7 maneras de tomar más agua

Os mostramos siete consejos para beber más agua en vuestro día a día.

Os mostramos unas serie de consejos sobre cómo tomar más agua. Este es un aspecto fundamental de un estilo de vida saludable, sobre todo si lo acompañamos de la práctica de ejercicio físico regular.

¿Por qué es importante beber agua a diario?

Beber agua tiene una gran cantidad de efectos beneficiosos sobre el organismo. Estos son algunos de los más destacables:

  • Aumenta tu energía. Si no bebes agua, tu cuerpo estará deshidratado y te sentirás cansado, débil, mareado y sin energía.
  • No te dolerá la cabeza. Muchas veces, cuando te duele la cabeza, es porque no has bebido la suficiente agua, sobre todo por las mañanas.
  • Es bueno para tu corazón. Beber más agua regularmente reduce el riesgo de sufrir un ataque al corazón.
  • Reduce el riesgo de cáncer, especialmente los de colon, vejiga y pecho.
  • Mejora tu forma física. Beber agua, antes, durante y después del ejercicio mejora tu actividad deportiva.
  • Eliminas toxinas y limpias los riñones y evita el estreñimiento. Así mantienes un correcto funcionamiento del organismo.
  • Tu piel luce más sana y más joven.
  • Te ayuda a adelgazar gracias a su poder saciante.
Beber agua.

Debes leer: Los 8 mejores aceites para mantener la piel joven y saludable

Consejos sobre cómo tomar más agua

A continuación os mostramos una serie de consejos que os ayudarán a incorporar una mayor cantidad de agua a vuestro consumo diario:

1. Beber agua con limón o hierbas

A muchas personas el agua les resulta sosa. Para hacerla más apetecible puedes añadirle distintas sustancias que, además de sabor, le aportarán sus cualidades. Por ejemplo, unas gotas de limón harán que resulte más depurativa y te ayudará a eliminar líquidos. También puedes añadir hojitas frescas de menta o hierbabuena. O un chorrito de concentrado de granada, que es muy antioxidante.

2. Beber agua después del café

Siempre que tomes un café, acompáñalo de un buen vaso de agua. ¿Por qué? El café hace que el cuerpo segregue gastrina y el exceso de esta hormona puede llegar a provocar úlceras o gastritis. El agua fría tomada tras el café frena esta secreción.

3. Beber dos vasos de agua con cada comida

Si bebes un vaso antes y otro después del desayuno, la comida y la cena, solo te quedarán dos o tres vasos para completar tus necesidades diarias. Además, te ayudará a sentirte lleno y a mantener bajo control el peso.

Beber agua con cada comida.

Si eres de las personas que creen que beber durante la comida es malo, recuerda que el agua no diluye los jugos gástricos. Se trata de un mito, ya que, al contrario, beber en las comidas -o antes o después- facilita la asimilación de nutrientes.

4. Comprar una buena botella para el agua

Otro de los consejos para tomar más agua es menos evidente pero igualmente efectivo. Se trata de hacerse con una botella ligera, rellenable y con un buen cierre, para que la puedas llevar siempre encima.

Elige un modelo de acero o de plástico duro libre de bisfenol A, ya que esta sustancia altera el sistema endocrino y se encuentra en muchos envases de plástico. Para reutilizar son mucho mejores que las de plástico blando y transparente.

5. Bebe agua como rutina

Adopta la rutina de tomar un vaso de agua cada vez que pases de una actividad a otra, como antes de salir de casa, al empezar a trabajar, en la pausa, al regresar, etc. Para que te sea más fácil, utiliza el truco del post-it. Dibuja ocho casillas en un papelito a la vista y marca una cruz cada vez que bebas un vaso.

Anotar post-it.

6. Aprovecha las visitas al baño

Puedes utilizar tu propio cuerpo como señal de que es el momento de tomar otro vaso de agua. Por ejemplo, inmediatamente después de ir al baño intenta beber un vaso. También antes de empezar a cocinar, toma un vaso de agua. De esta forma alejarás la tentación de picotear.

Leer también: 5 curiosos beneficios que no conocías de beber agua

7. Diluye los zumos

El último de los consejos sobre cómo tomar más agua tiene que ver con la elaboración de zumos. Los zumos contienen demasiado azúcar como para tomar vasos enteros. Por tanto, dilúyelos en una cantidad equivalente o mayor de agua. También puedes pelar naranjas, limas y limones, cortarlos en cubitos y congelarlos. Luego ponlos en vasos de agua como si fueran hielos. De esta manera, te refrescarán, darán sabor al agua y te ayudarán a consumir más frutas, además del agua que contienen.

Te puede gustar