7 problemas de salud que se pueden solucionar con limón, pimienta y sal

Daniela Echeverri Castro·
28 Mayo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso al
28 Mayo, 2020
Tanto la pimienta como otros ingredientes comunes en nuestras cocinas pueden convertirse en remedios naturales para tratar de aliviar los síntomas del resfriado y de otras dolencias.
 

La combinación de limón, pimienta y sal es un remedio tradicional para que podría servir para tratar varias dolencias. Aunque a menudo se utilizan como aderezo para ensaladas y carnes, sus principios activos podrían ser útiles para prevenir algunas afecciones.

Tanto la pimienta como el limón son alimentos con propiedades antiinflamatorias, antisépticas y actúan contra la congestión. Su principal ventaja es que no producen efectos secundarios y pueden emplearse el tiempo que sea necesario para que nos alivien.

A continuación te explicaremos qué 7 problemas de salud podrías tratar con estos tres simples ingredientes. ¡Descúbrelos!

1. Dolor de garganta

Las propiedades antisépticas y antimicrobianas de este remedio natural podría reducir la presencia de bacterias, tal y como afirma un artículo publicado en la revista International Journal of Food Microbiology.

También tiene un efecto antiinflamatorio y analgésico que podría mitigar el dolor y la sensación de malestar.

Mujer con dolor de garganta.

Ingredientes

  • 1 cucharada de zumo de limón (10 ml).
  • ½ cucharadita de pimienta negra (2 g).
  • 1 cucharadita de sal (5 g).
 
  • 1 vaso de agua (200 ml).

Procedimiento

  • Mezcla el zumo de limón fresco con la pimienta negra y una cucharadita de sal marina.
  • Vierte todo en un vaso de agua tibia y realiza gárgaras varias veces al día.

Lee también: Prepara un espray natural para las molestias de la garganta

2. Congestión nasal

La combinación de pimienta negra con canela y comino nos da como resultado un expectorante natural para aliviar la congestión y el exceso de mucosidad.

Ingredientes

  • Pimienta negra (2 g).
  • Canela molida (2 g).
  • Comino molido (2 g).
  • Cardamomo (5 g).

Procedimiento

  • Mezcla todos los ingredientes en un recipiente, de modo que quede un polvo fino.
  • Huele el producto concentrado para calmar los estornudos y la nariz tapada.

3. Cálculos biliares

Los cálculos o piedras biliares son unos depósitos duros que se pueden formar en la vesícula biliar. Suelen bloquear los conductos biliares y producir un dolor punzante e intenso.

El aumento del consumo de frutas podría evitar la formación de estos cálculos, según un artículo publicado en la revista Europena Journal of Clinical Nutrition. Por este motivo la ingesta de jugo de limón, en el marco de una dieta rica en vegetales, podría resultar un modo de prevención.

Si los cálculos se agravan pueden requerir medicación o cirugía. Si crees que puedes tener cálculos biliares, consulta con tu médico.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón.
  • 1 cucharadita de pimienta negra (5 g).
  • 3 cucharadas de aceite de oliva (48 g).

Procedimiento

 
  • Mezcla el jugo de medio limón con el aceite de oliva y la cucharadita de pimienta negra.
  • Divídelo en dos tomas: una en ayunas y otra antes del almuerzo.
  • Consúmelo como mínimo durante tres semanas seguidas.

4. Aftas bucales

Las propiedades cicatrizantes de la sal del Himalaya pueden ser eficaces para aliviar las aftas bucales y disminuir la proliferación bacteriana.

Ingredientes

  • 1 cucharada de sal del Himalaya (10 g).
  • 1 taza de agua (250 ml).

Procedimiento

  • Disuelve una cucharada de sal del Himalaya en una taza de agua tibia y realiza gárgaras tres veces al día.

5. Náuseas

El malestar estomacal y las náuseas se podrían aliviar con un poco de jengibre fresco o bien una simple mezcla de limón, pimienta y sal. Tanto la pimienta como el limón tienen conocidas propiedades digestivas. No obstante no existen estudios en humanos que avalen estos efectos, por lo tanto se trata de un remedio basado en el saber popular.

Ingredientes

  • 1 vaso de agua (250 ml).
  • 2 cucharaditas de jugo de limón (10 ml).
  • 1 cucharadita de pimienta negra (5 g).

Procedimiento

  • Vierte el jugo de limón y la pimienta negra en un vaso de agua tibia.
  • Tómalo despacio, hasta dos veces al día.

6. Dolor de muelas

hay personas más sensibles al dolor que otras
 

El dolor de muelas puede ser una señal de infección bacteriana. En esos casos, en el ámbito popular se dice que preparando una mezcla de limón, pimienta y sal, se podría «matar» parte de esas bacterias malignas que puedan estar detrás del problema.

Se considera que la pimienta tiene propiedades antisépticas, y combinada con el clavo, podría reducir la cantidad de bacterias en la zona dolorida. El refuerzo vendría por parte del limón y la sal.

Si tienes dolor de muelas, ve al odontólogo. Adicionalmente, procura mantener una buena higiene bucal y tener en cuenta que las infecciones dentales se pueden prevenir si se eliminan microorganismos perjudiciales, y si además se limita el consumo de alimentos ricos en azúcar.

Ingredientes

  • Aceite de clavo (2,3 g).
  • Pimienta negra molida (2 g).

Procedimiento

  • Incorpora la pimienta negra en el aceite de clavo hasta obtener una pasta.
  • Aplícate el producto con la ayuda de un cepillo y déjalo actuar 5 minutos.
  • Enjuaga con agua tibia y úsalo todos los días.

Te puede interesar: Remedios naturales para el dolor de muelas

7. Frío y gripe

Por su elevado contenido en vitamina C y minerales, el limón es uno de los frutos más recomendados para prevenir y tratar los síntomas de la gripe y los resfriados.

La ingestas de grandes dosis de esta vitamina podrían mejorar la función inmune frente a enfermedades respiratorias, según un estudio publicado en la revista Nutrients.

Ingredientes

  • El jugo de ½ limón.
 
  • 1 taza de agua (250 ml).
  • 4 cucharaditas de miel (25 g).
  • 1 cucharadita de pimienta negra (5 g).

Procedimiento

  • Exprime el limón y mézclalo con la pimienta y la miel de abejas.
  • Vierte el producto en una taza de agua tibia y mézclalo bien.
  • Consúmelo dos o tres veces al día, hasta sentirte mejor.

¡Estos remedios no son milagrosos!

Limón, pimienta y sal son ingredientes que han de incluirse con moderación en el marco de una dieta equilibrada y variada para poder aprovechar sus beneficios. No es necesario consumirlos a diario en grandes cantidades.

Por otra parte, hay que tener en  cuenta que, aunque puedan brindar algunos beneficios, no son alimentos milagrosos. Por ende, aunque el consumo de las bebidas mencionadas anteriormente pueda contribuir con el alivio, no son, por sí mismas, la solución a un problema. En todo caso, son un complemento a un estilo de vida saludable.

Por último, hay que tener en cuenta que muchas de las propiedades medicinales que se le atribuyen a limón, pimienta y sal, forman parte de la cultura popular y que no están sustentadas en evidencia científica.

Hay que tener en cuenta que muchos de los efectos positivos no han sido evidenciadas en seres humanos, sino en animales. Por esto mismo, hacen falta ensayos más grandes para corroborar su utilidad en muchas de las situaciones citadas.

 
  • Barnes, J. (2005). Plantas medicinales. Kurtziana.
  • Mesa, F. (2009). Propiedades de el Limón. Universidad de Lima.
  • Foronda, E. picón (2013). Capacidad antimicrobiana de subproductos cítricos de Limón, Naranja y Mandarina frente a E.coli, Salmonella typhimurium. Universidad Politécnica de Valencia 20.
  • Yazgan H., Ozogul Y., Kuley E., Antimicrobial influence of nanoemulsified lemon essential oil and pure lemon essential oil on food - borne pathogens and fish spoilage bacteria. Int J Food Microbiol, 2019.
  • Penniston KL., Wertheim ML., Nakada SY., Jhagroo RA., Factors associated with patient recall of individualized dietary recommendations for kidney stone prevention. Eur J Clin Nutr, 2016. 70 (9): 1062-7.
  • Carr AC., Maggini S., Vitamin C and immune function. Nutrients, 2017.