7 mitos cosméticos que son reales

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Karla Henríquez el 31 enero, 2019
Okairy Zuñiga · 22 febrero, 2018 · Última actualización: 31 enero, 2019 31 enero, 2019
Aunque muchos mitos cosméticos nos puedan parecer estrategias comerciales, lo cierto es que tienen una parte de realidad que debemos tener en cuenta

Podemos encontrar consejos de belleza en todas partes. Muchos se heredan de generación en generación. Pero aunque muchos de estos consejos son 100 % falsos, hay otros que se consideran mitos cosméticos y que, por extraños que resulten, son completamente ciertos.

Aquí te presentamos algunos mitos cosméticos que son de hecho reales, y la explicación lógica para todos ellos. Presta atención porque conocerlos, además, te ayudará a mantener tu belleza.

1. La máscara de pestañas debe reemplazarse cada tres meses

Máscara de pestañas

El primero de los mitos cosméticos quizás no parezca más que una estrategia comercial para que compremos más productos de belleza. Sin embargo, cambiar regularmente la máscara de pestañas es en verdad algo necesario.

La consistencia húmeda de estos productos lo convierte en el caldo de cultivo perfecto para las bacterias. Al sacar el pincel del tubo todos los días, este puede recoger bacterias fácilmente.

Pasados los tres meses, podrían ser las causantes de infecciones oculares.

  • En caso de que notes enrojecimiento, irritación o ardor en los ojos, procura recordar cuándo empezaste a usarla.
  • Ten en cuenta que si te maquillas en un entorno muy contaminado, la vida útil de tu máscara podría ser menor.

Ver también: Caída de las pestañas: causas y tratamientos naturales

2. Usar un tónico facial es necesario para todo tipo de piel

El segundo de los mitos cosméticos tiene su parte de realidad. Este mito deriva del hecho de que antaño los tónicos faciales solían ser diseñados para controlar piel grasa y evitar el acné.

Por lo anterior, hoy en día muchas personas creen que si su piel no es grasa, no necesitan tónico facial. Sin embargo, hay tónicos que están pensados para todo tipo de piel y problemas. La clave es escoger el tónico correcto para tu tipo piel:

  • Si tu piel necesita exfoliación o es grasa, busca ingredientes como ácido salicílico, glicólico o láctico.
  • Para pieles irritadas, busca un tónico con manzanilla, pepino o vitamina E.
  • Si quieres hidratación adicional, elige los que tengan glicerina, ácido hialurónico y agua de rosas.
  • Para reducir las manchas de la edad, un tónico con vitamina C puede ayudar a disminuir la pigmentación.

3. La pasta de dientes puede ser utilizada para tratar el acné

Chica con acné

El tercero de los mitos cosméticos suena totalmente falso. Sin embargo, el peróxido de hidrógeno y el triclosán que se encuentran en la pasta de dientes son ideales para secar el acné y las espinillas.

La pasta de dientes también tiene propiedades antibacterianas, por lo que evita grandes brotes.

De todos modos, no hay ingredientes en la pasta de dientes que hagan que este método sea más efectivo que los tratamientos convencionales. Y ten en cuenta que siempre es mejor emplear productos diseñados especialmente para tratar la piel.

  • Si bien la fórmula sí tiene un efecto de secado, en algunas pieles este método puede generar irritación, enrojecimiento y descamación.
  • Si notas estos síntomas, cambia de pasta o usa otros remedios.

4. El esmalte rojo puede volver tus uñas amarillas

El siguiente de los mitos cosméticos es cierto, porque las uñas absorben el pigmento presente en los esmaltes.

  • La mejor manera de evitar este tipo de manchas es aplicar una buena capa de base de esmalte trasparente.
  • Este se encargará de absorber todo ese pigmento adicional y proteger tus uñas.

Si te olvidaste de aplicar la base, asegúrate de retirar lo antes posible el esmalte rojo.

5. Dormir maquillada genera puntos negros

Chica durmiendo maquillada

El siguiente de los mitos cosméticos puede parecer una estrategia comercial de las marcas que venden líquidos y toallas desmaquillantes, pero en realidad es cierto.

  • Por la noche, la piel pasa por un proceso de renovación y reparación donde las células muertas se desprenden y surgen otras nuevas.
  • Si la piel tiene que lidiar con una capa de maquillaje, los poros se obstruyen y el proceso de renovación se ve obstaculizado.
  • Si estás demasiado cansada para desmaquillarte, puedes probar pasando un algodón empapado en agua tibia.

Te recomendamos leer: Prepara tu propia crema desmaquillante con estas 3 recetas caseras

6. Depilarse con cera reduce el crecimiento del vello

La depilación con cera es más efectiva que el afeitado porque elimina el vello desde la raíz, por lo que tarda más tiempo en volver a crecer y volverse visible.

Si bien esta depilación no puede considerarse definitiva, si te depilas con cera regularmente es posible lograr resultados durante un período prolongado.

Esto ocurre porque la depilación constante debilita el vello y daña los folículos, lo que puede hacer que eventualmente deje de crecer.

7. Después de un tiempo, la piel se acostumbra a los productos cosméticos

Algunos mitos de belleza que de hecho son ciertos

El último de los mitos cosméticos es en parte verdad. Dependiendo de los ingredientes activos de tus productos, tu piel se puede acostumbrar a ellos. Esto ocurre cuando están presentes los derivados de la vitamina A (retinol).

Esto no ocurre con otros ingredientes, como otras vitaminas y antioxidantes, los humectantes y los productos peptídicos. Aun así, los beneficios de ciertos productos cosméticos pueden estabilizarse porque se ha alcanzado la capacidad de una crema para generar cambios en la piel.

Cuando esto ocurre, tendrás que elegir un nuevo producto para continuar el progreso. Prueba diferentes ingredientes activos o pregunta a tu dermatólogo.

  • Wilson, S.E., Bannan, R.A., McDonald, M.B., and Kaufman, H.E. (1990). Corneal trauma and infection caused by manipulation of the eyelashes after application of mascara. Cornea 9, 181–182.
  • Wilson, L.A., Kuehne, J.W., Hall, S.W., and Ahearn, D.G. (1971). Microbial contamination in ocular cosmetics. American Journal of Ophthalmology 71, 1298–1302.
  • Domínguez-Delgado, C.L., Rodríguez-Cruz, I.M., Escobar-Chávez, J.J., Calderón-Lojero, I.O., Quintanar-Guerrero, D., and Ganem, A. (2011). Preparation and characterization of triclosan nanoparticles intended to be used for the treatment of acne. European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics 79, 102–107.