7 plantas peligrosas que no deberías tener en tu hogar

Ángel Rodríguez · 7 abril, 2019
A veces, la belleza tiene sus peligros, y esto no es menos con las plantas, por eso es bueno conocerlas para evitar riesgos innecesarios.

Las plantas le dan un toque especial a la decoración del hogar. Crean un ambiente natural, purifican el aire y ayudan a darle vida a los espacios. Sin embargo, hay algunas plantas peligrosas que pueden ser tóxicas, especialmente para niños y mascotas.

Por lo general, las etiquetas que acompañan a las plantas dan recomendaciones sobre como cultivarlas, pero no advierten de los daños que pueden causar. Quien las compra nunca asume, por lo tanto, que pueden ser plantas peligrosas.

También es posible que en algún paseo por el campo descubras alguna planta de gran belleza y te animes a llevarla a tu casa sin saber si representa algún peligro. Pero algunas veces, es precisamente su belleza una trampa que puede causar muchos problemas.

Plantas peligrosas que no deberías tener en tu hogar

1. Las hortensias

Hortensias
A pesar de su color brillante, las hortensias tiene alto riesgo de producir paro respiratorio.

Es quizás una de las plantas más populares para la decoración del hogar. Sus flores de vivo azul son muy vistosas, sin embargo, son su parte más peligrosa.

Si se mastica la flor de la hortensia se puede producir un paro respiratorio, baja la presión arterial y hay un alto riesgo de sufrir mareos y desmayos. Las hojas y el tallo también producen esos efectos pero en menor escala.

Estos síntomas son producidos por la hidracina, un compuesto familia del cianuro que está presente en esta planta, tan hermosa y común en nuestros casas.

Te puede interesar: Las plantas que deberías tener en tu baño

2. Los lirios

Los lirios, también conocidos como azucenas, son unas de las flores preferidas en los ramos y en macetas decorativas. No obstante, quienes tienen gatos deberían evitarlos.

Hay muchos tipos diferentes de lirios y todos tienen efectos negativos en los gatos. Algunos irritan el tracto digestivo de los felinos y les producen diarrea y vómitos. Otros tipos de lirio les afectan los riñones y pueden causarles la muerte.

Los estudios no han logrado descubrir cuál es la sustancia que causa el envenenamiento en los gatos, pero si han determinado que apenas dos pétalos pueden ser fatales. 

3. La Salvia divinorum

Salvia divinorum
El mayor riesgo de la salvia se deriva de su potencial como alucinógeno.

Este tipo de salvia puede tomar por sorpresa a muchos incautos, ya que suele confundirse con la salvia común, que es comestible y tiene muchos beneficios para la salud.

La Salvia divinorum tiene un compuesto alucinógeno parecido al LSD. Aunque los indígenas del Amazonas la usan para fines rituales, su consumo puede causar daños irreversibles, pues crea estados de alteración de la conciencia y alucinaciones que en ocasiones se convierten en recurrentes y permanentes.

Por esa razón, cuando veas la etiqueta que dice “salvia”, asegúrate de que no tenga el apellido divinorum.

4. Floripondio, trompetas de Angel o campanitas: Plantas peligrosas

Esta planta, conocida con diferentes nombres según la región, es un árbol frondoso y muy decorativo. Sus flores, muy atractivas, cuelgan hacia abajo como una falda o campanita. Para mayor tentación, su sabor es dulce y agradable.

Sin embargo, el floripondio también es una planta alucinógena. Sus flores causan episodios psicóticos, enajenaciones, parálisis y pueden llegar a ser mortales. Esto se debe a que tiene alcaloides tropánicos, sustancias que también están presente en drogas sintéticas y que inhiben el sistema nervioso.

5. La trinitaria

Trinitaria
Esta planta trepadora es peligrosa por sus efectos cardiotónicos.

Es muy común en los exteriores de las casa, ya que trepa por las paredes y les da color con sus flores.

Las flores, el tallo y las semillas de la trinitaria contienen cianogénicos y oleandrina, ambas sustancias tóxicas que afectan al corazón. Si se ingiere intencionalmente o por accidente, a las pocas horas se presentarán arritmias y taquicardias, además de mareos, vómitos y diarrea.

6. La adelfa

También conocida como ‘laurel en flor’, la adelfa tiene pequeñas y delicadas flores, por eso es una de las plantas favoritas tanto en interiores como en exteriores. Sin embargo, es una planta peligrosa para personas y animales.

La adelfa contiene glucósidos que al comerlos aceleran el ritmo del corazón, producen sudores, nauseas, vómitos, diarrea y problemas de respiración.

También es peligrosa al contacto con la piel, pues su tallo tiene una sustancia lechosa que puede ser irritante. Por eso, se recomienda usar guantes al sembrarlas, trasplantarlas o podarlas.

Lee también: Cómo calmar la alergia en la piel: 3 tratamientos caseros

7. La Diffenbachia

Diffenbachia
Una de las más clásicas en interiores y exteriores por su fácil mantenimiento puede provocar irritación al contacto.

Esta planta, también conocida como ‘Lotería’ y ‘Amoena’, es muy popular por su colorido y fácil mantenimiento en interiores y exteriores. Esta planta tiene asparragina que es una sustancia irritante. Puede causar problemas de piel a algunas personas y si se mastica puede producir inflamación de garganta y problemas en el corazón.

Plantas peligrosas: recomendaciones generales

Estas plantas peligrosas son muy decorativas y fáciles de encontrar, por eso es siempre aconsejable manejarlas con cuidado y mantenerlas fuera del alcance de mascotas y niños.

Además, es bueno tomar otras precauciones:

  • Recoge las hojas y pétalos que se desprendan de la planta.
  • Pon etiquetas que adviertan de su peligro.
  • Lávate las manos después de tocar las plantas.
  • Si tienes mascotas, asegúrate que tienen un recipiente con agua fresca para evitar que tomen agua acumulada en las plantas.

Y recuerda, cuando compres una planta nueva, busca información que te pueda ayudar a saber si es una planta peligrosa.