7 preguntas poco comunes que debes hacerle a tu ginecólogo

Okairy Zuñiga · 30 diciembre, 2018
Aunque nos pueda dar vergüenza, el ginecólogo es la persona que mejor puede resolver nuestras dudas en el terreno sexual, donde se incluyen la depilación íntima o el uso de lubricantes

Una vez que iniciamos nuestra vida sexual es importante acudir con el ginecólogo, por lo menos, una vez por año. En caso de que notes algún problema o síntoma extraño, debes acudir cuanto antes.

No obstante, siendo sinceras, estas visitas son un poco incómodas para muchas mujeres. Por ello, no es raro que haya quienes llegan y tratan de salir lo más pronto posible.

Sin embargo, es importante que te des el tiempo de conversar con el ginecólogo para hacerle alguna preguntas importantes.

Aquí tienes una lista de los temas que debes consultar con este médico aunque te sientas muy incómoda. Después de todo, recuerda que él está habituado a estas dudas y a ti te puede evitar inconvenientes mayores.

La elección del ginecólogo.

1. ¿Es normal que mi menstruación sea irregular?

Lo regular es que el ciclo menstrual dure unos 28 días. Sin embargo, algunas mujeres pueden tener ciclos más cortos o más largos y variaciones ocasionales.

  • Es importante que le comentes este tema a tu ginecólogo para descubrir si es algo normal o si será necesario realizar algunas pruebas o tomar otras medidas.
  • En caso de que vivas con alguna enfermedad crónica, posiblemente el ginecólogo te dé algunas indicaciones extra.

2. ¿Qué exámenes médicos debo hacerme en pareja?

Si estás saliendo con una nueva pareja, antes de tener relaciones es importante que converséis sobre vuestra salud sexual.

Además de esto, nunca está de más realizarse pruebas médicas para estar seguros de que no hay enfermedades de transmisión sexual.

  • Aunque pueden llegar a un laboratorio y pedir una serie de pruebas, sería bueno que primero visites a tu ginecólogo para que te indique qué exámenes pedir.
  • Luego, debéis regresar con él para que os explique los resultados y converséis sobre las dudas que pueda haber.

Quizá te interese: La importancia de visitar periódicamente al médico

3. ¿Puedo depilarme y qué tanto?

La depilación en la zona vaginal es un tema algo polémico. Por una parte tiene una función estética y puede resultar atractivo para algunas personas que desean evitar olores y otras situaciones similares.

  • Sin embargo, el vello púbico tiene como objetivo funcional evitar que bacterias y residuos entren en el conducto vaginal.
  • Por eso, aunque a ti te parezca que este es un tema muy personal, debes conversarlo con tu ginecólogo antes que con tu estilista.

El médico te indicará si es recomendable que depiles toda la zona o solo una parte de acuerdo a tu salud vaginal y antecedentes.

En caso de que suelas sufrir infecciones con regularidad, posiblemente te recomiende evitarlo o hacerlo con ciertas precauciones.

Depilar la zona del bikini en casa.

4. ¿Debo usar lubricante íntimo?

En cualquier supermercado, farmacia y sex shop puedes encontrar lubricantes de todo tipo. Por eso, no es común pensar que antes de usar uno haya que preguntarle a tu ginecólogo si hay precauciones o consideraciones que debas tomar.

  • Sin embargo, es importante saber que no todos los productos se pueden usar de la misma forma y con igual regularidad.
  • Por ejemplo, el lubricante que se utiliza para facilitar el sexo anal quizá sea completamente distinto al necesario para combatir la sequedad causada por la menopausia.

Tu médico considerará otros factores, como alergias y condiciones específicas, al indicarte el producto a usar.

5. ¿Cuáles son las mejores posiciones para quedar embarazada?

Es común pensar en visitar al ginecólogo cuando descubres que estás embarazada. Sin embargo, deberías visitarlo cuando tu pareja y tú estáis empezando a planificar la llegada del nuevo miembro de la familia.

  • Aunque te parezca raro, tu ginecólogo puede darte algunos consejos para facilitar el embarazo.
  • Un buen ejemplo son las mejores posiciones sexuales, pues no todas facilitan la llegada del esperma al óvulo.

Ver también: Embarazo múltiple

6. ¿Es normal el flujo vaginal que tengo?

Aunque la lubricación vaginal aumenta de forma natural durante la ovulación, el flujo vaginal abundante podría ser un signo de problemas e infecciones.

  • En caso de que notes cambios en el color, textura o cantidad es importante que preguntes a tu médico si hay algún problema o si es algo regular.
  • Recuerda que otras señales de alarma son olores desagradables y colores fuera de lo común.

Si bien puedes tomar algunas medidas por tu cuenta, solo tu ginecólogo puede determinar las causas reales y el mejor tratamiento posible.

7. ¿Sangrar después de tener sexo o durante el mismo es algo natural?

Dependiendo de tu edad y características personales es posible que en alguna ocasión presentes sangrado al tener relaciones sexuales.

Esto puede suceder porque hubo demasiada fuerza o porque no se tuvieron algunos cuidados. También puede ocurrir que llevas bastante tiempo sin tener sexo y, luego de tenerlo, sangres.

En todo caso, debes avisarle a tu ginecólogo para que descarte un problema mayor. Dale especial atención al problema si se repite con frecuencia.

Candidiasis vaginal, infección.

No subestimes la visita a tu ginecólogo/a

¿Qué te parecen estas preguntas? Seguro que has pasado por alto alguna de ellas, pero es recomendable que no lo hagas en lo sucesivo.

Tu salud depende en gran medida de lo que ocurre con tu sexualidad. Por ello, hablar abiertamente con este médico es vital, así que date el tiempo de hacerlo.