energy Intake at a Breakfast Meal in Obese Older Adults. Journal of the American Dietetic Association. https://doi.org/10.1016/j.jada.2008.04.013
  • Vandenberg, L. N., Hauser, R., Marcus, M., Olea, N., & Welshons, W. V. (2007). Human exposure to bisphenol A (BPA). Reproductive Toxicology. https://doi.org/10.1016/j.reprotox.2007.07.010