7 Posibles razones por las cuales no estás perdiendo peso

Daniela Echeverri Castro·
24 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la pedagoga en educación física y nutricionista Elisa Morales Lupayante al
09 Abril, 2019
El sedentarismo es uno de los mayores causantes del sobrepeso y la obesidad. Asimismo, las personas con problemas para conciliar el sueño tienen un metabolismo más lento y sus hormonas del hambre se ven afectadas y tienden a comer más.
 

Es cierto que la dieta y el ejercicio son claves para perder peso y mantenerlo equilibrado. Lo que no es tan cierto es afirmar que esto es lo único que se debe hacer para lograr el peso ideal; de acuerdo a las investigaciones, hay otras posibles razones por las que una persona puede aumentar de peso.

Si estás llevando una dieta saludable y haces regularmente ejercicios pero aún no logras bajar de peso, algunas de las siguientes razones podrían ser la causa de no conseguir resultados. Te presentamos las 7 posibles razones por la que te cuesta trabajo perder peso.

7 posibles razones por las que no estás perdiendo peso

Antes que nada, ten en cuenta que las siguientes claves no pueden ni deben reemplazar el diagnóstico médico. Para un tratamiento personalizado del posible problema de salud que creas enfrentar, lo mejor es consultar con un profesional.

No estas durmiendo lo suficiente

Dormir es una de las posibles razones por las que no pierdes peso

Estudios han revelado que las personas que tienen problemas para conciliar el sueño o duermen menos de cinco horas tienen un metabolismo más lento y sus hormonas del hambre como la leptina y grelina se ven afectadas.

 

La leptina es aquella hormona que le indica al cerebro cuándo dejar de comer. Por su parte, la grelina (producida en el estómago) estimula el hambre. Para dar una solución a esto, una de las posibles razones es tener una buena rutina de sueño con al menos 8 horas diarias de descanso.

Consumes azúcares ocultos

Azucar.refinada.efectos.en.la.salud.2

Los azúcares ocultos pueden estar presentes incluso donde menos lo piensas. Sin que lo sepas, quizás la estás consumiendo en cantidades considerables. Lo haces a través de barras energéticas, cereales, bebidas rehidratantes, salsas y untables.

Para evitar esto, es muy importante que leas muy bien la etiqueta antes de comprar tus productos. Podrías evitar aquellos que contengan azucares refinados. Consulta con un nutricionista para obtener más información específica de acuerdo con tus objetivos.

Ver también: Torta de plátanos y avena sin harina ni azúcar

Cuentas calorías y no nutrientes

Obviamente, cuando queremos perder peso, las porciones de calorías deben ser más pequeñas. Sin embargo, hay quienes se obsesionan con este detalle. Así, olvidan que hay nutrientes muy importantes que deben ser incluidos en la dieta saludable.

 

En este caso, lo más importante es pensar en la calidad y no basarse solo en las calorías, incluyendo alimentos con aportes de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Pasas mucho tiempo sentado

El estilo de vida sedentario es uno de los mayores causantes del sobrepeso y la obesidad. Muchas veces, puedes pensar que no hay tiempo para ejercitarse, pero en realidad es que hay falta de interés. Lo recomendado por la OMS es hacer al menos 30 minutos diarios de ejercicios, ya sea caminando, corriendo, trotando, haciendo bicicleta, entre otros.

No te tomas el tiempo necesario para cocinar

La combinación de un estilo de vida sedentario con una mala alimentación es uno de los peores enemigos del buen peso. Muchos, por falta de tiempo, optan por consumir alimentos congelados, comidas rápidas o cualquier combinación de comida chatarra.

La solución es empezar a sacar más tiempo a la semana para preparar una cena saludable y, en especial, preparar un buen desayuno, una cuestión muy importante por muchos motivos.

Estás lidiando con un problema hormonal

Muchas veces pruebas de todo para bajar de peso, pero por el contrario, sigues aumentando. En este caso, lo recomendado es consultar al médico. Esto se debe a que el aumento de peso podría ser el resultado de un trastorno hormonal, como por ejemplo el hipertiroidismo, síndrome de ovario poliquístico y resistencia a la insulina.

 

Al consultar con el médico, él podrá indicarte el tratamiento a seguir para poder mejorar esta condición. Además, si se confirma que el problema es una condición hormonal, es bueno que empieces a incluir en la dieta proteínas saludables, verduras, algas y ácidos grasos esenciales.

Quizá te interese: 6 hormonas que intervienen en el ciclo de ovulación

No estás consumiendo porciones significativas de ácidos grasos esenciales

Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados.
Los ácidos grasos Omega 3 y 6 se encuentran en altas concentraciones en los pescados.

Durante muchos años, los planes alimenticios y las dietas para adelgazar se volvieron enemigos de las grasas. Hoy en día, hay muchos productos “bajos en grasa” que prometen una mejor alimentación. A pesar de esto, las tasas de obesidad y sobrepeso van en aumento.

El error que se puede cometer a la hora de perder peso es no incluir en la dieta grasas saludables, como por ejemplo los ácidos grasos presentes en el aceite de linaza, el aceite de pescado, las nueces y las semillas. Este tipo de grasas poseen diversos beneficios para el organismo, como reducir los niveles de colesterol y prevenir enfermedades cardíacas.

 
  • Franklin, B. A., & Rubenfire, M. (1980). Losing Weight Through Exercise. JAMA: The Journal of the American Medical Association. https://doi.org/10.1001/jama.1980.03310040059034
  • Wang, Z., Yang, Y., Fu, L., Yang, Y., Wang, S., Ma, D., … Ma, J. (2016). Effects of health management programs on weight among overweight or obese adults. Zhonghua Liu Xing Bing Xue Za Zhi. https://doi.org/https://dx.doi.org/10.3760/cma.j.issn.0254-6450.2016.04.010
  • Gearing, M. E. (2013). Childhood Obesity, Development, and Self-Regulation in Girls: Three Essays. ProQuest Dissertations and Theses.