7 razones que explican por qué nos dan los tics oculares

Lorena González · 30 abril, 2017
Si a pesar de cambiar tus hábitos y reducir el estrés sigues experimentando tics oculares, es conveniente que acudas a un especialista para descartar posibles problemas de salud más importantes

Quizá en determinadas etapas hayas tenido tics oculares y no sabes muy bien por qué. Si es el caso, presta atención, vamos a conocer siete motivos que podrían ser los causantes de que padezcamos esta molestia de manera ocasional.

Y es que, aunque por lo general los asociamos al cansancio, hay que estar alerta. Según afirman los propios especialistas, a veces los tics oculares pueden indicar problemas más serios en el organismo.

Características de los tics oculares

Mujer con tics nerviosos

  • Los tics nerviosos, como es el caso de los tics oculares, son espasmos involuntarios y repetitivos.
  • Se dan en el músculo del párpado y puede durar desde unos segundos a un minuto o dos. Incluso, pueden acompañarnos durante días de manera intermitente.
  • La mayoría de las veces se trata de un tipo de tic en el que solo el párpado inferior del ojo está involucrado.
  • En ocasiones, el párpado superior también puede contraerse, con las molestias que ello conlleva.

Lee también: Cómo refrescar los ojos irritados con 5 soluciones caseras

¿Por qué se producen los tic oculares?

Recuerda que un tic nervioso puede deberse a muy diferente razones. A continuación, os vamos a presentar los más motivos más comunes. No obstante, si observas que se prolonga en el tiempo, te recomendamos que acudas a un oftalmólogo.

1. Estrés

El estrés es uno de los principales causantes de este tipo de tics, por lo que combatirlo será fundamental para lograr que desaparezcan los molestos tics.

Para intentar evitarlos, lo más importante es relajarse y dormir bien. En principio, con estas sencillas recomendaciones deberían remitir, ya que nos ayudan a superar el estrés.

2. Falta de sueño

Mujer que no puede dormir

Y si perjudicial es el estrés, en el caso de los tics oculares no lo es menos la falta de sueño. Aunque nos pueda parecer un hecho medianamente inofensivo, no dormir lo suficiente también puede provocar temblor en los párpados.

La solución en este sentido es bastante sencilla, y pasa por mantener unas horas de descanso y de sueño completo diario que solucionarán este problema. Lo recomendable es dormir 8 horas, sin interrupciones.

3. Sequedad ocular

Muchas veces la aparición de tics oculares es fruto de la sequedad ocular. Se trata de una molestia común entre personas que pasan mucho tiempo frente al ordenador o que usan lentillas.

Si tienes este tipo de tic y notas que tus ojos están secos, necesitarás ponerte unas gotas hidratantes o lágrimas artificales para aliviarlo.

4. Vista cansada

Mujer con vista cansada y tics oculares

Si crees que tienes la vista cansada quizá necesites cambiar de gafas. Y es que hasta los problemas más mínimos relacionados con la vista pueden hacer que tus ojos trabajen más. Todo ello acabaría provocando el molesto temblor de párpados. Si crees que es tu caso, revisa tu vista.

Además, el uso excesivo de dispositivos electrónicos también puede derivar en problemas de vista cansada. Intenta seguir la regla de los 20 minutos cuando vayas a usar los dispositivos electrónicos, de tal modo que cada 20 minutos debes desviar la mirada de la pantalla y dejar que tus ojos descansen.

5. Exceso de cafeína

La ingesta en exceso de cafeína también puede provocar problemas relacionados con los tics oculares. Un buen modo de evitarlos es reducir el consumo de café durante una o dos semanas y ver si los tics oculares desaparecen. En cualquier caso, recuerda que la cafeína se debe consumir con moderación.

6. Alcohol

Mujer bebiendo una copa de vino

Igual que ocurre con el café, un exceso de alcohol también puede derivar en tics oculares de lo más molestos. Por ello, lo mejor será que pruebes a excluir durante un tiempo las bebidas alcohólicas. Notarás la diferencia.

Conoce cómo funciona la absorción del alcohol

7. Mala alimentación

Ya se sabe que somos lo que comemos. Por ello una mala alimentación también puede acabar derivando en problemas relacionados con los tics oculares. Recuerda que la deficiencia de algunos nutrientes (como el magnesio) provoca que aparezcan tics oculares.

Por ello, lo importante es llevar una dieta equilibrada y un estilo de vida saludable, ya que así conseguirás que los órganos funcionen correctamente.

Presta mucha atención a las señales que te proporciona tu organismo. Algunas, como el temblor de párpados, puede deberse a problemas más importantes de lo que se puede llegar a pensar.