7 momentos cuando una mujer debe decir no

Este artículo fue redactado y avalado por filósofa y sexóloga Isbelia Esther Farías López
29 agosto, 2018
Hay situaciones de pareja en las que una mujer debe decir "no" sin que por eso, cambie la relación. Es una forma de respetar sus decisiones y hacer que la valoren.

Una mujer debe decir no en ciertos momentos y situaciones de su vida, más allá de la incomodidad que esto le pueda causar. Aunque no lo parezca, decirlo es mucho más difícil de lo que parece. Por lo menos, para algunas personas.

Aprender a decir no puede ayudar a crecer emocionalmente y a ganar mayor seguridad en uno mismo, algo que sin duda viene a ser muy positivo.

Independientemente de cómo sea recibido el no, lo importante viene a ser la expresión de los verdaderos deseos. Sin culpas, remordimientos ni vergüenza. Una mujer debe decir no en ciertas situaciones y nadie debe criticarla por ello. Ella tiene derecho a elegir lo que considere mejor para sí misma.

7 momentos en los que una mujer debe decir no

Por inocente que parezcan algunas situaciones, si la mujer no desea participar, le molesta o no le agrada, debe poder decir no. Es un buen momento para demostrar que se valora, y así hacerse valorar. Debes ser asertiva y concederte el valor que te mereces a ti misma.

1. No a los gritos, malos gestos y malas palabras

Tal vez en algún momento todos nos exacerbemos, sin embargo una cosa es enfadarse o discutir puntualmente por algo (se entiende que de forma asertiva y educada) y otra muy distinta es soportar malos gestos, gritos o palabras malsonantes.

No vale la excusa del chico de «yo soy así», ya que eso eso es una mera estratagema para no cambiar. La chica que se hace respetar querrá tener a un hombre a su lado. Y un hombre se define por sus actos, su estilo, su lenguaje y sus formas. ¿Quieres a un hombre o quieres a un niño?

Puedes leer más sobre: Consejos para «sobrevivir» a la primera cita

2. No al sexo sin preservativo en la primera cita

Sexo sin preservativo en la mujer.

El hombre, que tanto le gusta, la invita por primera vez a una cita romántica: es lo que siempre soñó y está fascinada. Las cosas avanzan felizmente y deciden juntos ir a un lugar privado para saltar al segundo nivel.

La ansiedad, el enamoramiento, la gran atracción sexual que les genera la situación, no deben nublar su razón. Si él no acepta tomar las precauciones durante el encuentro íntimo, la mujer debe decir no.

A pesar de todo, primero está el cuidado de sí mismas y luego el placer. Parece una decisión verdaderamente difícil, pero siempre es mejor prevenir que sorprenderse más adelante.

3. Una noche con sus amigos, no

El hombre decide ir a cenar con su grupo de amigos y ya por la noche la llama para que su novia se una a la reunión. Pues, es un bonito gesto y demuestra que se acuerda de ella todo el tiempo. Pero, no es motivo para que su novia salga corriendo a su encuentro.

Chica triste con los ojos cerrados

Quizá ha hecho sus propios planes o está felizmente disfrutando la soledad del hogar, entonces la mujer debe decir no. Respetar sus propios deseos del momento y no ceder a los ajenos, además a toda prisa. Agradecer la invitación y manifestar las intenciones propias, es una manera cordial de salir del paso. Lo más probable, es que lo entienda sin hacer ningún reproche.

4. No a ciertas prácticas sexuales

El sexo debe brindar felicidad, por lo que hacer algo por obligación no es bueno para nadie. Sucede que muchas parejas intentan renovar su relación y aumentar la pasión con nuevas experiencias. Pero siempre, ambos tienen que estar de acuerdo.

El respeto por los gustos de la pareja es lo que mantiene una relación saludable. En la búsqueda de nuevas alternativas, es probable que surjan todo tipo de ideas. Tríos, sadomasoquismo, sexo en lugares que nunca tuvieron, entre otros. La mujer debe decir no, cuando alguna de estas prácticas sexuales la hace sentir mal como persona. Su negativa es tan valiosa como las fantasías de su novio.

5. No dejar sus proyectos personales

Si la pareja propone que abandone alguno de sus proyectos personales, con los que sueña desde hace años, la mujer debe decir no. Es una táctica indiscutible de manipulación, si cede quedará inmiscuida en una relación tóxica.

Abandonar los estudios, el trabajo o los proyectos para ocuparse del hogar mientras su esposo trabaja, no es recomendable. Por lo menos, no debe hacerse si no es por decisión propia y sin ser influenciadas.

6. No al sexo siempre cuando él quiera

Momentos cuando una mujer debe decir no.

El encuentro sexual es uno de los pilares de las parejas, pero esto no significa que sea una obligación. Es normal, que alguna vez no tengan deseos o no se sientan en condiciones para hacer el amor. La mujer debe decir no y explicar las razones sin ambages. De hecho, si asienten sin ganas es muy probable que el resultado sea peor a una negativa. El hombre se dará cuenta y puede, incluso sospechar que no la satisface.

Es importante conocer: Qué puede causar problemas sexuales

7. No a darle tus ahorros

En varias ocasiones apoyó a su pareja a iniciar en nuevos proyectos o negocios que luego abandonó por la mitad. Definitivamente, esa persona no tiene capacidad o interés por concretar algo.

De pronto, ha decidido que con una nueva inversión encontrará su futuro, pero necesita los ahorros de la novia. Una buena compañera siempre está al lado de su amor, pero también debe ser realista. Si las experiencias anteriores no fueron fructíferas, no tiene por qué creer que ahora sí lo será.

Conclusiones sobre cuándo una mujer debe decir no

En conclusión, decir que no es una manera de salvaguardar su propio futuro. Hay que saber mirar primero hacia uno mismo, prevalecer y luego dar a los demás.

No podrás darte a nadie si eres un ser incompleto, si no te valoras o no te haces respetar. Lo mejor es preservar la propia identidad para poder darte mejor a los demás.

  • Bower, S. “Entrenamiento de la asertividad destinado a mujeres.” Krumboltz, J & Thoresen, C. Métodos de Consejo Psicológico. Bilbao: Descleé de Brouwer (1980): 557-568.
  • Carrobles, J.A., Gámez-Guadix, M. y Almendros, C. “Funcionamiento sexual, satisfacción sexual y bienestar psicológico y subjetivo en una muestra de mujeres españolas.” Anales de psicología 27.1 (2011).
  • Santos-Iglesias, Pablo, and Juan Carlos Sierra. “El papel de la asertividad sexual en la sexualidad humana: una revisión sistemática.” International Journal of Clinical and Health Psychology 10.3 (2010).