7 palabras tóxicas que tendrías que dejar de usar

Raquel Lemos Rodríguez·
12 Octubre, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Bernardo Peña al
24 Febrero, 2019
Es mejor que las palabras tóxicas sean reemplazadas por palabras positivas y sanas. Presta atención, quizás las usas sin darte cuenta.

En el día a día, quizás utilizas palabras tóxicas aunque no lo notes. Y lo cierto es que aquello que se dice tiene una importancia, aún cuando parezca que pueden ser palabras inofensivas.

Por eso, te proponemos hacer una recopilación de algunas palabras tóxicas que se deberían abandonar. Son palabras que influyen en lo que haces, en cómo te relacionas con los demás y, también, contigo mismo.

Palabras tóxicas que se dicen de forma habitual

Tal y como indicó una investigación presentada en el XXIX Congreso de investigación del Centro Universitario Anglo Mexicano (CUAM), el lenguaje es un arma valiosa que hay que saber manejar bien. Por ello, a continuación te ofrecemos un listado de palabras tóxicas para que las tengas en cuenta a la hora de comunicarte. ¡Apunta!

1. Raro

“Qué raro es”, “eso es tan raro…” son algunas expresiones que, a lo mejor, te son familiares. Y es que si así sueles definir a un individuo, pones de manifiesto algo que no tienes en cuenta: los prejuicios.

Cada vez que dices que alguien es raro, en realidad estás afirmando que tú eres el normal. Cuando afirmas que lo que hace una persona es raro, también quiere decir que lo que tú haces entra dentro de los cánones.

Pez diferente

Pero… ¿Quién determina esto? Cada uno es diferente, pero la sociedad y las modas te influencian más de lo que piensas. Por esa razón, sería positivo usar menos esta palabra y abrir más la mente.

También lee: Cuidado con las palabras, también sirven para hacer daño

2. Necesitar, palabra tóxica en una relación

Este verbo se utiliza entre las parejas en un intento de hacerle saber al otro lo especial que es. Sin embargo, tras esta palabra hay algunas afirmaciones que es mejor destapar: “sin ti no soy nada”, “lo eres todo para mí”, “qué haría yo sin ti”, “te quiero más que a mi vida”, etc.

La necesidad de otra persona para ser felices es dependencia, no amor. Sin embargo, como bien indica un estudio publicado en 2020 por la Revista iberoamericana de psicología y salud, se continua confundiendo con ese sentimiento tan puro.

3. Culpa

Tú tienes la culpa” es una frase habitual y que refleja el miedo que las personas tienen a hacerse responsables de sus propios actos. Esta es una de las palabras tóxicas más arraigadas, pero a la que menos atención se le suele prestar. Y es que quizás tiendes a escapar de la autocrítica porque quieres ser perfecto.

culpa

Si cometes un error, acéptalo. No hay nada de malo… ¿Quién no se ha equivocado alguna vez? Pero no por ello hay que echarle la culpa a quien en realidad no la tiene.

4. Feo

¿Quién determina lo que es feo o no? Quizás los cánones de belleza y la publicidad engañosa que, por medio de los retoques digitales, muestra cuerpos y rostros libres de imperfecciones.

Los diferentes tipos de belleza se ven enmarcados por los gustos del individuo donde expresa un punto de vista relativo, aún dentro de una sociedad que defiende unos cánones de belleza, estereotipando este concepto.

Juan Pablo Palacios Ríos (2019)

Si abres la mente y te liberas de estas creencias, te darás cuenta de que no hay nada feo. Cada quien o cosa tiene su belleza, con rasgos que te pueden enamorar o resultar indiferentes. En cualquier caso, algo que no te atrae a ti no implica que sea feo para otro.

5. Imposible

¿Seguro que no puedes? ¿Qué es imposible? Esta es una de las palabras tóxicas más limitantes y que, por desgracia, uno mismo se dice y se cree.

Cualquier cosa es posible en la medida de las propias posibilidades. Solo que, a veces, si te encuentras entre la espada y la pared, quizás es cuando crees que no serás capaz de conseguir o superar algo.

falta de interés

Pero eres más fuerte de lo que piensas. El “no puedo” es una negación que te limita. Cámbiala por un “yo puedo”, aunque cueste. Verás como las cosas cambian y la visión sobre el mundo, también.

6. Odio, una de las palabras tóxicas que más dañan

El odio en sí es un sentimiento que causa daño; ya no solo a los demás, sino también a quien lo siente. Es como una úlcera que va creciendo y doliendo en el interior. Sin embargo, este sentimiento está presente en frases como “odio mi trabajo”, “odio a mi pareja”, “odio mi situación”, etc. Puedes odiar esto, pero… ¿Haces algo para cambiarlo?

Si la respuesta es no, estás alimentando un rencor que tú mismo estás aceptando. El odio te llena de malos sentimientos, pero puedes librarte de él ahora mismo.

También lee: Si te lo tomas como algo personal, vivirás eternamente ofendido

7. Fracaso

Quizás la sensación de fracaso te lleva tiempo persiguiendo y, de hecho, la pronunciación de esta palabra ya hasta te aterra. Sin embargo, en ocasiones te dices a ti mismo: “soy un fracasado”.

fracasar

Se tiene la falsa creencia de que fracasar es algo terrible. No obstante, es una oportunidad para mejorar, para tomar mejores decisiones y, sobre todo, aprender de lo que se ha hecho. No hay nada malo en fracasar, al contrario. Cambia ese “soy un fracaso” por “soy una persona que aprende de cada error que comete”.

¿Y tú? ¿Utilizas alguna de estas palabras tóxicas?

¿Utilizas estas palabras tóxicas en el día a día? Ser consciente de ellas te permitirá ponerles freno para cambiarlas y sustituirlas por otras más positivas. Sin duda, estos pequeños gestos harán que veas la vida desde otra perspectiva.

¿Te atreves a comenzar hoy mismo?

  • Diego Figueroa, Regina; López Castro, Rolando; Plaza Miranda, Aitana; Torres Torres, Samantha. (2018). La palabra: el arma más poderosa. Centro Universitario Anglo Mexicano. México. Congreso de Investigación CUAM-ACMor.
  • Juan Pablo Palacios Ríos. (2019). Una belleza no tan estética. VII intercolegiado de filosofía SAPERE AUDE. https://www2.javerianacali.edu.co/sites/ujc/files/ponencias_2019_consolidadas.pdf#page=206
  • Verónica Marcos, Yurena Gancedo, Bárbara Castro, Adriana Selaya. (2020). Victimización de violencia entre novios, gravedad percibida en las conductas de violencia entre novios, mitos del amor romántico, y dependencia emocional entre chicos y chicas adolescentes. Revista iberoamericana de psicología y salud, ISSN 2171-2069, Vol. 11, Nº. 2, 2020, págs. 132-145.