7 razones por las que deberías consumir más pescado azul

Entre los múltiples beneficios del pescado azul destaca su aporte de ácidos grasos omega 3, que nos ayudan a depurar el colesterol malo (LDL) y reducen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares

El pescado azul es uno de los alimentos que ha ganado fama en todo el mundo, ya que su incorporación en la dieta tiene muchos beneficios.

Es una variedad de pez que destaca por su alta concentración de proteínas y ácidos grasos omega 3, nutrientes que ayudan a mejorar la salud en muchos aspectos.

Su contenido de calorías es inferior en comparación con otros tipos de carnes y, además, cuenta con vitaminas y minerales que ayudan a cumplir con los requerimientos del organismo.

Lo mejor de todo es que es muy versátil en cuanto a su preparación y, dado que se combina muy bien con otros alimentos, es fácil añadirlo en el plan de alimentación.

Entre los más recomendados cabe mencionar:

  • Salmón
  • Caballa
  • Arenque
  • Sardinas
  • Atún
  • Anchoa
  • Trucha marina

Cualquiera de estos se puede ingerir dos o más veces a la semana para disfrutar de sus interesantes bondades para la salud.

¡Conócelas!

1. Protege la salud cardiovascular

Salud-cardiovascular

Ingerir por lo menos dos porciones de pescado azul a la semana puede reducir de forma significativa el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares.

  • Esto se le atribuye a su significativo aporte de ácidos grasos omega 3, una sustancia saludable que limpia el colesterol malo (LDL) y, a su vez, regula la presión arterial alta.
  • Su absorción, en conjunto con los aminoácidos y minerales, ayuda a disminuir la inflamación de los tejidos del cuerpo y optimiza el funcionamiento del corazón.

Ver también: 9 trucos para fortalecer tu corazón

2. Fortalece el funcionamiento cerebral

Los ácidos grasos omega 3 que proporciona este alimento también tienen interesantes efectos positivos sobre la salud del cerebro.

  • Su poder antiinflamatorio favorece el proceso de limpieza cerebral y disminuye el riesgo de deterioro cognitivo o pérdida de la memoria.
  • A su vez, su ingesta promueve la producción de las hormonas del bienestar, las cuales regulan las emociones y el sistema nervioso.

3. Evita problemas de salud visual

Mejora la salud visual

Tanto el pescado azul como otras fuentes de omega 3 tienen la capacidad de proteger los ojos contra afecciones crónicas como la degeneración macular.

Este problema provoca discapacidad visual y, a menudo, afecta a las personas que llegan a la tercera edad.

  • Hay estudios que sugieren que, comer hasta tres porciones de este pescado, puede reducir en un 42% el riesgo de degeneración macular en las mujeres.

4. Previene la depresión

Aunque la depresión es un trastorno emocional en el que influyen muchos aspectos, el consumo de pescado azul puede ayudar a mejorar los efectos del tratamiento.

  • Este alimento brinda antioxidantes y aminoácidos esenciales que, tras ser absorbidos, disminuyen la producción de cortisol, hormona que influye en el malestar emocional.
  • A su vez, sus ácidos grasos omega 3 elevan la producción de endorfinas y serotonina, neurotransmisores responsables del bienestar.

5. Cuida la salud ósea

Fortalece los huesos

Además de brindar omega 3, el pescado azul contiene proteínas y minerales esenciales que ayudan a proteger los huesos contra los efectos del estrés oxidativo.

  • Su pequeño aporte de calcio ayuda a cumplir con los requerimientos del cuerpo, reduciendo el riesgo de pérdida de la densidad ósea.
  • El potasio y magnesio ayudan a controlar el exceso de inflamación y previenen condiciones óseas crónicas.

6. Fortalece la masa muscular

Una de las razones por las que se aconseja este alimento como parte del plan de alimentación es porque tiene la capacidad de ayudar a fortalecer la masa muscular.

  • Sus proteínas de alta calidad se asimilan con facilidad en el organismo y, en unión con sus grasas saludables, favorecen la formación de músculo magro.
  • Entre otras cosas, estos nutrientes mejoran el rendimiento físico y, por lo tanto, son ideales para entrenar con más energía.

Te recomendamos leer: Cómo desarrollar masa muscular en los brazos

7. Mejora el sistema inmunitario

Fortalecer el sistema inmunológico

Los nutrientes esenciales contenidos en esta variedad de pescados son un gran complemento para mejorar las funciones de nuestro sistema inmunitario.

  • Sus vitaminas y minerales ayudan a mejorar la activación de mecanismos de defensa y, a su vez, favorecen la identificación de agentes patógenos.
  • Por otro lado, sus grasas saludables y proteínas mejoran la producción de anticuerpos y ayuda a acelerar la recuperación de infecciones y problemas respiratorios.

¿Estás buscando hábitos para mejorar tu salud? Sin lugar a dudas, añadir pescado en tu dieta es una de las mejores decisiones que puedes tomar si deseas cuidarte.

Es un alimento muy completo que, en porciones moderadas, te permitirá disfrutar de platos más variados.