7 posturas de yoga para la felicidad

10 junio, 2018
Practica yoga al menos por una hora cada día para revitalizar tu mente, hacer a un lado las preocupaciones y sentirte más feliz.

Quizás no sea la respuesta definitiva para encontrar la felicidad, pero nada cuesta intentarlo: ¡Practicar yoga puede hacerte más feliz! O, al menos, estar más tranquilo, prevenir enfermedades y revitalizar el organismo. Algunas posturas de yoga te ayudarán a mejorar tu salud emocional.

Si te animas a incluir esta práctica en tu vida, puedes intentar las siguientes posturas o asanas para llenarte de energía, y alcanzar la tranquilidad y la felicidad:

1. La abeja

Una postura ideal para reducir el estrés es la abeja. Esta postura te permitirá regular la tensión arterial y es ideal para estirar la columna vertebral y los músculos de las piernas.

¿Cómo se hace?

  • Coloca las plantas de los pies pegadas una a la otra y aleja las piernas flexionando las rodillas.
  • Luego lleva lentamente el cuerpo hacia adelante.
  • Toma tus pies con tus manos y flexiona los codos.

Como muchas de las posturas de flexión hacia adelante, favorece el equilibrio emocional y previene la ansiedad y el insomnio.

2. La liberación

Una asana especialmente indicada para meditar y aliviar el estrés es la de la liberación o Muktasana.

  • Parecida a la del loto, la postura se realiza sentada, acercando uno de los pies al muslo contrario, mientras que con el otro tocas el empeine.
  • Luego, manteniendo la espalda recta, se colocan las manos sobre las rodillas.

3. La cobra

Si deseas una recarga de energía vital y sexual te recomendamos la postura de la cobra.

  • Esta asana se realiza acostándose boca abajo, con las palmas de las manos apoyadas en el suelo y elevando el torso.

No obstante, el aumento en la energía no es su único beneficio: esta es una de las asanas que puede ayudarte a adelgazar rápidamente.

posturas de yoga

4. El bastón

Otra de las posturas de yoga sencillas para relajar el cuerpo y calmar la mente es la del bastón.

  • Para realizarla, siéntate con las piernas estiradas, rectas y juntas.
  • Con las manos junto a las caderas presionadas sobre el suelo, estira la espalda para alinearla.

Además de ayudarte con la relajación, esta postura la postura del bastón te ayuda con los problemas de ciática y fortalece la espalda, por lo que es un excelente ejercicio.

5. El loto

Aunque no sepas mucho de las posturas de yoga seguramente sabrás cuál es la del loto, o la clásica posición para meditar. Tiene algunas variantes que se adaptan a la flexibilidad y experiencia de las personas que la practican.

  • Se realiza sentado, con las piernas estiradas hacia delante.
  • Luego, flexionando las rodillas, toma uno de tus pies y ubícalo por encima del muslo contrario.
  • Repite el movimiento con el otro pie y procura acercarlos lo más posible a tus caderas.

Al tener las manos libres y los hombros relajados, la asana del loto te ayuda a alcanzar la tranquilidad, la paz mental y a concentrarte. Además, con esta postura alineas tus 7 chakras.

6. Savasana (el cadáver)

Al final de tu clase de yoga seguramente conocerás la postura Savasana, o postura del cadáver.

  • Para realizarla debes acostarte boca arriba, con las piernas y los brazos estirados y relajar cada uno de tus músculos.
  • La idea es que reduzcas tus pensamientos al mínimo y que te permitas aislarte para que tu cuerpo descanse completamente.

No te distraigas: en la postura Savasana no debes quedarte dormido ni pensar en lo que tienes que hacer después de clase. Su dificultad radica en que exige concentrarse en relajar todos los músculos del cuerpo conscientemente, asimilar lo aprendido, meditar y dejar que las tensiones salgan.

7. El Niño

Conocida como Balasana, la postura del niño es ideal para relajarse y descansar, por lo que te ayudará a disminuir la fatiga. Suele hacerse en las práctica luego de asanas más difíciles para que el cuerpo se relaje.

  • Se hace desde la posición de rodillas, apoyando los glúteos en los talones.
  • Después debes inclinarte hacia adelante, de manera que el pecho toque las rodillas, y apoyar la frente en el suelo.

El yoga te ayuda a alcanzar la felicidad de tener buena salud

Entre los beneficios físicos de las posturas de yoga de las que te hemos hablado también están:

  • Producen un aumento de la dopamina y la oxitocina, neurotransmisores que generan una sensación de felicidad en el cuerpo.
  • Generan cambios en la amígdala cerebral, lo que nos ayuda a controlar la ansiedad.
  • Estimulan el sistema nervioso parasimpático.
  • Incrementan el flujo sanguíneo de los órganos.
  • La actividad física ayuda a reducir los niveles de colesterol en la sangre.
  • Mejoran el drenaje linfático, ayudando a este sistema a combatir las infecciones.
  • Reducen los niveles de cortisol, hormona relacionada con el estrés.
  • La relajación obtenida en la práctica de yoga ayuda a mitigar los dolores de cabeza.

La práctica continua de yoga puede ayudar a mejorar y preservar la salud, al ser una actividad que une el ejercicio físico con la reflexión y meditación. Además es ideal para dedicarse un momento de bienestar.

Te puede gustar