7 mejores posturas sexuales para gays

La intimidad es uno de los momentos en que los hombres consiguen olvidarse del mundo y ser plenamente felices; por tanto, innovar con las mejores posturas sexuales para gays podría favorecer esos encuentros

Aquellos que creen que la intimidad entre hombres es bastante limitada, realmente no se han ocupado de investigar sobre ello. Las mejores posturas sexuales para gays que te proponemos son solamente las que encabezan una amplia lista, las preferidas de quienes se entregan al placer sin miedos a las nuevas experiencias.

Ahora bien, ¡existen muchas más! Es muy probable que, una vez se comience a cambiar la rutina en la cama ya no se desee volver a repetir las de aquella primera vez. La satisfacción que causa sentir que os reconocéis en cada encuentro con tu pareja, otorga un plus de goce imposible de notar.

Si quieres descubrir las 7 mejores posturas sexuales para gays , ¡solo continua leyendo!

1. El perrito

Esta postura de las preferidas en las relaciones de individuos de todas las preferencias sexuales. Pero en el caso de los hombres homosexuales la posición es muy favorecedora.

El perrito, una de las mejores posturas sexuales para gays.

Quien actúa de pasivo se coloca a cuatro patas y su compañero, arrodillado por detrás, tiene vía directa para la penetración. Por el ángulo la misma, es profunda y muy excitante.

El miembro de la pareja que permanece debajo puede ayudar con balanceos de su cuerpo o cambiando la posición de su espalda. Acercar el pecho hacia la superficie le otorga otras sensaciones extra durante el coito, que son dignas de comprobar en persona.

Descubre: Para qué sirven los sexólogos

2. La fusión

Dentro de las mejores posturas sexuales para gays, la fusión tiene un lugar de privilegio. Es equilibrada y permite al pasivo dominar el ritmo y la intensidad de la penetración. Mientras tanto, el activo se dedica a relajarse y satisfacer sus deseos con los movimientos ajenos.

Quien hace de activo se sienta en la cama apoyando sus brazos en los laterales con la espalda inclinada hacia atrás. Su pareja se coloca encima enfrentado y tomando la misma postura. El resto es cuestión de gusto y hábitos.

3. La sorpresa

A el mundo le suele llenar de orgullo sentirse atractivos y excitar a su pareja en cualquier ocasión. Recibir una propuesta erótica de sorpresa es, en ocasiones, tan estimulante que nonos podemos resistir.

Pareja gay.

Esta es una de las mejores posturas sexuales para gays que se puede realizar en cualquier ambiente. Todo lugar en el que se encuentren unos minutos para la intimidad es propicio para practicarla.

Tan solo sorprende a tu pareja por detrás disimuladamente. Tu compañero solo debe quitarse la ropa e inclinarse hacia adelante, haciendo el resto. ¡Ambos podéis llegar a alcanzar clímax ideal! 

También puedes leer: Sorprende a tu pareja con este delicioso desayuno

4. La cucharita

Esta postura es un clásico entre los más románticos, a los que les gustan los abrazos durante las relaciones sexuales. Además, suele ser practicada entre aquellos que disfrutan del famoso “sexo mañanero”.

Postura sexual de la cucharita.

Cuando despertáis al amanecer, abrazados, ambos mirando hacia el mismo horizonte, la cucharita es una tentación. Quien está por detrás puede penetrar y utilizar sus manos para estimular el resto del cuerpo.

Asimismo el pasivo tiene total libertad para masturbarse durante el acto. También tiene la posibilidad de girar su cabeza y recibir los besos más pasionales. La contención y la pasión se conjugan perfectamente en esos instantes de entrega mutua.

Te puede interesar: ¿Por qué es importante hablar de sexo con los hijos?

5. El 69

El sexo oral no queda fuera de la lista y muchos gays logran grandes emociones con el 69. Una manera de otorgarse placer y estimularse los dos miembros de la pareja al mismo tiempo. En algunas situaciones, se utiliza como un paso previo a la penetración. En otras, se convierte en todo el acto sexual por sí mismo.

Hombre señalando al pene.

Según sea el tamaño de los cuerpos, se intenta con un hombre encima del otro colocados de manera inversa. También se puede mantener esa misma posición pero de lado. Así, ninguno soporta el peso del otro y resulta más sencillo.

6. El vaquero inverso

No siempre el sexo se practica en una cama, por lo que tener otras alternativas siempre ayuda. Hacerlo sentados también es una opción muy sensual y la penetración es tan profunda como se desee.

El activo permanece sentado en una silla, sofá o al borde de un mueble. Su compañero se sienta sobre sus genitales, dándole la espalda y dominando el coito. Ritmo, fuerza y frecuencia están en su poder y hacer variaciones con estos factores los hace terminar con una pasión incalculable.

Descubre: 5 posturas sexuales para hacer el amor en el sofá

7. La profunda

Tener un contacto visual es imprescindible algunos días y para eso está posición. Es muy aconsejable en las reconciliaciones o cuando uno de los dos está con baja autoestima. Mirar a los ojos y decir palabras afectuosas es lo que necesitáis para aumentar la autoestima.

El hombre que realizará la penetración se debe arrodillar frente a su pareja, quien por su lado eleva a los lados sus piernas flexionadas. Cada gesto y vibración muscular pueden ser analizados si mantienen la luz encendida. Un consejo es medir la intensidad para no provocar lesiones.

Quizás te interese: 5 consejos para los hombres con pene grande 

¿Qué te han parecido estas posturas sexuales para gays?

Si hoy tienes una visita sería una buena ocasión para comenzar a incursionar con estas mejores posturas sexuales para gays.

Tal vez con alguna de ellas puedas iniciar este camino hacia las nuevas experiencias. ¿A qué estás esperando?

[featured-post url=”https://mejorconsalud.com/las-4-mejores-posturas-lesbianas/”