7 preguntas que deberías hacerte para ser más feliz

Es importante que valoremos cada momento. Aprovéchalos al máximo y sé feliz, porque el pasado ya no está y el futuro aún no existe

La felicidad no es un estado, sino una aspiración que deberíamos aprender a cultivar y a promover cada día. Como ya sabes, la vida diaria suele ponernos muy a menudo numerosas limitaciones que nos impiden poder alcanzar ese estado de paz interior y de satisfacción que suele construir la felicidad.

Podríamos decir pues que es casi “imposible” ser felices cada día y en cada momento, pero lo que sí podemos lograr es estar bien con nosotros mismas, sentirnos satisfechas con lo que hacemos y lo que tenemos, alejándonos todo lo posible de esas emociones negativas que generan el estrés, la ansiedad y, en consecuencia, la infelicidad.

Para lograrlo, para conseguir tener una vida más plena y satisfactoria, deberíamos, en primer lugar, dar respuesta a estas sencillas preguntas. Te invitamos a leer el siguiente artículo como simple ejercicio de reflexión.

1. Las decisiones que estás tomando ahora, ¿las has elegido tú o has dejado que otros las tomen por ti?

En ocasiones priorizamos más las necesidades de los demás que las nuestras. ¿Por qué lo hacemos? ¿Por qué a veces nos dejamos llevar y no expresamos en voz alta lo que de verdad nos gustaría hacer?

  • Por miedo a hacer daño a las personas que queremos.
  • Por indecisión e inseguridad.
  • Tenemos miedo a los cambios o a la incertidumbre, a salir de nuestra “zona de confort”.
  • Preferimos que los demás decidan por nosotros, ya que de ese modo evitamos equivocarnos.

No dejes que otros pongan voz a tu corazón, o que pongan límites a tus aspiraciones. Tarde o temprano te sentirás frustrada por no haber tomado tus propias decisiones, así que… ¿Por qué no arriesgarnos?

2. ¿Cuánto hace que sentiste una auténtica felicidad? ¿Cuándo te sentiste realmente orgullosa de ti misma?

Si apenas recuerdas cuándo tuviste alguna de estas dos sensaciones es que algo está ocurriendo en tu vida. Es importante que valoremos en cada momento qué sentimos y cómo anda nuestra autoestima. Si no te sientes bien contigo misma y no encuentras satisfacción con lo que haces, tal vez deberías cambiar algo en tu vida.

Tal y como te hemos señalado al inicio, “no hay por qué ser inmensamente feliz cada día”. Basta con disfrutar de una tranquilidad cotidiana, ahí donde estemos bien con nosotras mismas, y con lo que nos envuelve.

3. ¿Qué es peor? ¿Haber fallado o no haberlo intentado nunca?

Felicidad

Seguro que estarás de acuerdo con nosotros en que lo peor es lamentar no haber vivido, no haber experimentado, aunque ello supusiera algún error en su momento. Es posible que te equivocaras con aquella relación afectiva, o con esa elección que hiciste hace unos años, pero lo que te aportó, el aprendizaje que obtuviste de esa experiencia, ha merecido la pena.

Arriésgate, sé valiente. La vida es un camino lleno de oportunidades que merece la pena probar.

4. Si no es ahora, ¿cuándo?

Las personas estamos casi obsesionadas con planificar, con apuntar en la agenda lo que tenemos que hacer mañana, situar en el futuro esos sueños ansiados (“Cuando tenga vacaciones me cuidaré un poco más”, “Algún día haré ese viaje”, “El día menos pensado me priorizo más a mí misma en lugar de preocuparme por ti”)

¿Por qué no empezamos hoy mismo? La auténtica felicidad, la que importa, está en el “aquí y ahora”. Es este mismo momento el que de verdad debes aprovechar al máximo, porque el pasado ya no está y el futuro aún no existe.

5. Si tuvieras que darle el mejor consejo del mundo a tu hijo… ¿Cuál sería?

autoestima niños

Piénsalo durante un momento. Nosotros, mientras tanto, te damos unas buenas opciones:

  • Sé valiente y atrévete.
  • Sé humilde.
  • Ama a los demás y a ti mismo.
  • Sé agradecido.
  • Conócete mejor y priorízate.
  • Respeta a los demás.
  • Aprende todo lo que puedas cada día y en cada momento.

6. ¿Qué es lo que te gustaría cambiar de tu vida?

Puede que ya no estemos a tiempo para hacer algunos cambios. Tienes alguna arruguita más en tu rostro y ya tienes alguna cana, pero eso es algo hermoso que hemos de asumir con integridad. Nos referimos a otros aspectos más concretos:

  • ¿Tus amistades son sinceras? ¿Tienes algún amigo tóxico?
  • ¿Te gustaría tener otro trabajo?
  • ¿Crees que deberías cambiar algo de ti misma para ser más feliz? ¿Ser más atrevida? ¿O más reflexiva, quizá?

7. ¿Qué te diferencia del resto de personas que conoces?

boca-mujer

Busca virtudes en ti misma, esas ventajas que tienes sobre los demás y que aún no reconoces:

  • ¿Eres una persona paciente?
  • ¿Eres de las que aporta siempre calma y equilibrio a la familia?
  • ¿Eres la que siempre arranca una sonrisa a los demás?
  • ¿Eres la que sabe escuchar y la que ofrece los mejores consejos?
  • ¿Eres creativa?
  • ¿Soñadora?
  • ¿Se te da bien cocinar o escribir? ¿Eres toda una profesional en tu trabajo?

Reflexiona sobre todas estas preguntas y valora en qué punto te encuentras. Tal vez necesites hacer unos pequeños cambios para disfrutar de esa felicidad tranquila, con la cual encontrar satisfacción en el día a día, sin artificios y valorando lo que es importante. Piensa en ello.

Te puede gustar