7 mantequillas saludables que puedes comer con confianza

Francisco María García · 17 agosto, 2018
Las mantequillas no solo sirven para poner en una sartén y sofreír en ellas algunos alimentos, o para integrar algunos postres. También hay mantequillas llamadas enriquecidas, que servirán para aportar su sabor a diferentes preparaciones.

La mantequilla es un aditivo delicioso que ayudar a mejorar el sabor de los alimentos. Desde hace muchos años se discute si su consumo es saludable o no, debido al alto contenido de grasas y las calorías que contiene.

Opciones de mantequillas saludables

Existen distintos tipos de mantequillas saludables que aportan sabor a tus comidas y te permiten conservar una salud óptima. La mantequilla más común y usada es la que se realiza a partir de la leche cruda de las vacas. No obstante, hay alternativas igualmente saludables y deliciosas, y que aportan más beneficios a la salud. Además, son fáciles de realizar.

Receta de mantequilla de cacahuete

Ingredientes

  • 2 tazas de cacahuetes (300 g)
  • Azúcar y sal (opcional)

Preparación

  1. Añadir los cacahuetes en un recipiente donde se puedan triturar.
  2. Mientras se van batiendo, los cacahuetes comenzarán a triturarse hasta convertirse en polvo.
  3. Continuar batiendo y triturando de forma que empiecen a soltar su propio aceite.
  4. Poco a poco y sin dejar de batir, veremos cómo la elaboración va tomando la consistencia de una crema.
  5. La mantequilla estará lista para ser consumida.
  6. Se puede conservar en la nevera hasta tres semanas, en recipientes de vidrio.

Descubre: 7 errores comunes en los que no debes caer para conservar tus alimentos

Receta de mantequilla de avellanas

Ingredientes

  • 3 tazas de avellanas tostadas (360 g)
  • Azúcar y sal (opcional)

Preparación

  1. Introducir las avellanas tostadas en un recipiente.
  2. Triturarlas hasta obtener una crema con una textura bien homogénea.
  3. Colocar la mantequilla en recipientes de vidrio.
  4. Tiempo de conserva: hasta tres semanas en la nevera.

Receta de mantequilla de almendras

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de almendras (350 g)
  • Sal (al gusto)

Preparación

  1. Si no encontramos almendras tostadas, las adquiriremos crudas y las tostaremos antes de comenzar a preparar la mantequilla.
  2. Para ello, primero es necesario precalentar el horno a 200 ºC.
  3. Colocar las almendras en una bandeja, en el horno y dejar que se tuesten y doren.
  4. A continuación, sacarlas del horno y dejar que se enfríen.
  5. Una vez frías, colocarlas en un bol y procesarlas hasta conseguir la textura adecuada. Haremos pausas en el proceso de molido de las almendras.
  6. Finalmente, echarlas a un frasco de vidrio.
  7. Al igual que las anteriores, el tiempo de conserva es hasta tres semanas.

Receta de mantequilla de calabaza

Ingredientes

  • 1 taza de puré de calabaza (210 g)
  • 1 taza de mantequilla de cacahuete casera (200 g)
  • 2 cucharadas de especias (jengibre, canela, nuez moscada) (30 g)
  • 2 cucharadas de miel (50 g)

Preparación

  1. Introducir el puré de calabaza en la licuadora o trituradora y añadir la mantequilla de cacahuete.
  2. Licuar o triturar durante unos minutos y agregar las especias y las cucharadas de miel.
  3. Volver a batir hasta que la mezcla este cremosa y libre de grumos.
  4. Verter en un recipiente de vidrio y llevar al refrigerador para que se conserve durante más tiempo.

¿Lo sabías? Las propiedades del jengibre y posibles usos en cocina y medicina

Receta de mantequilla de coco

Ingredientes

  • 3 tazas de coco rallado (240 g)

Preparación

La mantequilla de coco es una de las recetas más sencillas:

  1. Basta con colocar el coco rallado en una procesadora o licuadora.
  2. Batir o triturar durante aproximadamente ocho minutos hasta conseguir una crema.
  3. Guardarla en un frasco de vidrio en el refrigerador.

Receta de mantequilla de frutos secos

Ingredientes

  • 2 tazas de frutos secos (160 g)
  • 1 cucharada de miel pura (25 g)
  • 1 cucharadita de sal kosher (5 g)
  • Aceite de oliva o girasol (opcional)

Preparación

  1. Procesar en un recipiente los frutos secos.
  2. Luego añadir la miel y la cucharadita de sal kosher.
  3. Seguir procesando durante al menos seis minutos, hasta que se forme una crema.
  4. Añadir opcionalmente un poquito de aceite de oliva o girasol.
  5. Mezclar nuevamente hasta que el aceite se una a la mezcla.
  6. Una vez terminada, conservar la mantequilla en un frasco de vidrio en el refrigerador.

Receta de mantequilla de anacardos

Ingredientes

  • 2 tazas de anacardos (140 g)

Preparación

  1. La mantequilla de anacardos es una de las más ricas y de sabor dulce. Además, tiene el aroma de este interesante producto. Para prepararla basta con seguir los pasos de las recetas anteriores.
  2. Añadir los anacardos en la licuadora o trituradora.
  3. Licuar y mezclar por dos o tres minutos. Hacer una pausa y volver a triturar.
  4. Repetir el proceso unas cuatro o cinco veces hasta que quede una pasta cremosa.
  5. La crema estará lista cuando tenga una textura homogénea y sin trozos pequeños de anacardo.
  6. Al igual que la mayoría de las mantequillas, se recomienda guardarla en frascos de vidrio y en el refrigerador.