7 propiedades curativas y nutritivas del camote

Ángela Aragón 11 febrero, 2018
Las presentaciones más comunes de esta raíz tuberculosa suelen ser el puré y la sopa de verduras. No obstante, existen muchas recetas más. ¡Descubre más con nosotros!

El camote es el tubérculo que comúnmente conocemos por el nombre de batata, boniato, papa o patata dulce. El nombre de ”camote” proviene del náhuatl camohtli) y cuenta con un sabor muy agradable.

Esta raíz tuberculosa es ideal para introducir un nuevo ingrediente en algunos platos y darles un toque diferente. Si estás embarazada, al comerlo tu bebé también podrá disfrutar de las cualidades nutritivas del camote, ya que es especialmente rico en ácido fólico.

Aunque su origen es tropical, lo podemos encontrar en todo el mundo. En un primer momento, su éxito se debía a su delicioso sabor dulce. Gracias a este, se ha usado como un postre en sí mismo, así como ingrediente principal.

Cocinarlo es muy sencillo: basta con asarlos o cocerlos y mezclarlo con los ingredientes que deseemos. A continuación te contamos más respecto a sus propiedades.

Propiedades curativas y nutritivas del camote

1. Cuida tu piel

cuidadado-de-la-piel

Queramos o no queramos, nuestra piel está expuesta al sol. Dicha situación provoca que aparezcan manchas en la tez. Asimismo, sucede con el paso del tiempo.

Se recomienda incorporar algo de camote a la dieta para frenar este fenómeno; ya que es rico en betacaroteno (elemento esencial para que la piel se mantenga lisa y limpia).

Ver también: 6 formas de utilizar limón para embellecer tu piel

2. Mejora los problemas de la vista

El origen hay que buscarlo en la vitamina A. El camote perfecto para el tratamiento de la vista, habida cuenta de que se trata de elemento sustancial para el funcionamiento de dicho sentido. De hecho, está indicado para complementar la terapia de afecciones, como las cataratas, el glaucoma y la ceguera nocturna.

Para aprovechar las ventajas nutritivas del camote en este aspecto, recomendamos que lo tomes al menos tres veces a la semana.

3. Favorece una buena circulación

Mejorar la circulación sanguínea

Además de las vitaminas, posee antioxidantes. Estos sirven para reducir los niveles de colesterol. Este dificulta que la sangre fluya con normalidad, ya que añade espesor a la misma.

El camote es un gran aliado para cuidar de la salud cardio y cerebrovascular. También nos ayuda a concentrarnos y comprender mejor la información que recibimos, ya que nuestra mente está mejor alimentada con camote que sin él.

Te recomendamos leer: 7 tratamientos naturales para la circulación

4. Es un gran analgésico

Entre las ventajas curativas y nutritivas del camote podemos contar su potencia como antiinflamatorio. Esto se debe a que contiene polifelones, que ayudan considerablemente a reducir el malestar y el dolor.

No se trata de un simple analgésico. Más que quitar el dolor, impide que se produzca la hinchazón que lo genera. Por ello, sugerimos que lo incluyas en tu alimentación, si tienes dolores articulares, migraña o contracturas musculares.

5. Elimina toxinas residuos

Elimina toxinas residuos

Lamentablemente, cuando comemos y bebemos, ingerimos elementos que difieren mucho de lo que buscamos. Colorantes, saborizantes, cal, plomo, entre otros. Todo ello entra en nuestro organismo, sin que podamos evitarlo.

Sin embargo, sí podemos actuar para eliminarlos de algún modo. En el caso del camote, encontramos una cantidad de glutatión. Dicha sustancia facilita la eliminación de radicales libres y de metales pesados. Incluso, si tomas medicamentos como el paracetamol, también impulsa su expulsión.

6. Previene la diabetes

En otras ocasiones ya hemos hablado de lo que sucede con el azúcar. Su sabor nos agrada tanto que llega a ser adictivo. Pero la glucosa es un peligro para nuestra salud. Por tanto, lo mejor es buscar alternativas.

El camote es un buen sustituto para el azúcar y los alimentos ricos en aditivos, edulcorantes y afines.

También contiene mucha fibra, por lo que nos genera una mayor sensación de saciedad. Así, evitaremos tener hambre y recurrir a esos snacks industriales que tan atractivos nos parecen, cuando comemos a deshoras.

7. Ácido fólico para el embarazo

8 consejos para recuperar tu figura tras el embarazo

En cuanto nos enteramos de que estamos embarazadas, comenzamos a tomar ácido fólico. Esta sustancia es muy importante en la primera etapa del crecimiento del bebé, ya que su déficit afecta al cerebro y la espina dorsal del feto.

Las propiedades curativas y nutritivas del camote demuestran cómo los alimentos naturales son una fuente de salud. Por ello, aquí nos gusta recuperarlos y recordar las características que han provocado su conservación a lo largo de siglos.

Te puede gustar