7 menús diarios para una dieta baja en carbohidratos

Seguir una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a bajar de peso con más facilidad. Entre otras cosas, beneficia la salud metabólica y promueve el control de los niveles altos de azúcar en la sangre..

La adopción de una dieta baja en carbohidratos es una de las tendencias actuales para adelgazar de forma saludable. Aunque debemos ser cuidadosos con los desequilibrios nutricionales, estas dietas pueden ayudarnos a modelar la figura y sentirnos mejor. En este artículo te presentamos 7 menús diarios para una dieta baja en carbohidratos

Dietas bajas en carbohidratos

Alimentos ricos en carbohidratos.
Los hidratos de carbono o carbohidratos son esenciales para los seres vivos. Entre sus muchas funciones está jugar un rol protagónico en el metabolismo y controlar la síntesis de insulina. Algunos de los glúcidos más conocidos son la glucosa, la sacarosa y la fructosa.

El consumo excesivo de azúcares tiene un efecto oxidativo y puede acelerar el envejecimiento celular. Diferentes estudios los han relacionado con la aparición de enfermedades como la obesidad, la diabetes y múltiples cardiopatías. Es debido a esto que en los últimos años se ha incrementado la utilización de dietas que restringen el consumo de productos  con un alto contenido de hidratos de carbono. Las pastas, los cereales y las patatas son solo algunos de estos alimentos. La sustitución de los carbohidratos por proteínas permite estimular el metabolismo, favoreciendo la pérdida de peso.

Sin embargo, es importante que recuerdes que antes de hacer cualquier cambio drástico en tu alimentación debes dirigirte a un especialista.

A continuación te proponemos un menú completo que tiene la ventaja de disminuir el consumo de hidratos de carbono sin eliminarlos del todo. Al concluir esta semana tu cuerpo deberá estar listo para continuar con una dieta equilibrada. Nuestra propuesta es solo el primer paso.

Te recomendamos leer: 7 reglas de oro que tendrás que respetar si deseas bajar de peso

¿Cuáles son los beneficios de una dieta baja en carbohidratos?

Bajar de peso en una dieta baja en carbohidratos.
Seguir un plan de alimentación con un bajo aporte de estos nutrientes tiene diferentes beneficios para el organismo.

  • Reduce la sensación de ansiedad por la comida.
  • Estabiliza la segregación de ácidos gástricos.
  • Mejora el funcionamiento hepático.
  • Favorece el control de los niveles altos de azúcar en la sangre.
  • Reduce la acumulación de grasa y estimula la formación de masa muscular.

Menú semanal para una dieta baja en carbohidratos

Plato de salmón para nuestras cenas.
Para llevar a cabo el modelo de dieta baja en carbohidratos es importante aprender a identificar cuáles son los alimentos recomendados y cuáles se deben limitar. Entre los alimentos permitidos encontramos: frutas y vegetales frescos, legumbres, carnes magras, semillas y huevos. Deberás restringir el consumo de azúcar refinada, dulces y productos de bollería industrial, leche entera y productos lácteos de sabores.

El objetivo de esta dieta semanal baja en carbohidratos es lograr una reducción de grasa corporal. A través de esta se aprovechan otros macronutrientes como las proteínas y grasas, que se vuelven la principal fuente de energía.

Lunes

  • Desayuno:

1 vaso de leche descremada, 1 taza de fresas picadas y 2 huevos cocidos

  • Almuerzo:

1 porción de pollo o pescado, 1 tomate en rebanadas con 1 cucharadita de aceite de oliva y ½ taza de legumbres.

  • Cena:

Ensalada verde con trozos de pechuga o jamón  e infusión al gusto.

Martes

  • Desayuno:

1 toronja, 2 rodajas de pan integral con crema de maní y café al gusto.

  • Almuerzo:

1 bistec asado a la parrilla, ensalada mixta con tomate y manzana verde y 1 taza de té helado.

  • Cena:

1 porción de atún a la plancha, ensalada de berros e infusión.

Miércoles

  • Desayuno:

1 tortilla de huevo con pimiento morrón y cebolla, 2 tostadas de pan integral y 1 taza de café negro.

  • Almuerzo:

1 porción de pechuga asada, ensalada de lechuga y tomate, 1 kiwi y 1 taza de té.

  • Cena:

Ensalada de espinacas y pimientos verdes con trozos de queso y jamón de pavo e infusión al gusto.

Jueves

  • Desayuno:

Batido de fresa y arándanos con leche de coco y 2 rebanadas de pan integral con queso fresco.

  • Almuerzo:

1 porción de pescado con hierbas, ensalada de tomates cherry y aguacate e infusión al gusto.

  • Cena:

1 hamburguesa preparada a la parrilla, ensalada de vegetales verdes y té.

Viernes

  • Desayuno:

Medio tazón de moras, 1 taza de yogur desnatado y un puñado de frutos secos.

  • Almuerzo:

1 porción de carne de cerdo y ensalada de lechuga, tomate y cebolla.

  • Cena:

Ensalada de atún, 1 rebanada de pan integral y 1 mandarina.

Sábado

  • Desayuno:

1 huevo cocido, 1 taza de leche descremada y 1 taza de fresas o arándanos.

  • Almuerzo:

Ensalada mixta con vegetales verdes y nueces, 1 porción de pescado y té helado.

  • Cena:

2 lonchas de jamó de pavo, 1 plato de pepino con limón e infusión al gusto.

Domingo

  • Desayuno:

1 vaso de yogur con almendras y media taza de zarzamoras.

  • Almuerzo:

1 porción de salmón, ensalada de lechuga y pepino, aguacate y 1 taza de té helado.

  • Cena:

Ensalada mixta con trozos de pavo, 1 taza de infusión y media toronja.

Meriendas permitidas entre comidas

  • Puñado de frutos secos
  • Infusiones de plantas
  • Yogur natural bajo en grasa
  • Macedonia de frutas
  • Leches vegetales

Quizá te interesa leer: ¿Cómo hacer un yogur natural en casa fácilmente?